China FM cumple tres años en Madrid coincidiendo con el Año Nuevo Chino



China FM, la primera en Europa en emitir las 24 horas en mandarín, cumple este mes su tercer aniversario en antena desde Madrid para unos doscientos mil compatriotas residentes en toda España. Y lo publica La Vanguardia.

«Empezamos a emitir oficialmente en enero de 2017, acabamos de cumplir tres años en las ondas. Al principio solo desde Madrid hasta marzo de 2018, cuando empezamos la emisión en Italia, desde Milán, Florencia y Prato, y a partir de este mes también desde Roma», explica su fundador y director, Dawei Ding.

Para celebrar el Año Nuevo chino, han trasladado su estudio a la plaza de la Junta municipal de Usera, desde donde sus locutores estrella, Xiao Gang y Fan Fan, emiten este sábado los festejos en directo tras conectar la pasada medianoche con Pekín para dar la bienvenida al ‘año de la rata’.

«Somos la única en Europa que emite en mandarín las 24 horas por frecuencia modulada». En Londres hay una radio que emite una hora en chino y otra en cantonés, y en París una emisora por vía digital, cuenta este periodista, que llegó a España hace una década como corresponsal del Diario del Pueblo.

El 50% de los informativos de esta radio, que pertenece al Grupo Internacional de Medios, recoge noticias de España, y en las entrevistas también invitan a españoles.
Los locutores son bilingües y traducen las conversaciones en directo, añade Ding, que resalta que la emisora actúa como «portavoz de la comunidad china, cumpliendo una función social».

«La mayoría (de los radioyentes) no sabe cómo expresarse y manifestar sus quejas. Cuando las recibimos, nos ponemos en contacto con cualquier entidad o autoridad española para transmitirles nuestros intereses», continúa.
El 50% de los 62.000 chinos de Madrid están inscritos en la Seguridad Social como autónomos y empresarios, «la tasa más alta de todas las comunidades extranjeras en España».
De ahí que la emisora cuente con el apoyo del Gobierno central, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento, además de la Embajada china.

Con once personas de plantilla, hacen una programación generalista de ocio y noticias para un mercado «bastante cautivo», por el idioma, y que se entera por la radio de lo que ocurre en España y les puede afectar: «la gente quiere saber lo que pasa aquí y ahora».
Por ejemplo, «si hay episodio de contaminación, avisamos de la velocidad, dónde no pueden circular, dónde aparcar… Tenemos un poco de todo: informativos, magazínes, programas musicales, de cultura, sociedad, vinos».
Para el retorno a casa, a las 19 horas, hay un programa «muy dinámico. Se plantea cada día un tema, por ejemplo, el amor a distancia, y los oyentes opinan enviando mensajes por WeChat (el wasap de los chinos). Es el horario de más audiencia», agrega.
Cada día llegan cientos de mensajes. «La gente se siente parte de esta radio, es una compañía muy buena para ellos», dice Ding, que destaca que incluso «hay gente que llora al oír una canción».
Tras el informativo nocturno, hay un programa de «relaciones personales, familiares, que toca mucho el corazón de los oyentes». De madrugada se pone música hasta el informativo matinal.

Tanto los chinos de España como los de Italia vienen de la provincia de Zhejiang, lo que permite «compartir varios programas».
La emigración china a España empezó en los setenta. «Cuarenta años es poco tiempo para integrarse. Muchos vienen del campo, sin estudios. Es difícil que aprendan rápido la lengua», pero cada vez son «más conscientes de que tienen que integrarse».

Ding recuerda cómo «se quedan indefensos cuando pasa algo fuerte», como la detención del empresario Gao Ping en la Operación Emperador, porque «parecía que todos los chinos eran delincuentes». Por eso, en su opinión, tienen que «comunicar más, conocer más, para defenderse».

El director aboga por «formar a la gente para la integración», y le da a esta emisora 25 o 30 años de vida porque cree que para entonces los chinos residentes en España «no necesitarán una radio que hable exclusivamente» su idioma.
Llegado ese momento, «habrá que convertirla en una radio para los españoles que aprendan chino», augura.

China FM se sostiene «con fondos totalmente comerciales» de marcas chinas y europeas que buscan entrar en el mercado asiático, y no recibe «ningún duro de la embajada».
En Madrid, entre 15.000 y 40.000 chinos la escuchan diariamente en sus coches y tiendas, en el 92.9 del dial, estima Ding con la mirada puesta en «empezar a emitir desde París.

58215