El Gobierno pone ahora como excusa a Compromís el segundo dividendo para arrancar la digitalización de la radio

Jordi Navarrete

El senador de Compromís, Jordi Navarrete, ha lamentado que el Gobierno posponga una vez más el proceso de digitalización de la radio en España. El pasado mes de diciembre el PP se negó a una propuesta de Compromís que pedía tan solo crear en el seno de este órgano del Senado una Ponencia de Estudio para analizar el despliegue de la radio digital en España con peregrinas excusas. “Esto era previsible en el PP que defiende la onda media, la Edad Media y los emisores en los campanarios, pero hablamos de la radio del futuro, un servicio público de calidad, sin interferencias y gratuita para todos como hasta ahora, pero lamentablemente los últimos Gobiernos están relegándonos a la cola de Europa cuando fuimos pioneros en el continente con la radio digital”, ha indicado Navarrete.
Por ello, dos días después de la ominosa votación en el Senado, el 19 de diciembre de 2018, Compromís formuló dos preguntas escritas al Gobierno para sondear su intención real de salir del tremendo retraso tecnológico de siete años que arrastra la radio digital en España. En concreto, fueron las siguientes.

– ¿Piensa el Gobierno volver a la cobertura que había antes del mes de junio de 2011, es decir, el estar presente en esa veintena de capitales de provincia, y el ser capaz de dar un servicio de radio digital al 50% de la población?
– ¿Piensa el Gobierno realizar un estudio necesario para aumentar la cobertura?
Pues bien, la respuesta del Gobierno se ha hecho esperar. Y no ha sido hasta el 26 de febrero de 2019 cuando ha contestado oficialmente a las preguntas. Dicha respuesta oficial dice así:
El Gobierno comparte la opinión de que es necesario realizar un análisis de la situación de la radio digital que, por diversas razones, no está lo suficientemente implantada en España.
Para identificar estas razones, está previsto realizar una identificación de posibles medidas de estímulo e impulso a desarrollar analizando la situación en los países con un mayor desarrollo con el fin de evaluar las mejores prácticas y el estado del arte de la tecnología. Todo ello, una vez esté avanzado el proceso de liberación del segundo dividendo digital.

La respuesta, cuanto menos, causa estupor por varias razones:

  1. No alcanzamos a ver qué relación existe entre el proceso de liberación del segundo dividendo digital y la “identificación de razones” por las que no se ha desarrollado la radio digital en nuestro país. En realidad, no existe ninguna razón, más allá de poner al segundo dividendo digital como excusa falaz para no hacer nada en materia de radio digital.
  2. Que el gobierno alegue que necesita hacer un estudio para “la identificación de razones” indica algo mucho más grave que la inacción, como es la dejación de funciones por parte de la administración en una materia en la que es competente y de la que tiene obligación de estar perfectamente informada (como, por ejemplo, como ocurre en el caso del segundo dividendo digital) de lo que está ocurriendo en Europa.
  3. “Comprometer la acción del gobierno en materia de radio digital a la liberación del segundo dividendo digital no deja de ser un acto tan frívolo como irresponsable, puesto que expresa una voluntad de supuesta acción del actual Gobierno más allá de la disolución de las Cortes”, añade Navarrete. En efecto: la liberación de la banda de 700 MHz (segundo dividendo digital) se contempla en el Plan Técnico Nacional de TDT que, a fecha de hoy (27 de febrero de 2018), todavía no se ha aprobado. Y aunque según las últimas declaraciones del Gobierno, parece ser que tiene voluntad de hacerlo “in extremis” en la presente legislatura, el calendario de acciones del segundo dividendo digital va muchísimo más allá del próximo 4 de marzo de 2019, fecha en la que está prevista la celebración de un Consejo de Ministros extraordinario para disolver las Cortes. Por lo tanto, se condiciona una actuación a sabiendas de que es imposible cumplir con ella. Ya puestos, hubiese tenido el mismo efecto que el Gobierno hubiese condicionado su actuación ad calendas graecas.
  4. Más allá de la “identificación de razones”, no hay nada. La supuesta “identificación de posibles medidas de estímulo e impulso a desarrollar analizando la situación en los países con un mayor desarrollo con el fin de evaluar las mejores prácticas y el estado del arte de la tecnología” no deja de ser un brindis al sol, por cuanto son públicas y conocidas las medidas llevadas a cabo en otros países. Basta buscar un poco por internet. Lo peor de todo es hablar del “estado del arte de la tecnología” cuando el estándar que se está empleando en toda Europa, el DAB+, es una norma europea publicada hace ya doce años (ETSI TS 102 563 V1.1.1, febrero de 2007).
    “Si a estas alturas, la administración española no conoce el “estado del arte” relativo a una norma europea madura que fue publicada hace doce años, es un síntoma inequívoco de la dejación de funciones a la que antes aludíamos”, les ha reprochado el senador.
    Finalmente Navarrete se ha preguntado: “¿Hasta cuándo vamos a tener que esperar los ciudadanos en España para que la radio digital sea una realidad de la que nos podamos beneficiar? Visto lo visto, parece que la realidad va en sentido contrario y que todos los esfuerzos están puestos en el 5G. Si seguimos así, alguien tendrá que explicar algún día muy bien a los ciudadanos por qué van a tener que empezar a pagar por algo que, hasta el momento, es gratis y que en Europa seguirá siendo gratis”.
  5. 54961

1 Comentario

  1. El problema que siempre ha tenido España con el DAB y DAB+ es la desidia y la dejadez de las principales cadenas de radio, ya sean nacionales y autonómicas, como las cadenas radiofónicas privadas. Ese ha sido siempre el problema.

    Ahora bien, me gustaría que en la sede de la Unión Europea (UE) se pusieran las pilas, ¡PERO YA!, y verán Uds como se implanta en un año escaso el DAB+, como en su día se hizo con la televisión digital terrestre o TDT, ya que España fué uno de los primeros países de la UE en implantarla.

    Saludos.

    José Xabier de Trias.

Los comentarios están cerrados.