Carles Francino (SER) en TV3: «He estado a punto de morir, tenía más pena que miedo»



Carles Francino y Laura Rosel

Marc Villanueva publica en elnacional.cat que este viernes acabó La Marató de 2020. El programa más complicado y celebrado de TV3 dura meses y acaba cuando se cierra la recaudación. Este año, contra el Covid, 14 millones de euros. Una brutalidad saliendo de los secos bolsillos de los donantes. Este es el grano de arena de los espectadores de la cadena pública. El programa especial con los cuatro presentadores hizo una gran audiencia: 13,4%, más espectadores que el estreno de la Eurocopa en Telecinco, que hizo un 11,5%.

Un momento especial que no recogió el programa de diciembre: Carles Francino ha pasado el Covid, ingresado grave. El locutor catalán líder en la SER ha visto la muerte de cerca. Laura Rosel le pregunta en una azotea de Madrid:

«¿No tuviste miedo mientras estabas en el hospital?».
Francino: «Tuve mucha pena porque pensaba lo que podía pasar si yo me moría. Pensaba en mis hijos, en mi mujer, en mi familia de Tarragona que hace 9 meses que no veo. Estuve grave. Mi suegro es oncólogo y le dijo a mi mujer al cabo de unos días ‘Oye, ¿Carles ya sabe que ha estado a punto de palmar?’ Y no tuve nunca esta sensación».

El periodista de La ventana, ex líder de opinión de TV3 y ahora tertuliano de Ustrell, ha pasado más pena que miedo. Sobre todo por su mujer Gema y sus tres hijos: Carles de 40 años, Iván que tiene 10 y Lucía de 8.

Este es uno nuevo formato de La Marató: recordar quién ha enfermado en el tiempo que va entre el programa de diciembre y el final de la recaudación en junio. Francino ha salido adelante. Un grande.

64606