¿Cómo se han hecho los efectos de sonido de la ficción sonora ‘Los santos inocentes’ de RNE?



Los Santos inocentes

El tratamiento de los efectos de sonido y los ambientes de la ficción sonora Los santos inocentes se ha hecho con “un afán de realismo y naturalismo, que realmente parezca que te has colado dentro de una cabaña en la que vive una familia entera sin ningún tipo de muro y hacinados como pueden”, explica su realizadora Mayca Aguilera y añade que es “de la misma manera que está tratado el texto y la interpretación”.

Carmen Machi, José Sacristán, Roberto Álamo o Antonio de la Torre son parte del elenco de actores y actrices de esta producción de Radio Nacional de España con el patrocinio cultural de la Fundación BBVA. Ellos y ellas no han hecho los efectos que se escuchan: “Su trabajo consiste, exclusivamente, en el trabajo de voz, que ya es”.

Los personajes en una ficción sonora tienen que poner mucho más énfasis en la voz, ya que este es su principal medio de expresión. Además de los tonos, también es importante que los actores y actrices tengan en cuenta los movimientos respecto del micrófono. Aguilera destaca que en la adaptación de la novela de Miguel Delibes les pidieron que no interpretaran tanto, porque preferían hacerlos ellos en montaje.

Se refiere a los efectos de sonido que corresponden a sus acciones, como cuando cogen una manta para levantar una niña o le dan de comer a un pajarito. Estos efectos los realizan, uno por uno, la propia Mayca Aguilera y Benigno Moreno, el director, posteriormente en postproducción. Uno se encarga de manipular los objetos y el otro se encarga de la grabación.

Lo tienen que hacer así porque los efectos de sonido “van muy unidos con la emoción que tiene en ese momento el personaje, con las ganas que está haciendo algo, con su estado de ánimo”, ya que “cogerlas de una librería de efectos te elimina toda la parte emocional que deben tener los personajes no solo cuando hablan, sino cuando se mueven o interactúan con los demás”, explica la realizadora de Los santos inocentes.

Los efectos de manipulación de objetos se graban en un estudio de la Casa de la Radio, en Prado del Rey, Madrid, que fue concebido para hacer producciones de ficción sonora: “Tiene distintas partes dentro de él que acústicamente son adecuadas para la grabación de efectos sonoros”. Por ejemplo, se han grabado cómo se abren y cierran puertas, cómo tocan unos personajes a otros, cómo lavan a una niña o la manipulación de comida.

Objetos que muchos de ellos se consiguen del almacén de atrezzo de TVE: “Hay muchísimos elementos que han sido utilizados en series o en programas magacín. Todo eso no se tira, se va almacenando. Hay series de todo tipo, de época, realistas, más fantásticas”. Mayca Aguilera y Benigno Moreno hicieron una lista de objetos que sabían que tenían que manipular.

Por ejemplo, para diferenciar cómo comen los ricos de los pobres en esta adaptación de Los santos inocentes utilizaron dos tipos de vajillas. Para representar a las familia que tienen pocos recursos, buscaron cuencos de barro y madera o cucharas de madera y para los adinerados, copas de cristal o platos de porcelana.

En cuanto a los efectos sonoros que montan el decorado sonoro de las escenas, “hemos tenido que ir al campo” y “a zonas en las que, preferiblemente, no se oyeran ni siquiera de lejos coches ni aviones porque eso ensucia siempre mucho el sonido”. Se desplazaron hasta el municipio vallisoletano de Urueña, donde grabaron “simples colchones de naturaleza por la mañana, por la tarde, pájaros hasta irnos a una granja los distintos animales que tenían en la granja: los perros, las gallinas, los gallos, los pavos, dentro de los corrales, incluso voces lejanas que estaban allí trabajando en la granja”, cuenta Mayca Aguilera, la realizadora.

Los santos inocentes se puede escuchar en A la carta o cada lunes a las 18 h en El ojo crítico donde se ha contado con las reflexiones de algunos de las voces que participan en el proyecto, como Antonio de la Torre, Roberto Álamo o Carmen Machi. El asesor literario de esta ficción sonora y especialista en Miguel Delibes, Domingo Ródenas, y el escritor y periodista Sergio del Molino también han pasado por el programa que dirige Laura Barrachina para analizar esta producción y la novela del escritor de Valladolid.

64038