COPE Zaragoza: 60 años contando los cambios de la ciudad



COPE Zaragoza

La emisora ha sido testigo de evolución industrial, la reordenación de calles y espacios, las nuevas infraestructuras, la Expo o los cambios en la movilidad
En este 60 aniversario de COPE Zaragoza queremos echar la vista atrás y ver cómo ha cambiado la ciudad en estas seis décadas. Cómo ha sido su evolución industrial, la reordenación de calles y espacios, las nuevas infraestructuras o los cambios en la movilidad.

En la década de los 60 Zaragoza no había cruzado todavía el Ebro, pero empieza a dotarse de una infraestructura potente. En 1967 se inaugura el Puente de Santiago, una conexión más para salir a la carretera de Huesca y unir la ciudad con lo que en un futuro será el Actur.

En 1968 se inaugura la Estación del Portillo y comienza a dar sus pasos lo que será el tercer cinturón. En 1964 el gobierno de Franco aprueba el Polo de Desarrollo Industrial que desarollará los polígonos de Malpica y Cogullada. Comienza entonces a multiplicarse la población de la ciudad, con un fuerte empujón a los barrios obreros de Delicas, Las Fuentes o San José. Una década que fue decisivia para la creación de la Zaragoza que hoy conocemos.

Son años en los que el coche toma el total protagonismo de la calle. El Paseo Independencia, por ejemplo, que se convierte en una gran avenida y se suprime el bulevar central; y lo mismo ocurre en el Paseo Pamplona. Para completar este proceso, a comienzos de los años 70 desaparecen los últimos tranvías que circulaban por la ciudad y se reforma la Plaza de Paraíso para que los vehículos privados ganen espacio.

En la década de los 70 el Estado aprueba el decreto de los ACTUR, las Actuaciones de Urbanización Urgente, que será el comienzo de un nuevo barrio al otro lado del Ebro. Son años también de reivindicaciones vecinales que piden equipamientos y servicios en los barrios, y comienza la construcción de parques importantes como el de La Granja o Torre Ramona. En esta década también se abre la Avenida de Césaraugusto y se descubren los restos que formarán el Teatro de Cesaraugusto.

Los 80-90: Apuesta por recuperar la ciudad y el patrimonio
En los 80, se aprueba un nuevo Plan General de Ordenación Urbana para ordenar el crecimiento de la ciudad, con el que se quiere empezar a cuidar el Centro Histórico poniendo coto al coche, ampliando aceras y cerrando calles. Empieza a surgir también la segunda corona de la ciudad, con las urbanizaciones en Montecanal o La Azucarera, que empezarán a ser ocupadas por una clase media que busca otro tipo de alojamientos.

A partir de 1986 comienza un proceso de recuperación y mejora del patrimonio. La DPZ restaura el Palacio de Sastago, comienza también la restauración de la Aljafería y del edificio Pignatelli, sede de la DGA.

Los 90 es la década de los centros comerciales. El primero fue el de Utebo. Le sigue el de ‘Continente’, el primero de Zaragoza. Luego empiezan a surgir otros como ‘Gran Casa’. También comienza la restauración de La Seo y de la Lonja; y en 1991 comienza la gran reconversión de la Plaza del Pilar, que sacará los vehículos de la zona y la convertirá en una gran plaza peatonal. Salen a la luz por aquel entonces los restos arqueológicos que darán lugar al Foro Romano. Le seguirán otros como el del Puerto Fluvial, las Termas, el Teatro Romano… De los 90 también es el Parque de las Delicias; y de 1994 el Auditorio de Zaragoza.

El nuevo siglo: Nuevos barrios, la Expo y Plaza
Con el nuevo siglo aparecen los barrios de Valdespartera, Arcosur y Parque Venecia. La calle Alfonso se peatonaliza en 2002, se construye la Estación de Delicias y el AVE llega a Zaragoza (10 de octubre de 2003). La ciudad se empieza a preparar para celebrar el acontecimiento más importante de su historia: la Exposición Internacional de 2008, que supondrá un antes y un después en el desarrollo de la ciudad.

Con las inversiones del Estado se construye el puente del Tercer Milenio, se cierran el tercer y cuarto cinturón y se hace una profunda remodelación de las riberas. El recinto en la actualidad alberga la Ciudad de la Justicia y se ha convertido en una zona de oficinas de empresas públicas y privadas. El Parque Luís Buñuel es un nuevo pulmón para la ciudad.

Comienza también en el 2007 la construcción del tranvía, que se inaugurará 5 años después, en dos tramos diferentes, y que permite conectar el Norte y el Sur de la ciudad. Y en el 2006 echa a andar PLAZA, la mayor plataforma logística del sur de Europa, con más de 1.300 hectáreas, y una fantástica conexión con el ferrocarril, el aeropuerto -remodelado en 2008- y la autovía A2.

La última década que nos ocupa son los años de los carriles bici, 130 km en toda la ciudad; de la tercera generación de centros comerciales, con Puerto Venecia y el outlet de Pikolin. Zaragoza además se ha posicionado como ciudad de congresos. La ciudad se vuelve más cómoda para el peatón y convive con nuevas formas de movilidad, como el patinete. Quiere ser un referente en la movilidad eléctrica del futuro y empieza a surgir también la idea de crear ‘supermanzanas’. Todo ello sin dejar de seguir apostando por ser un polo de atracción para la inversión empresarial.

63457