Ángels Barceló: «El teletrabajo ha elevado el consumo de radio»



Ángels Barceló

Francisco Andrés Gallardo le ha entrevistado para Diario de Sevilla:
La conductora del veterano Hoy por hoy de la SER cumple su segunda temporada en las mañanas. El matinal más oído de la radio recala este viernes en Torremolinos, en el auditorio del Smy Costa del Sol, donde además de la preocupante actualidad de estos días el equipo de Ángels Barceló quiere acercarse a analizar la complicada realidad del sector turístico y de una comarca tan enfocada a los visitantes como la Costa del Sol.

– Hoy por hoy regresa a Andalucía después de tantos meses sin poder movilizar la maquinaria.
– Nos gusta salir. La última vez que Hoy por hoy estuvo fuera fue el 28 de febrero, en Sevilla. Hemos estado siempre cerca de los oyentes pero queremos conocer qué está sucediendo con la pandemia a pie de calle. Vamos a tener este viernes poquito público, pero queremos vernos las caras.

– ¿Muchos teletrabajadores han redescubierto la radio?
– Sí. Muchos oyentes sólo podían oírnos en el ratito del coche, de camino al trabajo, y ahora están con nosotros a lo largo del día, como compañía en el teletrabajo. Si interesa algo, se sube el volumen. La radio ha adoptado de nuevo el papel que tenía centro neurálgico de las casas durante la mañana.

– ¿Eso se notará en el EGM?
– Eso ya veremos. Pensamos, y es una percepción que con el teletrabajo se ha elevado el consumo de la radio, en general. Se está oyendo ahora mucho más la radio. El EGM me preocupa más la noche antes y 24 horas después, pero no mucho más. Al día siguiente la radio sigue adelante con su ritmo, pero los datos siempre se miran.

– ¿Con la pandemia tenemos otras preocupaciones más graves que las cuotas de audiencia?
– Con la pandemia estamos aprendiendo a relativizarlo todo. La prioridades son otras. Si hago un buen trabajo me gusta ganar, pero con la pandemia también hemos pasado a tener otras prioridades.

– ¿Cómo vivió las semanas del confinamiento en la Gran Vía?
– Fueron días tristes, por las historias que se contaban. Acongojaba, agobiaba, la Gran Vía vacía. No me cruzaba con nadie hasta llegar a casa. Llevo años contando cosas muy duras, no soy de llorar, la profesionalidad me lo impide, pero la sensación de soledad en la calle me causaba emoción. Tenía preocupación por la familia. Se ha muerto gente del entorno y la preocupación que tenemos ahora es una fase de convencernos de que vamos a tener que convivir con esta amenaza de la enfermedad y a responsabilizarnos todos a hacer la cosas bien hechas. Esto no se va a ir, así que habrá que ponernos de acuerdo.

– ¿En general todos nosotros habíamos sido unos privilegiados y no nos habíamos dado cuenta?
– Yo propondría hacer el ejercicio de tomar conciencia de lo que estamos viviendo. La crisis financiera anterior tenía nombres, responsables. Pero esta crisis nos ha señalado la vulnerabilidad de la humanidad.

– ¿Qué debería hacerse para buscar soluciones?
– Que en unas circunstancias como estas los políticos no sean capaces de ponerse de acuerdo en nada, aunque unos sean más responsables que otros, a mí me parece lamentable. La gestión de la crisis es más complicada si los que nos gobiernan no se ponen de acuerdo.

– En su segundo tramo Hoy por hoy se abre a temas de la cultura, el entretenimiento ¿lo ve ahora necesario?
– Es más necesario que nunca. Desde que ha empezado la temporada hemos recuperado la esencia. En la anterior temporada me quedé con la mitad de lo que teníamos planeado . La vida nos atropelló. Pero la gente ahora también necesita distraerse y no podemos centrarnos solo en los carruseles de datos. Sigue sonando la música, siguen escribiendo los escritores y me gusta contarlo.

– ¿Algún reencuentro?
– Acabo de hacer una entrevista a Verónica Forqué donde me lo he pasado en grande. Seguir trabajando en esto merece la pena por momentos así.

60960

loading…