David Augusto y Fernando Rascado, creadores del podcast “1%”: “Hacemos un podcast desde la España vaciada, pero nos oyen en Etiopía”



1%

Fernando Martínez les ha entrevistado para Faro de Vigo:
“El 99% del ser humano es bondad, pero ¿qué hay dentro del 1% restante?”. Así se presenta “1%”, un podcast que emiten desde Caldas de Reis David Augusto y Fernando Rascado. Por sus hasta ahora 20 capítulos han pasado personajes de lo más variado del mundo de la creación “en pequeñito”, como dicen, a quienes introducen con la pregunta ¿Quién eres y qué nueva nos traéis?”. A partir de ahí, una hora de conversación “sin filtro”.

– ¿Cómo nació este podcast?
– Nos conocimos en un proyecto de radio que entendimos que no hablaba nuestro idioma. Al acabar los programas siempre decíamos que ese programa había que cambiarlo, hasta que nos dijeron: oye, si vosotros lo haríais mejor hacedlo vosotros. Y lo hicimos. Nosotros en nuestra vida nos dedicamos a otras cosas, no vivimos de esto, pero decidimos hacerlo con los pocos medios que teníamos, es decir, un micrófono, un portátil y subiéndolo a las redes, básicamente.

– ¿Cuál es la esencia de “1%”?
– En un principio partíamos del punto de que toda la gente es buena gente. Al 99%. Quedaba un 1% de cabrones y queríamos quedarnos con ese 1%. Pero el podcast ha ido evolucionando, ha ido madurando de otra forma y al final nos quedamos con mostrar ese 1% de cada uno que la gente no suele conocer. Esa parte de maldad que nos guardamos detrás de una sonrisa.

–¿Cómo hay que ser para ir a charlar al “1%”?
– Todos los invitados son gente que crea en pequeñito, digamos. No hay ninguno que alardee de que dirige tal cosa, o tal otra. Que luego puede ser un director que le venda a Netflix, o a HBO, pero cuando se sienta con nosotros es un colega más. Y esa es la esencia. No nos cobra nadie, no cobramos a nadie y lo colgamos en Internet, que de momento, mientras no nos lo prohiban, es libre. Pero sobre todo nos tienen que caer bien. Hemos tenido gente del mundo del audiovisual que se ha ofrecido a venir, pero sobre todo nosotros tenemos que tener un puntito para conectar con ellos y estar cómodos. Es gente que puede que no tenga espacio en otros medios y que nos guste. Un ejemplo es Kaixo, que es un tío que lleva muchos años haciendo música pero no lo vas a escuchar en los 40.

– ¿Cuál es su público?
– Nos escuchan más mujeres que hombres y hay tanta gente nos escucha en Latinoamérica como en Europa. Tenemos un perfil de oyente joven, de unos treinta años, de clase social media alta y en un 52% mujeres.

– Pero cuando piensan en su público, ¿cómo lo imaginan?
– Es gente de nuestra edad, un poco más jóvenes, un poco mayores. Sabemos que la gente de veintialgo el podcast no va con ellos, y la gente mayor de cuarenta tampoco es consumidora de podcast. Así que pensamos en gente de nuestra edad, que le gusta descubrir. Pero no buscamos nada especial, lo único: que nuestro invitado esté cómodo y que nosotros estemos cómodos, porque a partir de ahí es cuando el programa funciona.

– ¿Cuántos seguidores tienen?
– A ver, las métricas dependen del tipo de reproductor, de Spotify, nos escuchan también de Google Podcasts, pero digamos que alrededor de 100 reproducciones únicas por capítulo, y por ahora tenemos 20 episodios.

– ¿Desde dónde les siguen?
– Nos siguen un 38% de España, principalmente Galicia y Madrid. En Europa tenemos un par de pinchazos casa semana y también nos siguen bastante en Latinoamérica, como un 40% aproximadamente, sobre todo Colombia. Y sabemos que tenemos un oyente habitual en Etiopía. No entendemos cómo pasa esto pero está ahí y además es un oyente que de los 20 episodios que llevamos ha escuchado 17.

– Y todo esto desde Caldas de Reis. ¿Por qué?
– Caldas es el centro de Galicia. Pero los factores son varios. Íbamos al Cultura Quente, después al PortAmérica. Fernando vive en Cuntis, en Laxos. Y como Caldas es el centro de Galicia y todo lo que gravamos es presencial, quien venga hasta allí, sea de Vigo, o de A Coruña, o desde otro punto de Galicia, le queda a la misma distancia. Además, nos cedieron la cabaña municipal de las antiguas instalaciones de Radio Caldas. Y porque allí nos han apoyado.

– ¿Cuándo se van a mudar a Andorra, como otros “influencers”?
– No lo vemos. Fernando está muy vinculado a Caldas, tiene un club de Taekwondo y acaban de tener una campeona de España, dos subcampeones de España junior y dudo que quiera mudarse a Andorra. Y yo [David] como creo en la sanidad pública y en pagar impuestos y todo eso, dudo que me vaya a Andorra. Quiero que cuando mis padres se pongan malos haya alguien que los cure y que lo haga con mis impuesto, por lo tanto, no tengo pensado en irme a vivir a Andorra, ni ahora ni en el futuro.

– Pero supongo que esperan llegar a ganar dinero con el podcast.
– A día de hoy lo vemos imposible. 1% ha nacido como un juguete y eso es algo que tenemos claro. Nos encantaría monetizarlo, por supuesto. Si alguien quiere meter una cuña, nosotros felices, y si en vez de gastar 100 euros en la comida a la que invitamos a los invitados nos gastamos 50 también, pero no aspiramos a que venga nadie a comprarnos el programa.

– Les han criticado por hacer un podcast muy gallego en castellano.
– Nosotros consideramos que hacemos un podcast desde la España vaciada, porque Caldas es pequeña y la población cada vez es menor, pero como te decía antes tenemos oyentes en Latinoamérica y hasta en Etiopía. Nos han echado en cara que hacemos un podcast con mucho humor gallego, hecho por gallegos, con invitados gallegos y que hablamos en castellano. Yo personalmente respeto, apoyo y puño arriba por la gente que lo hace en gallego, pero nosotros decidimos hacerlo en castellano porque la mitad de nuestros oyentes están al otro lado del Atlántico, y aspiramos a que nos escuchen mucho más todavía. Por eso lo hacemos en castellano. No es ningún desprecio al gallego, todo lo contrario. Pero no podemos perder a la mitad de nuestros oyentes por el idioma.

64933