‘Cuarto de estar compartido’, el programa de Radio Espera que une a los vecinos durante el confinamiento



Radio Espera

Sheyla Muñoz cuenta desde Diario de Navarra que las tardes de cuarentena en Falces se han tornado más amenas gracias a un programa emitido por Radio Espera. Durante una hora, antes de los aplausos, las ondas permiten un acercamiento entre los vecinos. La programación acaba el viernes.

Pocos son los falcesinos que, de lunes a viernes, no tienen encendida la radio a las siete de la tarde. A esa hora da comienzo ‘Cuarto de estar compartido’, un programa emitido por la emisora local Radio Espera y que se ha convertido en un aliciente más para hacer más llevadero el confinamiento. Francisco Soto, conductor del programa, explica que, pasada la primera semana del aislamiento, el equipo que está detrás de la radio local pensó que podría ser una buena idea “acercar a los vecinos en un momento en que las relaciones sociales están limitadas”.

“El programa fue tomando forma conforme pasaban los días. Empezamos proponiendo que se compartieran fotografías. También llamaban los vecinos y nos contaban qué estaban haciendo en la cuarentena, nos contaban sus rutinas, cómo improvisaban para pasar el día o de qué habían hecho el bizcocho”, apunta Soto.

Con los días, el guión fue ampliándose y desde la radio se comenzó a llamar a comerciantes, concejales, personas que han padecido la enfermedad, profesores, jóvenes que relatan cómo llevaron el encierro o incluso falcesinos y falcesinas que residen y trabajan fuera de Navarra. “La verdad que la iniciativa ha gustado mucho, tanto entre quienes viven en Falces como entre quienes se marcharon. Nos dicen que el programa les está ayudando a conocer a sus vecinos”, cuenta.

El programa comienza a las 19 horas y se prolonga hasta las 20 h. para que ningún vecino se quede sin acudir a la cita con los aplausos. De hecho, la emisora contacta cada día con una zona del pueblo diferente para seguir en directo ese momento de agradecimiento a quienes tanto están trabajando estos días. “Cada barrio tiene su ritual. En alguno se toca la trompeta, en otro suena ‘Resistiré’… Y así nos acercamos a todo el pueblo”, explica.

Pero la intención de Radio Espera, además de escucharse, pasaba por que los vecinos pudieran verse y, por ello, animaron a que se fotografiasen cuando saliesen a los balcones. “Bajo el título ‘desde mi balcón’, pedimos intentar llegar a tener treinta fotos y en pocos días habíamos superado las cuarenta. Después, las colgamos en nuestras redes sociales. Se han superado todas nuestras expectativas”, reconoce Soto.

La programación de Radio Espera se puede seguir a través de dial 103.2 FM o mediante internet. La acogida que ha brindado el público a este programa no se la esperaba ni el propio conductor del mismo ni el grupo que permite que la radio local siga adelante. “No soy sólo yo, estamos un grupo de unas seis o siete personas y la verdad que estamos muy agradecidos con la acogida.

Lo verdaderamente importante de esto, creo yo, es que contribuimos a recuperar las relaciones”, reitera. Tras dos meses en antena, el programa se despedirá este viernes una vez que el paso a la fase 1 de la desescalada permite que los encuentros sean en la calle y no en las ondas.

59747