El TSJA avala el cierre de Onda Jaén por deficitaria



Onda Jaén

Ginés Donaire escribe en El País que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha avalado la extinción y cierre de la radiotelevisión municipal Onda Jaén y respalda el despido colectivo de sus 52 trabajadores al entender que se trata de un servicio “sin utilidad pública y con un resultado deficitario” para el Ayuntamiento que soporta la deuda más alta del país, por encima de los 600 millones de euros. Onda Jaén, creada hace dos décadas por el entonces gobierno local del PP, dejó de emitir en agosto de 2019 coincidiendo con un incendio en sus instalaciones. “Creemos que existe una relación causa efecto entre ese fuego y la extinción del servicio, la decisión municipal no ha hecho más que culminar el trabajo de los pirómanos”, señaló Lourdes Revilla, presidenta del comité de empresa de Onda Jaén.

El alto tribunal andaluz ha desestimado la demanda interpuesta por el comité y los sindicatos CCOO y CSIF con la que pretendían revocar el acuerdo plenario de junio de 2020 para el cierre del ente de comunicación local. Entendían que la extinción se había acordado “con fraude, dolo, coacción o abuso de derecho”, algo que ahora el TSJA rechaza al mismo tiempo que no cree que exista vulneración de los derechos fundamentales de los trabajadores afectados. En todo caso, la sentencia no es firme puesto que los trabajadores ya han anunciado que recurrirán en casación ante el Tribunal Supremo.

Sostiene el alto tribunal andaluz que el Ayuntamiento de Jaén no estaba obligado legalmente a prestar el servicio de la radiotelevisión municipal y alude a la memoria explicativa aportada por la Corporación en la que se apunta “expresamente tanto a la inviabilidad económica de su mantenimiento como a la escasa utilidad pública del mismo”. “Una televisión con un déficit anual de 2,7 millones no puede lastrar la situación del resto de servicios públicos esenciales del Ayuntamiento. Cincuenta trabajadores no pueden estar por encima de 114.000 jiennenses, nos debemos a un interés general”, subrayó el alcalde de Jaén, Julio Millán (PSOE) para justificar el cierre del medio de comunicación.

Tras aludir a que el comité de empresa rechazó la oferta de recolocación interna de la plantilla que realizó el equipo de gobierno, el TSJA apunta que todos los trabajadores de Onda Jaén afectados por el ERE municipal “ostentaban la condición de indefinidos no fijos por no haber accedido al empleo público mediante procedimientos que garanticen los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad, calificación”. Por ese motivo, rechaza la pretensión laboral para mantener el complemento de puesto de trabajo que le fue reconocido tras la sucesión contractual operada desde la extinta sociedad municipal.

Desde que empezó las emisiones, en septiembre de 2001, Onda Jaén, que llegó a contar con una plantilla superior a los 60 trabajadores, no ha estado exenta de polémica. Su creación durante el gobierno del PP recibió no pocas críticas por el resto de grupos por su inviabilidad económica, aunque durante el mandato de PSOE e IU, entre 2007 y 2011, la radiotelevisión municipal también siguió en pie. Además de su coste, Onda Jaén ha sido reprendida en varias ocasiones por su falta de pluralismo político tanto por la Junta Electoral como por el Consejo Audiovisual de Andalucía.

62705