Biotopía: el podcast de ciencia ficción dirigido por Manuel Bartual donde todo es posible



Biotopía

En eldiario.es leemos que el creador se ha embarcado en este proyecto autoproducido ideado durante el confinamiento y repleto de misteriosos contenidos en distintas plataformas.

La cuarentena ha disparado muchos tipos de aficiones: manualidades variadas para quienes han compaginado crianza y encierro, buscar el nivel óptimo de esponjosidad y crepitar a través del pan casero y, según un estudio publicado por una consultora especializada en medios sonoros, escuchar podcast se ha convertido en otro de esos pensamientos que han aumentado exponencialmente en nuestro país. Concretamente las escuchas de podcast en España han crecido hasta un 25%, siendo sólo superado por Italia (29%) a nivel de europeo. En este contexto nace Biotopía, un podcast de ficción dirigido por Manuel Bartual.

“Biotopía es principalmente un podcast de ficción que comencé a idear y a escribir durante el confinamiento. Cuando se decretó el estado de alarma tenía un par de proyectos en marcha que quedaron inevitablemente aplazados, y aunque los primeros días los pasé igual que todo el mundo, encerrado en casa y muy pendiente de las noticias, llegó un momento en el que la cabeza me empezó a pedir que la mantuviera ocupada con otras cosas. Hay quien se dedicó a hacer pan, yo me refugié en Biotopía”, nos cuenta su creador.

El podcast plantea el siguiente escenario: Biotopía es un centro de investigación y desarrollo tecnológico avanzado en el que la materia, el tiempo y el espacio se comportan de un modo extraño. Allí viven y trabajan decenas de científicos desde hace cuatro décadas, llevando a cabo experimentos impensables fuera de los límites de su comunidad. En el resto del planeta hemos comenzado a saber de ellos a comienzos de junio, cuando comenzaron a distribuir su boletín informativo en formato podcast.

Y es que en Biotopía pasan cosas increíbles: hay una genetista que cada día que pasa es un día más joven que el anterior. Hay (hubo, más bien) una persona que vivió durante tan solo 24 horas una vida completa como resultado de sus padres, expertos en terapias de crecimiento acelerado. Hay dos habitantes que han intercambiando sus conciencias y ahora viven en el cuerpo del otro sin saber muy bien cómo. Los sacrificios humanos o los meteoritos son acontecimientos menores, puesto que todo puede ser revertido. Y como en toda historia de ciencia-ficción que se precie hay una incógnita principal por resolver: varios habitantes han desaparecido y aún no se sabe el motivo. De hecho, el tercer capítulo hasta ahora publicado termina con una intrigante declaración del jefe de seguridad de Biotopía anunciando que todos están detenidos.

“Llevo algunos años escuchando podcasts de ficción y hacía tiempo que tenía ganas de escribir uno. Cuando comienzo a idear lo que luego acaba siendo Biotopía no sabíamos cuánto iba a durar el confinamiento, ni si volveríamos a tener que confinarnos más adelante, cosa que a día de hoy seguimos sin saber, así que me pareció apropiado que lo que escribiese se pudiera producir de forma muy casera, utilizando las herramientas que todas las personas implicadas tuvieran a su disposición. Hablando con Nikki García en una de esas noches de cena por videoconferencia vimos que ella tenía medios para grabarse desde casa y luego yo podía editar todo desde la mía”, cuenta Bartual. De hecho la actriz y cantante, que también colabora con El Mundo Today, es la voz principal que da vida a la presentadora del boletín informativo del podcast. Bartual explica la importancia de su figura: “Nikki lo ha acabado bordando. Es muy buena. No me imagino Biotopía sin ella”.

A pesar de que Biotopía es un proyecto artesano y autoproducido, el resto del elenco es bastante variado, tal y como explica Bartual: “La música es de Paco Alcázar, que es un buen amigo y ya ha compuesto canciones para algunos de mis proyectos anteriores. Luego también están Ingrid García-Jonsson, Lorena Iglesias, David Pareja, Olga Aguirre o Valeria Ros, por ejemplo, pero también gente como Javi Rojo, al que conocí trabajando en #ElGranSecuestro, un proyecto que dirigí junto a Modesto García el año pasado para Playz de RTVE, y cuya voz me flipa. Él interpreta a Germán, el jefe de seguridad de Biotopía. También ha participado hasta el momento gente como Héloïse Guerrier, que es amiga y editora en Astiberri, o Paula Bourdette, a la que podéis escuchar en el segundo y en el tercer capítulo. Es mi suegra. Y no le ha hecho falta ser actriz para hacerlo fantástico”.

El proceso de trabajo a distancia es probablemente una de las cosas que menos se notan de cara el espectador del podcast pero que más merecen una explicación: “El proceso de trabajo es sencillo. Escribo cada capítulo y le paso su parte a cada actor. En función de la complejidad y extensión del texto, o bien les doy unas cuantas indicaciones sobre cómo han de interpretarlo, o hacemos una videollamada y les voy dirigiendo mientras me envían cada audio por correo electrónico o por WhatsApp. A veces, si no nos estamos viendo, esas indicaciones se las voy escribiendo y enviado para ir afinando las tomas. Cuando ya tengo todas las voces grabadas, humanas y no humanas, edito todo añadiendo los ambientes y ecualizaciones necesarias, exporto y listo”, comenta Bartual.

El podcast cuenta además con un mise en abyme: un podcast de ficción dentro del podcast de ficción, interpretado por voces artificiales: “Dentro de Biotopía, una serie que, como su propio nombre indica, es la serie dentro de la serie. En la ficción es obra de AmaIA, una inteligencia artificial desarrollada por el departamento de ciencias del entretenimiento de Biotopía, y es ella misma la que pone las voces de todos los personajes con los que está relatando la historia del origen de esta comunidad, y de la que en cada boletín informativo escuchamos un avance. Lo interesante aquí es que más allá de elegir entre varios tipos de voces y a qué velocidad quieres que hablen no tienes mucho más control sobre cómo entonan cada frase, de modo que lo que hice fue un proceso de “casting” previo para ver qué voces me funcionaban mejor para cada personaje, y a partir de ahí reescribo algunas de sus frases si cuando las grabo no me gusta la forma en la que las pronuncian. Aunque, sorprendentemente, la mayoría de las veces me encuentro con interpretaciones que te hacen dudar sobre si quien está al otro lado es humano o no”.

Biotopía no es solamente un podcast. Ha construido un universo transmedia y se expande por otras redes y plataforma, generando muchos contenidos en los que probablemente haya pistas, huevos de pascua u otro tipo de referencias internas. Por ejemplo, Oneiro, el patrocinador del boletín en la ficción, tiene su propio perfil de Twitter y su propia web: “Para vivir la experiencia completa ahí están también sus redes sociales y su web, y hace unos días puse en marcha también una newsletter con información exclusiva de todo lo que sucede en esta comunidad. Siempre me ha gustado desdibujar los límites entre realidad y ficción, y a un proyecto como este le sienta muy bien acompañarlo de este tipo de recursos. La gente lo ha abrazado con mucho cariño: su web la lanzamos un par de días antes de la emisión del primer capítulo, y en ese plazo ya recibimos más de veinte propuestas para trabajar en Biotopía a través del formulario de la web, con gente proponiendo ideas tan científicamente absurdas como las que relata cada episodio de la serie”, cuenta Bartual.

El podcast recuerda a muchas otras obras de ficción y ciencia-ficción tal y como explica Bartual: “La gente me ha dicho que le recuerda a El Prisionero, Lost, Tales from the Loop, Fringe, Black Mirror, The Good Place, Welcome to Night Vale o el capítulo de Los Simpson en el que presentan a Hank Scorpio, entre otras cosas. Biotopía probablemente tenga tanta influencia de Lost y Fringe como del Superagente 86 o el Batman de Adam West, aunque si tuviera que confesarte a qué es a lo que más se parece, te diría que a Bienvenidos al futuro, la serie que dibujé para Orgullo y Satisfacción, protagonizada por una familia que vivía en la España del año 2100 y a la que le sucedían cosas que podrían estar pasando también en Biotopía. Este tipo de ciencia-ficción chiflada me encanta.”

Bartual además cita otros podcasts en los que se ha inspirado: “A quien se defienda con el inglés le recomendaría que pruebe a escuchar podcasts como Homecoming, Limetown, Video Palace, This Sounds Serious o A Very Fatal Murder. Ahora mismo estoy devorando The Bright Sessions, sobre una psicóloga que recibe en su consulta a gente con habilidades especiales para ayudarles a controlarlas. Y hay un podcast que lleva cinco años en marcha y al que le tengo especial cariño por ser el primer podcast de ficción que escuché y al que me enganché: Hello from the Magic Tavern. Es un podcast protagonizado por Arnie Niekamp, Adal Rifai y Matt Young, tres cómicos de Chicago que cada semana improvisan un capítulo desde una taberna del ficticio mundo de Foon, un reino mágico lleno de guerreros, monstruos y hechiceros”.

Bartual reconoce haber recibido ofertas para producir más capítulos pero de momento declara su deseo de continuar como hasta ahora y declara de forma enigmática: “En realidad, lo que vaya a suceder con Biotopía ya ha sucedido, está sucediendo y sucederá sin que podamos hacer gran cosa para evitarlo”. Pase lo que pase con el futuro de Biotopía parecen quedar claras tres cosas: la primera, que el podcast está en auge en España. La segunda, que la realidad es tan inverosímil que la ficción puede ayudarnos a digerir dicha realidad. Y tercero y último, como dijera el teórico Marcel Descans: “Con la ciencia ficción no queremos cambiar el mundo, sino convertirlo en lo que siempre debería haber sido”.

Biotopía puede escucharse en varias plataformas, entre ellas Spotify y Apple Podcasts. También a través de su cuenta de Twitter o Instagram.

60400

loading…