Hong Kong sustituye la radio de la BBC por la radio estatal china

Radio Television Honk Kong

La cadena de radio y televisión pública de Hong Kong (RTHK) canceló esta medianoche (5/9) todas sus emisiones radiofónicas digitales, además de su canal de 24 horas de la cadena británica BBC, tras 39 años, que será reemplazadas por contenidos de la radio estatal china.

La nueva reestructuración de la cadena pública de Hong Kong, que desde hoy pierde sus seis canales digitales después de que el Gobierno local acordara cancelar estas emisiones justificando una baja audiencia, supondrá una reducción del Servicio Mundial de la BBC, que se emitía en la ciudad desde 1978.

Desde hoy, la emisora pública británica perderá doce horas de emisión en directo en Hong Kong, pasando a ocupar una franja nocturna en una frecuencia en FM de RTHK, mientras que en la franja diaria pasarán a emitirse contenidos en mandarín a cargo de la radio estatal china.

La reducción de la retransmisión del servicio de la BBC, que proporciona noticias y análisis informativos de difusión mundial, ha suscitado preocupación y críticas populares.

El movimiento es visto como un nuevo paso para coartar la libertad de prensa en Hong Kong y una evidencia de la penetración gradual de los medios de comunicación estatales en la excolonia británica, donde el idioma mayoritario, el cantonés, está siendo reemplazado gradualmente por el mandarín, lengua oficial de China.

“No estamos en contra del servicio de la radio estatal china, simplemente no queremos que RTHK haga esta difusión a expensas de la programación de la BBC en la que muchas personas de Hong Kong confían para recibir noticias del extranjero”, afirma la campaña iniciada por Alex Hofford, un activista británico residente en Hong  Kong, y que ha logrado más de mil firmas.

RTHK se esfuerza por proporcionar una gran variedad de programas para servir a un amplio espectro de audiencias, así como la de atender a las necesidades de los grupos minoritarios”, dijo el responsable de comunicación de RTHK, Amen Ng Man-yee, en respuesta a la campaña de Hofford.

La penetración de la lengua china y la influencia del Gobierno Pekín en el día a día de Hong Kong son una de las mayores fuentes de malestar en la ciudad, que alcanzó su punto álgido a finales de 2014 con la “revolución de los paraguas” que sacó a miles de ciudadanos a las calles para protestar contra el interés de China en dirigir la ciudad sureña.

49685

Puedes comentar la noticia

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*