Àngels Barceló (Cadena SER): «La pandemia ha sido mi momento más duro y más gratificante como periodista»



Ángels Barceló

La Voz de Cádiz le ha entrevistado:
Àngels Barceló es de esas profesionales a las que se reconoce rápidamente con oír su voz o con ver su rostro. Desde hace más de dos décadas, es una de las periodistas más seguidas de nuestro país. Mañana viernes, ella y el equipo de ‘Hoy por hoy’, de la Cadena SER, realizarán el programa desde el Teatro Falla para narrar al resto de España cómo vive la ciudad este año extraño sin carnaval.

  • Lleva ya año y medio al frente de ‘Hoy por hoy’, ¿se siente más cómoda en el día o en la noche del ‘Hora 25’?
  • Desde que he llegado al programa no ha habido nada normal. En noviembre de 2019 nos hackearon los sistemas en la Cadena SER , por lo que anduvimos sufriendo durante una semana lo indecible. Y luego, llegó la pandemia. Pero sí es cierto que hay una diferencia en cuanto a las noticias, en cuanto al ritmo. Estábamos acostumbrados a la calma, al reposo, a meditar cómo enfocábamos los temas. Durante la mañana, todo es más intenso.
  • Llevo toda la vida oyendo que la radio está en crisis y, sin embargo, hay un vínculo con el medio que parece mantener su vigencia hoy en día, como se ha demostrado con la crisis del coronavirus.
  • Claro, la diferencia fundamental de la radio es ésa. La gente la nota como el medio más cercano y te lo hace saber. El vínculo entre comunicador y oyente es fuerte y es un proceso de ida y vuelta. A mí me ha servido mucho saber que ayudábamos a que la gente no estuviera sola y que se informaba de la evolución del virus con nosotros.
  • Mañana hacen el programa desde Cádiz. No sé si tiene algún tipo de vínculo personal con la provincia.
  • No. Cádiz me gusta mucho y he venido mucho, sobre todo a comer y a bañarme en las playas. Pero mañana vamos a centrarnos en el ‘no carnaval’ de este año y a recordar cómo el carnaval fue la última gran fiesta de España.
  • ¿Conocía el Carnaval de esta tierra?
  • Pues te voy a decir la verdad y espero que no se moleste la gente de Cádiz. A mí nunca me había gustado el carnaval. Sin embargo, el año pasado entrevistaba a Manu Sánchez y me habló con tal pasión de la fiesta que acabé pensando que quería ir, que quería conocer mejor eso que a él le fascinaba tanto.
    «A mí nunca me había gustado el carnaval, pero Manu Sánchez me habló con tal pasión de él que quería conocerlo»
  • Llama la atención cómo la no noticia puede ser noticia. En este caso, los no carnavales.
  • En esta gira nos centramos en cómo sufren las ciudades la pandemia. Como en Linares (Jaén), que es la población con más paro de España, queríamos ver cómo el desempleo se acentuaba aún más con esta crisis. En el caso de Cádiz, queremos mostrar cómo vive la ciudad este febrero sin carnaval. Somos conscientes de que la ciudad no vive por y para el Carnaval, pero sí que supone mucho. Pero no quiero que los oyentes piensen que es un programa triste, también queremos que sea un canto a la esperanza.
  • ¿Los nuevos canales están matando al periodismo?
  • Nosotros en la radio estamos adaptádonos a los nuevos formatos, es algo que nos favorece. Las nuevas maneras de acercarnos a ellos y a sus intereses nos permiten ir ganando oyentes. A nivel general, creo que las noticias siempre van a precisar de un periodista, alguien que busque la verdad y sea riguroso. Da igual que cambie la tecnología, el periodismo se tendrá que hacer de la única manera que se tiene que hacer, con trabajo y análisis. Hay que ser claro: las redes sociales no son periodismo, son otra cosa. Si la gente se informa sólo por redes habrá que educarla y hacerle ver que esa información no es de calidad.
  • ¿El podcast es aliado o enemigo de la radio? ¿Es un hermano pequeño o un impostor?
  • Yo lo veo como otro producto, complementario a la radio. El cómo se está extendiendo y cómo queremos que funcione forma parte de un debate, una reflexión, que estamos teniendo todos los profesionales. Tenemos que decidir si tenemos que seguir haciendo los productos que estamos haciendo o si tenemos que pensar ya en el nuevo formato. Y lo estamos haciendo sobre la marcha, porque es innegable que ya ha cambiado la manera de entender la radio. Sí creo que el podcast tiene que ser nuestro aliado y hay que aprovechar que nos permita llegar a otros oyentes sin limitación de la hora o del tiempo. En la SER tenemos casos como ‘La vida moderna’ o ‘Las noche de Ortega’ que tienen más éxito en el formato podcast que en sus franjas horarias. O casos como el programa de Buenafuente y Berto que, además de tener una gran audiencia en su franja, son líderes en descargas. Son sistemas complementarios. No creo que mate la radio clásica, pero sí va a hacer que se adapte.
  • Hablando de redes sociales, ¿hasta qué punto le limitan en lo que pueda decir?
  • A mí me machacan igualmente cada día, así que me preocupa menos. Si tuviera que pensar en la repercusión de cada palabra, no saldría de mi casa, habría caído en una depresión bien por lo que me critican o bien por lo que me alaban. Pero tengo claro que no voy a consentir que me coarten en lo que hago en lo que digo.
  • ¿Cree que la gente llega a los medios de comunicación buscando ese reposo y ese contexto que falta en las redes?
  • Me temo que la población, en los medios, busca que le ratifiquen lo que ya piensa. Si quisieran contexto serían capaces de entender los grises de la realidad.
  • Durante la pandemia, ¿recuerda algún momento especialmente duro?
  • Todos los días. Sobre todo, durante el primer confinamiento. Era difícil saber lo qué estaba pasando y afrontar la mejor manera de contarlo. También fue difícil por los testimonios de los oyentes y, en lo personal, por la soledad del estudio, por no poder ver a la familia Para mí ha sido de las experiencias de las más duras, pero también de las más gratificante. El poder ser útil se empujaba a seguir.

62854