Ayanta Barilli (esRadio) presenta online a los clubes de lectura de El Condado su novela ‘Un mar violeta oscuro’



José Antonio García-Márquez publica en Ideal: Ayanta Sánchez Barilli, actriz, locutora de radio y escritora, finalista del Premio Planeta 2018, habitual también en televisión, cine y teatro como actriz, directora y productora, presentó a los clubes de lectura del Condado su novela ‘Un mar violeta oscuro’, «la historia de una rebelión ante la amenaza del destino ineludible de muchas mujeres sometidas a las condiciones del tiempo que les tocó vivir, el de tantas protagonistas anónimas que lucharon por ser libres y felices», como la propia autora expresa.

El encuentro con la novelista italiana nacida en Roma, hija del escritor Fernando Sánchez Dragó y de la profesora de Historia y Filosofía Caterina Barilli formaba parte del café literario que desarrolla el Centro Andaluz de las Letras, la Asociación de Desarrollo Rural del Condado (Asodeco) y los ocho ayuntamientos de la comarca a través de una iniciativa incluida en el plan de animación a la lectura impulsado por el la red de clubes lectores de la zona. En esta ocasión, la reunión con las Letras no pudo desarrollarse ante una alta concentración de personas como en ocasiones anteriores en las que por el café literario condatense transitaron Espido Freire, Isabel San Sebastián o Simón Scarrow, entre otros. El confinamiento obligó a que la tertulia se desarrollara ‘online’, toda una experiencia para las 62 personas que siguieron con interés los argumentos literarios de Barilli y participaron activamente con preguntas, opiniones y consideraciones.

Sobre ‘Un mar violeta oscuro’, Ayanta Barilli dijo que tiene carácter biográfico: «Una maldición recorre las vidas de Elvira, Ángela y Caterina, elegir a hombres que no las supieron amar. Solo Ayanta, última descendiente, se enfrentará a su herencia transitando el camino de los recuerdos y de la verdad».

Historia de mujeres
Barilli expresó que se trata de una historia absolutamente de mujeres: «Aquí los hombres son secundarios y algunos hasta sobran. Pero estas mujeres, que lucharon en un mundo donde estaban atadas de pies y manos por salir adelante, ser libres y encontrar un amor puro, se vieron enredadas en la tela de araña de unos hombres que al final consiguieron doblegarlas, y eso es lo que nos relata Ayanta, la última de la estirpe, la cuarta de una generación familiar, de una historia que arranca en 1860 con la tatarabuela Margarita y se cierra en 2018».

Algunos integrantes del café apreciaron un cierto paralelismo entre esta obra y ‘Cien años de soledad’, de García Márquez: «No es realismo mágico, sí podría ser realismo mítico por la necesidad de mirar hacia atrás, de descubrir quiénes fueron las personas que me precedieron y cómo fueron sus vidas para entender la mía. El germen de la novela empezó cuando murió mi madre. Yo tenía 9 años y sufrí una depresión infantil profunda. Escribí un diario que no era el relato del día a día, sino una evocación de los recuerdas de mi madre para que estuvieran siempre conmigo, para nunca olvidarlos».

Sobre su padre, el escritor Fernando Sánchez Dragó, dijo que siempre le ha animado a cultivar las letras: «A los 6 o 7 años me regaló una máquina de escribir. Mientras él componía ‘La historia mágica de España’, su primer gran libro, yo, a su lado, aporreaba las teclas de mi máquina. Mi padre me miraba y no paraba de decirme que acabaría siendo escritora».

Tras casi dos horas de densa tertulia el encuentro se cerró con Barilli ensalzando el trabajo del café literario y de los clubes de lectura condatenses, porque unos y otros acuden al libro como un elemento de disfrute personal y como herramienta de actitud reflexiva y crítica ante las manifestaciones del entorno.

63124