¿Debo usar VPN para transacciones con criptomonedas?

El mundo de las criptomonedas es un mundo apasionante y complejo. Son muchos los que estudian y leen sobre el tema para poder aprender todo lo posible sobre ellas y cómo mantenerlas seguras. También encontramos plataformas de intercambio estables y confiables como Binance, que es actualmente la plataforma con mayor volumen comercial de todo el mundo. Parece, a priori, que esto de las criptomonedas es bastante seguro, ¿es realmente así? Bueno, lo cierto es que incluso en Binance sería interesante trabajar con VPN (Virtual Private Network), puedes obtener más información aquí sobre cuáles son las mejores VPN para usar con Binance, pero además vamos a explicarte brevemente por qué deberías hacerlo si aún no lo has integrado en tus transacciones comerciales con criptomonedas.

El robo de criptomonedas: un problema real



Aunque podemos decir que las transacciones con criptomonedas son bastante seguras, tampoco podemos obviar que nadie está a salvo de los hackeos. En sólo 2021, el fraude en relación con las criptomonedas aumentó hasta llegar casi a los 3.000 millones de dólares, una cifra bastante importante.

Se trata de un campo que interesa por ser un mercado descentralizado y no regulado, pero esto también puede ser un problema; y es que al no estar reguladas, las criptomonedas tienen sus propios riesgos. Para empezar, nos encontramos con transacciones completamente irreversibles que no se pueden rastrear, esto, como podemos entender, es muy suculento para los ciberdelincuentes. ¿Cuáles son los principales riesgos que podemos encontrarnos en estas transacciones?

a) Los intercambios falsos de criptomonedas. Es mejor fiarse de las plataformas confiables como Binance para evitar problemas.

b) Los software de minería que los ciberdelincuentes pueden instalar en los sistemas de la víctima para quedarse con sus criptomonedas.

c) El fraude de doble gasto, en el que los hackers hacen una copia de la moneda para poder realizar transacciones quedándose con la original.

Estos son sólo algunos de los problemas más comunes que podemos encontrarnos en las transacciones con criptos, pero además, hay que señalar que las criptomonedas no son del todo anónimas, son seudónimas. Esto significa que en realidad sería sencillo rastrear las actividades financieras una vez pasen por verificación KYC/AML. Todas las transacciones se almacenan en lo que se conoce como un libro mayor público, además de dejar huella IP en los intercambios y otros proveedores de servicio de Internet. ¿Cuál sería entonces nuestra prioridad? Establecer una conexión completamente protegida cifrando al máximo el tráfico. Un servicio de VPN se encarga precisamente de eso, de proteger por completo nuestra identidad. Nadie puede robar nuestro dinero si no sabe que lo tenemos.

Motivos para usar VPN cuando trabajamos con criptomonedas

Son muchos los motivos, para empezar, una VPN cifra nuestros datos que serán enviados a través de la red. Esto significa que se dificulta muchísimo su intercepción.

Una VPN es, por tanto, capaz de añadir otra capa más de seguridad contra virus, ataques de phishing o malware.

Si usamos una VPN ocultamos nuestra dirección IP, por lo que rastrearnos será prácticamente imposible, ni por los hackers ni por funcionarios gubernamentales o empresas de análisis. De esta forma, podrás comprar y vender criptos de manera completamente anónima.

Si buscas una VPN que esté completamente orientada a la privacidad, no almacenará tus registros.

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*