Jesús Ordovás: “En Radio 3 ha habido y todavía hay mucha gente puteada, ninguneada y mal pagada”

Jesús Ordovás

La fama de Jesús Ordovás (ex Radio 3) ha traspasado fronteras, de ahí que Kill the Zine de Perú le haya hecho esta interesante entrevista:

Cuando empecé a interesarme por la escena musical alternativa de España de los 80s, lo que luego fue conocido como “movida madrileña”, -que también tuvo su rebote en otras ciudades como Vigo o Barcelona- me sumergí en la historia de todas aquellas bandas y siempre daba con un nombre que muchas veces era mencionado por los protagonistas: Jesús Ordovás. Un DJ de Radio Nacional de España que jugó un papel muy importante en la difusión de grupos como Siniestro Total o Kaka de Luxe, así como en el posterior movimiento independiente de dicho país. Aquí les dejó una extensa entrevista con Ordovás, quien nos contó los diferentes avatares de su vida.

– Primero quiero agradecerle por aceptar esta entrevista que cruzará el charco. Usted es considerado como la persona que educó musicalmente a varias generaciones de españoles, así como impulsor de lo que es llamado como “movida madrileña” y música independiente de dicho país. ¿Es consciente de lo que significó su programa radial Diario Pop para los jóvenes del país? ¿Cómo llegó a Radio 3 y logró pasar a grupos como Siniestro Total?
– Sí. Cuando en 1979 me contrataron para hacer un programa en Radio 3 -“Criba 3”, se llamaba aquel espacio- intenté dar a conocer a toda España (y parte de Francia, Portugal y Marruecos, ya que las potentes antenas de Radio Nacional de España traspasaban fronteras antes del advenimiento de internet) las maquetas y las primeras grabaciones que los grupos de Madrid, Barcelona o Canarias (recuerdo especialmente al grupo Palmera) me enviaban desde los días en que hacía “Un Rollo más de Jesús Ordovás” en Onda Dos).
Cuando el director de Radio 3 escuchó a Kaka de Luxe, a Burning, a Ramoncín, a Los Rápidos o a la Banda Trapera del Río me llamó a su despacho y me dijo que ese no era el tipo de grupos que él quería que escuchara “la juventud” (era un tipo que formaba parte de la vieja guardia franquista que todavía mandaba en RNE). Y me advirtió seriamente de que podía rescindir mi contrato y echarme de la emisora.
Entonces decidí pergeñar unos cuantos programas con grupos internacionales para hacerle creer que me había asustado, pero en cuanto recibí el primer single de Loquillo y ampliaron la programación aproveché para que mi programa se llamara “Esto no es Hawaii”, y volví a la carga con las maquetas y los discos de grupos españoles que iban apareciendo poco a poco.
Luego, cuando en 1982 nombraron a otro director me puse en contacto con Diego A. Manrique y José Miguel Contreras –un amigo del director que quiso colaborar con nosotros- para hacer un Diario Pop en el que Diego se encargaría de la parte internacional del programa y yo de la nacional, dejándole a Contreras que hiciera alguna que otra colaboración esporádica, junto a otros colaboradores que nos enviaban noticias desde Londres o Nueva York.
Diario Pop tuvo un gran éxito, y “Esto no es Hawaii”-la sección del programa que dedicaba íntegramente a dar a conocer las maquetas y los discos de los nuevos grupos españoles –no se la perdía nadie. Todo el mundo escuchaba esas canciones con un transistor, medio dormidos en sus camas- ya que se emitía a la una de la madrugada-tomando buena nota de lo que oían y grabando con sus radiocassettes aquellas barbaridades.
Menos mal que aquel primer director franquista se había jubilado, porque si hubiera escuchado la primera maqueta de Siniestro Total con lindezas tales como “Hoy voy a asesinarte”, “Matar jipis en las Cíes”, “Los Chochos voladores” o “Atatolah no me toques la pirola”, me habría puesto en la calle al día siguiente.
Aquella maqueta fue un acicate para que todos los grupos que querían expresarse formando grupos más o menos menos punk me enviaran sus maquetas y fanzines. Y ya a la vuelta del verano del 82 publicamos el primer fanzine del programa, con una lista de las canciones más votadas por los oyentes.
La canción más votada fue “Ayatolah”, de Siniestro Total (todavía en maqueta) y luego iban otras con no menos enjundia como “Branquias bajo el agua” (Derribos Arias), “Programa en espiral” (Aviador DRO), “Tan lejos” (Décima Víctima), “Hay un hombre en mi nevera” (Glutamato Yeyé), ”Quiero ser santa” (Parálisis Permanente), ”Autosuficiencia” (Parálisis Permanente), “Ataque preventivo de la URRS” (Polanski y El Ardor), ”Bailando” (Alaska y los Pegamoides), “Mucho vicio” (Amodovar & McNamara), y así hasta un centenar más:

“Unidos” (Parálisis Permanente) “Siete menos cuarto” (Pistones), “Mario encima de armario” (Siniestro Total), “Golpes” (Gabinete Caligari), “Ella es demoledora” (Farmacia de Guardia), “Sin futuro” (TNT), “Purdey” (Siniestro Total), “Holocausto Canibal” (Glutamato Yeyé), “Cantante de Ópera” (UA), “Dios Salve al Lendakari” (Derribos Arias), “Cómo perdimos Berlín” (Gabinete Caligari), “Radio 222” (RPM), “Fuera de la ley” (Desechables), “Matar jipis en las Cíes” (Siniestro Total), “Una nota di bianco” (Oviformia), “La bruja del funk” (Objetivo Birmania), “Quiero ser guitarra de Siniestro Total” (PP Tan Solo), “Putrefacto” (Decibelios), “Corazón Loco” (Glutamato Yeyé), “Venganza” (Los Nikis), “Esclavo de la noche” (La banda del tren), “Datos” (Metal & Ca), “Europa ha muerto” (Ilegales), “Oh, qué casualidad” (Loquillo), “La esperanza está en Atenas” (Diseño Corbusier), “Paso hambre (Neozelanda), “Las tetas de mi novia” (Siniestro Total), “Telepatía” (Aviador Dro), “El coche de la plas” (PVP), “Cita en Hawaii” (La Mode), “Caminando por el valle “ (L Tropicana ), “Juegos sucios” (Nacha Pop), “No tengas miedo” (La banda del tren), “Chica del metro” (Telegrama), “Johnny Mofeta” (Último Resorte), “Punto de observación” (Esclarecidos), “Te espío” (Las Chinas), “Rompeolas” (Radio Futura), “Alta tensión” (Nacha Pop), “Hoy voy a asesinarte” (Siniestro Total), “La tribu de las chochoni” (Alaska y los Pegamoides), “Miedo” (PVP), “En una revista vi que Alaska había crecido” (Polanski y el Ardor), “Sangre en el museo de cera” (Los Nikis), “Pasión por los decibelios” (Los Nikis), “Hablamos de nosotros” (Oviformia), “Te he prometido” (TNT), “Tinieblas en negro” (Danza invisible), “Aquella canción de Roxy” (La Mode), “Te ahogaré en el WC (La broma de Satán), “Extraño corte de pelo” (Los Coyotes), “Electricidad” (Cámara), “Antígena Australia” (Terminal), “El expreso de Bengala” (Cardiacos), “Ladrando por ti” (091), “Mal estudiante” (Toreros), “Autopista” (loquillo), “La línea se cortó” (Alaska y los Pegamoides), “Vicky” (Alaska y los Pegamoides), “Vértigo” (Alaska y los Pegamoides), “Arco Iris” (Iniciados), “Yo quiero una isla” (Código Neurótico), “Qué divina está hoy la playa” (Taco & the Bunnytex), “Safari por África” (Todo Todo), “Nancy” (Zoquillos), “Cleptomanía” (La Morgue), “Nuclear Si” (Aviador Dro), “Cazadora de cuero” (Farmacia de guardia), “Chantaje emocional” (Polanski y el Ardor), “Bailando en el alambre” (Polanski y el Ardor), “Ernesto” (Los Nikis), “Con 20 nada más” (TNT), “Desarmado” (Danza Invisible), “El eterno femenino” (La Mode), “Ella quiere más” (Glamour), “Sonrisa de ganador” (Nacha Pop), “Hospital” (Mogollón), “Te brillan los ojos” (Pistones), “Negros hambrientos” (Esplendor Geométrico), “Chicos en la calle” (Las Chinas), “Sé una chica de hoy” (Paraíso), “Naiko” (Zarama), “Me he enamorado de un fan” (Rubi), “Líos en el cine” (Los Coyotes), “Comando Bruno” (Laboratorios No), “Perros y monos” (Terminal), “La estrella” (Los Auténticos), “No quiero irme” (Metro), “Lucy” (Palmera), “Cuando me entre el telele” (Bulbo Raquídeo), “Soy Montano el detective” (Faraco-Volpini-Francia-Blanca), “Selenita” (Cardiacos), “Q” (Q), “Tu dolor” (Alphaville), “Playback” (Radio Futura), “Bailando ante el espejo” (Radio Futura), “Escuela de calor” (Radio Futura), “Un africano por la Gran Vía” (Radio Futura), “Olor a carne quemada” (Gabinete Caligari), “Borracho” (Toreros), “Un día en Texas” (Parálisis Permanente), “Ella es de Plexiglás” (Aviador Dro), “Varsovia en llamas” (Aviador Dro), “Sumido en la depresión” (Décima Víctima), “El signo de la cruz” (Décima Víctima), “Música para convenios colectivos” (Esclarecidos), “Nieva” (Plástico), “Te espío” (Ejecutivos Agresivos), “Mari Pili” (Ejecutivos Agresivos), “Visiones” (Nacha Pop), “Rock & Roll Star” (Loquillo y Los Intocables), “Redrum” (Alaska y los Pegamoides), “Estrategia militar” (Alaska y los Pegamoides), “Sólo por ti” (Sector B), “Cosméticamente indiferente” (Modas clandestinas), “Tacón y cuero” (PVP), “La nueva generación” (Q), “Maquillaje” (Mecano), “La Monja” (WAQ), “Catedral de Sal” (Azul y negro) “Ráfagas” (Los Secretos), “Las Malvinas son Euskadi” (Nueva religión), “Herman Brut” (Ultratruita), “Ya está bien” (La UVI), “El exhibicionista” (Gran Wyoming y Paracelso), “Stupid boy” (Tino Casal), “No me salpiques” (Stukas), “No me enseñes la lección” (Mecano), “Dios Salve al Lehendakari” (N-634), “Capitán Trueno” (Asfalto), “Ruta del Sur” (Los Rápidos) y “Yo soy Dios” (Squizo).

– ¿Cómo tomó su salida de Radio 3 luego de tantos años de trabajo y de haber impulsado la música en su país? Tengo entendido que fue a juicio con los directivos de la estación.
– En 2006 salí de Radio 3 junto a otros varios miles de trabajadores de RTVE acogiéndome a un Expediente de Regulación de Empleo. Ya no me sentía cómodo con algunos compañeros, que estaban haciendo juego sucio con las compañías discográficas y el resto de los que hacíamos programas musicales -como el actual director TFF-utilizando artimañas y malas artes para llevarse todas las exclusivas. Y estar viendo todos los días a personas que han intentado quitarte de enmedio –como el inefable JR- con mentiras y tejemanejes no era nada divertido. Además, también me quitaron el programa de televisión (ipop, en la 2 de TVE). Así que decidí dedicarme a escribir libros y artículos, que es lo que había hecho antes de trabajar en radio y televisión.
En Radio 3 siempre había tenido que luchar por dar a conocer el tipo de música que me gustaba, hasta el punto de demandar a Radio Nacional de España por mi situación laboral como colaborador, cuando el jefe de programas –José Manuel Rodríguez “Rodri”– me recomendó pedir la fijeza ante el peligro de que me quitaran el programa y me echaran a la calle. Gané el juicio y ya no me pudieron echar, aunque estuvieron puteándome, tanto algunos de mis compañeros como los sucesivos directores de la emisora. En Radio 3 ha habido –y todavía hay-mucha gente puteada, ninguneada, mal pagada. Pero aún con todo ello es la mejor emisora de radio musical, y yo –a pesar de todos los contratiempos y zancadillas- he disfrutado mucho haciendo mi programa.

– Durante tantos años al aire ¿recuerdo haber recibido alguna maqueta de un grupo peruano del género que sea? Por cierto ¿Llegó a pasar algo de Silvania (dúo peruano de Shoegaze/Ambient) radicado en España?
– Sí. Recuerdo con cariño y admiración a Silvania. Mario y Cocó eran encantadores y unos grandes músicos. Vinieron al Diario Pop a presentar todos sus discos -eran muy prolíficos-, y viajé con ellos al festival de Bullas, donde pìnchamos juntos. También participaron en los festivales más importantes, como el FIB o el BAM, y editaron LP’s, maxis y singles con canciones cada vez más electrónicas. Su proyecto Cielo me gustó mucho. Cuando Cocó fue asesinado en 2008 me entró una profunda tristeza. No comprendía cómo alguien podía matar a una persona tan buena.

– Se ha leído mucho (en pro y contra) sobre la movida madrileña. Usted que la vivió en primera persona programando música y yendo a conciertos ¿Cómo podría resumirnos lo que dicho movimiento musical fue en su país, personajes importantes, mitos, anécdotas?
– Podría estar cuarenta años escribiendo sobre quienes llegados de todas partes, desde México, Argentina o Estados Unidos (Alaska, Tequila, Paul Collins) participamos en “La Movida” -músicos, fanzineros, pintores, cineastas, periodistas, fotógrafos, organizadores de conciertos, managers, etc… -y de hecho he escrito varios libros sobre todo ello: Historia de la música pop española (1987), Siniestro Total (1993), La revolución pop (2002), Los discos esenciales del pop español(2010),Viva el pop (2013),Esto no es Hawaii. La historia oculta de la movida (2016) y Fiebre de vivir. Apocalípticos y desintegrados en el pop español de los 70 (2017). Los dos últimos, publicados por Efe Eme son fáciles de conseguir.
En “Esto no es Hawaii” incluyo entrevistas con Burning, Ramoncín, Rosendo, Kiko Veneno, Ariel Rot, Fernando Márquez “El Zurdo”, Alaska, Santiago Auserón, Pedro Almodóvar, Carlos Berlanga, Ana Curra y Eduardo Benavente, Alejo Alberdi, Victor Coyote, Miguel Ángel Arenas “El Capi”, Manolo UVI, Sabino Méndez, Loquillo, Manolo García, Julián Hernández, José Ignacio Lapido, Servando Carballar, Mario Pacheco, Diego A. Manrique, Paloma Chamorro o Carlos Tena.
Y en “Fiebre de vivir”, título tomado de un gran disco del argentino Moris, también incluyo jugosas y muy reveladoras entrevistas con músicos y personas que aunque hicieron muchas cosas en años anteriores su influencia y parte de su trabajo lo desarrollaron en los años 80, 90 y en el siglo 21, como Kiko Veneno, o Miguel Ríos. En entrevistas con ellos y Fernando Arbex, Teddy Bautista, Juan Reyzábal, Guzmán, Pau Riba, Sisa, María del Mar Bonet, Gonzalo García Pelayo, Gualberto, Micky, Moris, Hilario Camacho, Mariscal Romero, Gay Mercader y otros muchos está el germen de lo que ha sido y es la música pop española de hoy en día.

– Después de Radio 3 tuvo un paso por Radio Gladys Palmera hasta el año 2013. ¿Tiene propuestas para volver a radio o está trabajando en alguna?
– Sí. Estuve programando “Nuevas Sensaciones” en Nanosónico y Radio Gladys Palmera y más recientemente colaboré en la emisora municipal de Madrid M-21, pero ya he dejado de hacer radio y televisión y ahora me dedico a viajar y a escribir.

– Además de ser un locutor radial muy reconocido, también se desempeñó como un prolífico escritor musical desde sus primeros años. En ese sentido, escribió “Esto no es Hawai”, “Fiebre para vivir”, “El futuro ya está aquí”, entre otros. ¿Puede comentarnos algo acerca de sus publicaciones bibliográficas y sobre de qué van?
– Además de los libros que he citado, dedicados a distintos aspectos de la Movida, he escrito biografías sobre Bob Dylan (1972), Jimi Hendrix(1974), El rock ácido de California (1975), Bob Marley (1980), John Lennon (2014)y ensayos- “De Qué va el Rollo”(1977) -o Libros autobiográficos de viajes, como “El futuro ya está aquí”(2014).

– ¿Cómo ve la actual escena e industria musical de España? ¿Aún tiene la fuerza de los 80s o ha disminuido? ¿Considera que los grupos se han profesionalizado?
– La escena musical en España es muy rica y está muy diversificada. Hay cientos de grupos y artistas de todos los géneros. Hay muchas bandas de pop, indie-pop, hard rock, blues, garaje, country, rap, trap y todo tipo de mezclas con el flamenco (Rosalía) o la electrónica. Pero no venden discos, así que se tienen que ganar la vida tocando, haciendo giras y aprovechando que en verano hay festivales por todo el país. Algunos grupos y artistas, como Amaral, Búnbury, Dorian, Lori Meyers, Los Planetas, Love of Lesbian o Vetusta Morla llenan polideportivos y están en todos los festivales. El resto sobreviven tocando en el circuito de salas donde van a verlos 200 o 300 fans. Los músicos tocan cada día mejor, pero repiten las mismas ideas y sonidos que otros crearon en décadas anteriores.

– ¿Cuál considera usted que fue o es el grupo de pop más importante de su país? ¿Tal vez Los Planetas (que por cierto tocaron en Lima)?
– Desde que a principios de los años 90 del siglo 20 aparecieron Los Planetas no ha habido ningún otro grupo que les haya superado en fans y en ideas rompedoras. Siguen siendo cabeza de cartel de los festivales donde tocan.

– ¿Los críticos musicales aún juegan un rol importante a nivel mundial? Al menos yo siempre he prestado atención a lo que leía en revistas o escuchaba. ¿En España aún se les toma en cuenta?
– Los críticos- o mejor habría que decir, los periodistas especializados en música –hemos ido perdiendo el papel que monopolizábamos en los años 80, porque antes teníamos acceso antes que nadie a las maquetas y las exclusivas discográficas. Hoy en día, gracias a internet, cualquiera puede enterarse de todo lo que se edita al mismo tiempo que nosotros -los grupos cuelgan sus videos y sus maquetas en youtube- y cada cual decide lo que le gusta. Aunque también es cierto que el apoyo de algunos programas de radio o de televisión ayuda a que triunfen ciertas bandas o solistas.

– ¿Está al tanto de los grupos nuevos de su país o solo escucha la música que lo marco de joven? ¿Aún escucha con oído crítico?
– Siempre he prestado atención a todo lo que suena por la radio y ahora también estoy al tanto de todo tipo de novedades. Pero cada vez más me reafirmo en que nadie ha superado a Los Beatles, a los Kinks, Who, Rolling Stones, Hendrix o Dylan, y que todo el que hace algo en el mundo de la música pop se aprovecha, consciente o inconscientemente, de lo que ellos hicieron.

– ¿Aún cree firmemente que el pop nos hará libre?
– El pop te puede hacer esclavo o libre. A mí me ha permitido vivir en libertad. Siempre he podido hablar y escribir lo que he querido, porque he luchado desde un principio por mi libertad en la prensa, en la radio y en la televisión.

– ¿Algún grupo Latinoamericano llamó su atención en su momento y por qué?
– Muchos. En los años 70 vinieron a España, desde la mejicana Alaska hasta los argentinos Moris, Aquelarre, Ariel Rot, Alejo Stivel, Sergio Makaroff, Rubi o Sissi. A todos los entrevisté y apoyé en Disco Expres, Onda Dos y Radio 3. Luego también tuve la oportunidad de hacer una sesión como DJ invitado en México DF, y allí pude asistir a un festival en el que vi a Julieta Venegas -que también vino a España varias veces- y a otros muchos grupos, como Molotov, Lost Acapulco, Titán, Pastilla, Instituto Mexicano del sonido, Plastilina Mosh, La maldita vecindad y los hijos del quinto patio, Café Tacuba, Aterciopelados, etc. Todos ellos me gustan por muchas razones. Al igual que una gran cantidad de argentinos, empezando por Moris, Litto Nebbia, Fito Paez, Fabulosos Cadillacs, Almendra, Babasónicos, Cápsula, Juana la loca, Soda Stereo, Pescado Rabioso, Los Abuelos de la Nada… y más recientemente “Él mató a un policía motorizado”. También he escuchado a otros muchos grupos latinoamericanos gracias a los discos y reportajes que publicaba la revista Zona de obras.

– A usted se le atribuye haber “descubierto” a Siniestro Total y Los Planetas ¿Cuéntennos qué le llamó la atención para apostar por esos 2 grupos? ¿Sueña con descubrir a otro grupo importante?
– Efectivamente. Cuando escuché la primera maqueta que me dio en mano Julián Hernandez, por entonces batería de Siniestro Total, supe que aquello iba a tener un éxito inmediato y de largo recorrido. Como así fue. Nadie cantaba como Germán Coppini, ni decía aquellas barbaridades con tanta fuerza. Era salvaje y delirante. Lo mismo me había ocurrido con Burning o Kaka de Luxe, o Derribos Arias, Surfin`Bichos o Los Planetas. Y tantos otros. Cuando un grupo o un artista tiene algo único y especial lo reconozco al instante. Y me he equivocado muy pocas veces. Espero seguir descubriendo gente así hasta el día del juicio final.

– ¿Qué siente cuando se le acerca gente adulta y le dicen que usted significó mucho en su adolescencia?
– Me alegra mucho que la gente me pare por la calle y me agradezca que hiciera unos programas donde descubrieron grupos y artistas que les cambiaron la vida.

– Muchas gracias por su tiempo. Si hay algo que desee agregar, este es el momento.
– Muchas gracias por la entrevista. Nos vemos en Lima.

53657