El Comandante Lara (Canal Sur Radio), «seleccionado por La Roja»



Comandante Lara con Xavi Hernández

Fermín De la Calle escribe en farodevigo.es que el humorista jerezano viajó a Doha para dar una sorpresa a Xavi en su cumpleaños, actuó en la Eurocopa para los jugadores de la Selección antes del partido ante Eslovaquia, y frente a los internacionales de la olímpica antes de que se fuesen a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Luis Lara Ramos (Jerez, 1976) es muchas cosas a la vez. Para unos es ‘Luis de Pacote’, cantaor miembro de la familia flamenca de los Pacotes, muy reconocida en Jerez. Para otros es Luis Lara, periodista que siempre se ha dejado caer por el Volapié y La Moderna. Sin embargo, para la gran mayoría Luis es el ‘Comandante Lara’, uno de los humoristas más exitosos en la última década en nuestro país. Bautizado así en honor al personaje que interpretaba en el programa ‘El Pelotazo’ de Canal Sur Radio, que dirigía José Guerrero ‘El Yuyu’, otro referente del humor. Lara, que parodiaba a Samuel Etoo en el programa, se hizo viral en 2008 con las históricas ‘Bulerías Africanas de Etoo’. Hoy el Comandante es un “revientateatros” que llena todo tipo de locales con su celebrado humor.

Con Xavi en Doha
Pero en los últimos tiempos, Lara se ha convertido en el hombre que hace reír al fútbol. Todo empezó con una llamada a finales de 2019. “Me llamó Abilio, mi representante, y me dijo: ‘Luis, nos vamos a Doha”. ¿Adónde?, le pregunté yo. ‘¡A Catar!’. Te juro que pensé que se estaba cachondeando”. Según cuenta Lara “los amigos de Xavi comentaron en el chat qué podían hacer para darle una sorpresa en su cumpleaños y alguien nombró al Comandante Lara. Al final su mujer llamó discretamente a Abilio y pallá que fuimos. ¡Imagínate, Xavi! ¡Un monstruo, un campeón del mundo, con lo que me gusta a mi el fútbol! Yo alucinaba”. Luis llegó a Doha y en el momento de los vídeo-mensajes cogió el micrófono y acabó dando la sorpresa en directo al nuevo entrenador del Barcelona. “¡Flipaba! ‘Pero, ¿qué haces aquí? ¡Qué ilusión!’ me dijo. Parecía que había visto al mismísimo Cruyff. ¡Ja, ja, ja!”. El humorista afirma que “nos trataron como jeques. No dejamos de reírnos los dos días que estuvimos allí, y tanto Xavi como sus amigos se portaron genial con nosotros”.

No fue el único referente del barcelonismo que quiso verle en directo. “En cierta ocasión un amigo, que es agente de futbolistas, nos invitó a visitar a Guardiola en Manchester. ¡Imagínate, quillo! ¡Pep! Pero las fechas no cuadraban y me quedé con las ganas”. Quien sí ha compartido micrófonos y risas varias veces con él es el bético, Joaquín, a quien califica como “un bicharraco”, palabra muy suya. “También tuve la oportunidad de sacar unas risas a Cazorla y Pepe Reina me mandó un mensaje desde Nápoles invitándome a darme una vuelta por allí. Y tengo la espina clavada de Sergio Ramos, con el que hemos hablado varias veces, pero los calendarios no nos dejan. ¡A ver si me invita a París!”.

Para Lara, “el humor es la mejor terapia para todo y, desde luego para el fútbol. A mi me pica el blanco, no lo puedo negar. Pero creo que la rivalidad y la guasa es lo mejor que hay en el deporte. Cuando se acaba un partido no hay que tomárselo demasiado en serio. Si tu equipo pierde, a aguantar el chaparrón y a sacar pecho con arte y ángel”.

Pero “el colofón fue la visita a la Selección en Sevilla durante la Eurocopa, antes del partido de Eslovaquia. Me invitaron y fui con mis dos compañeros, Vicente Ruidos y Jesús Tapia. Luis Enrique llegó después y se sentó al final. Yo estaba más nervioso que don Quijote en un parque eólico. Pero empezamos a contar chistes y a vacilar a Adama Traoré, que está más fuerte que el desodorante de Stallone, y se fueron soltando. Eric García, Busquets, Jordi Alba, Dani Olmo… Se partían y Luis Enrique estuvo muy cariñoso con nosotros”.

La pelambrera de Cucurella
Poco después, antes de que la selección olímpica se marchase a los Juegos de Tokio, Luis de la Fuente, aprovechó que el equipo estaba concentrado en Valencia, donde actuaba Comandante Lara, para telefonearle. “Me sonó el teléfono y era el seleccionador. Ese día volvíamos para los Jereles. Pero claro pishita, ¡cómo no vamos a ir a verlos! Al final acabamos riéndonos de la pelambrera de Cucurella, con Mingueza, con Dani Ceballos, y con Bryan Gil, vecino de Barbate. Ahora tengo mensajes de todos en redes sociales. ¿Quién me lo iba a decir cuando narraba los partidos del Xerez Fútbol Club en la radio para Xerezmanía?”.

El Comandante afirma que “es un privilegio que la Selección o cracks como Xavi me inviten porque son gente que admiro desde chiquitito. Siempre he sido futbolero, como soy flamenco. Y para mi estar con ellos y hacerles pasar un buen ratito, no tiene precio”. Lara confiesa que el próximo escenario futbolero en el que espera actuar es “el vestuario del Camp Nou. Lo último que me dijo Xavi en Doha fue que cuando fuese entrenador del Barcelona me llamaría para ir al Camp Nou y echar unas risas en el vestuario del Barça. ¡Casi ná compadre!”. Y así se despide Luis, la parte futbolera del Comandante Lara.

6688

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*