Àngels Barceló (Cadena SER): «El periodismo debe reflexionar sobre qué estamos haciendo y para qué servimos»



Ángels Barceló

Estibaliz Espinosa le ha entrevistado para larioja.com:
La Bodega Institucional de La Grajera se ha transformado en un estudio radiofónico desde donde Àngels Barceló y su equipo realizan esta mañana el programa nacional ‘Hoy por hoy’ de la Cadena SER. Logroño se convierte así en etapa de la gira ‘La SER recorre España’, con la que esta emisora busca acercarse a las distintas realidades locales y dar voz a sus ciudadanos. Hablamos con la periodista catalana.

– ¿Qué papel ha jugado la radio durante la crisis del coronavirus, además del informativo?
– Sobre todo en el momento más duro de la pandemia, cuando la gente estaba confinada en casa, la radio ha sido indispensable para muchísima gente. Poner por la mañana la radio y que apareciera el programa y la voz de siempre era su único amarre a la realidad. Hemos sido la compañía y a nosotros también nos ha servido mucho porque no resultó fácil hacer radio en aquellas circunstancias, y saber que estabas siendo útil de esta manera era un aliciente.

– Siempre ha dicho que poder contar el fin de ETA es el momento profesional que más le ha marcado. ¿Sigue siendo así o el COVID le ha marcado aún más?
– Mira que he contado burradas tanto en la tele como en la radio, pero creo que la pandemia durante el primer confinamiento es algo que nunca imaginé que contaría porque no formaba parte del escenario. Informamos del terrorismo de ETA y del yihadista, de acuerdos imposibles, de muertes… pero ¿una pandemia? Para mí era una cosa de ciencia ficción que, evidentemente, va a marcar mi carrera.

– Y que justifica esas canas que dice que le han salido.
– Me han salido sobre todo por la preocupación personal y por los tuyos, porque es muy difícil gestionar un programa de radio de seis horas con todo el mundo teletrabajando. Pero lo hemos sacado adelante con mucho sufrimiento y muchas ganas.

– ¿El papel que hemos tenido los medios de comunicación durante la pandemia nos ha reconciliado de algún modo con el ciudadano, con el oyente, el lector…?
– Pienso que habrá reconciliado al lector, al oyente o al espectador con quien hace buen periodismo, con quien ha contado las cosas sin alarmar, sin amarillismo, porque la gente necesitaba información. Creo que hubo un momento de sobreinformación y eso también era malo, pero la gente buscaba y necesitaba saber, y se ha reconciliado con aquellos que le han ofrecido la información contrastada, veraz, rigurosa…

– En este sentido, uno de los actuales objetivos del equipo de ‘Hoy por Hoy’ es desmarcarse de las redes sociales para centrarse más en la voz del oyente.
– Nos habíamos olvidado de que el oyente forma parte de la radio, del programa, y nos habíamos centrado mucho en las redes sociales, que tampoco hay que dejar al margen. Durante la primera ola de la pandemia dábamos el teléfono para cualquier cosa y el aluvión de llamadas era brutal, y era de gente que tenía ganas de hablar, de contar, de aferrarse a la radio como a alguien de confianza. Y ahí nos dimos cuenta de que el oyente necesita su espacio y de que le necesitamos, y una de las cosas que peor llevo en esta gira que estamos haciendo por España es que las restricciones no nos permiten tener al oyente delante.

– Probablemente fruto de las redes sociales, la sociedad está cada vez más polarizada. ¿Qué papel deben jugar los medios de comunicación en este embarrado terreno?
– Los medios lo que tenemos que hacer es informar con toda la pluralidad. Tienen derecho a opinar casi todos (deja fuera a voces como la ultraderecha) y ofrecer los diferentes puntos de vista. Creo que estamos en un momento muy preocupante en el que la gente solo busca en los medios aquellas opiniones que reafirman la suya, y soy consciente de eso. Cuando a veces entrevisto a alguien que no gusta a una parte de mis oyentes, pues se indignan, pero le damos voz porque hay que escuchar también al que opina diferente que tú. La gente tiene derecho a dudar e incluso a ser equidistante en el sentido positivo de la palabra. Es muy difícil salir de casa con una opinión formada sobre todo, y vivimos en un mundo en el que la gente quiere que te mojes, opines y te pongan de un lado u otro inmediatamente, y esto no es bueno. Y si el periodismo cae ante esta presión pues dejamos de hacer bien nuestro trabajo.

– Supongo que tampoco será bueno dar tanta coba a la bronca política.
– Es cierto, porque al final nos convertimos en altavoces de los políticos, que muchas veces es lo que ellos buscan. Algún día tendríamos que plantarnos. Creo que el periodismo está en un momento, y ya lleva un tiempo, en el que deberíamos reflexionar todos sobre qué estamos haciendo, para qué servimos, quiénes somos y no caer en el todo vale por la audiencia.

– Es una mujer disciplinada y metódica. ¿Le estimula la presión del directo?
– Me encanta, es lo que más me gusta del mundo. Las seis horas del programa se me pasan volando y me encanta la adrenalina del directo, que pasen cosas mientras hacemos el programa y tengamos que interrumpir y cambiar sobre la marcha.

– ¿Y qué le provoca cada nuevo Estudio General de Medios?
– Lo bueno del EGM es que es cada tres meses. Te provoca inquietud los días previos, satisfacción o malestar el día de autos y te obliga a trabajar en un sentido u otro el día después. Yo quiero ganar siempre a todo lo que juego y también al EGM, pero lo bueno es no obsesionarse.

– Hablando de ganar, cada mañana compite a través de las ondas con grandes de la radio como Carlos Herrera, Carlos Alsina e Íñigo Alfonso. ¿Por quién siente más respeto?
– A Carlos Herrera le conozco desde hace mucho tiempo, tenemos muy buena relación y siento admiración por él; con Carlos Alsina he tenido menos relación pero nos seguimos y cuando hace una cosa muy bien me da rabia porque no se me había ocurrido a mí; e Íñigo Alfonso, el último que ha llegado, me parece un profesional como la copa de un pino, buenísimo en todo lo que hace, riguroso y serio.

– En la Cadena SER, usted y Pepa Bueno marcan la pauta informativa cada jornada. ¿Cree que las comunicadoras aportan algún matiz o mirada diferente?
– No, creo que a lo mejor tenemos una manera diferente de trabajar y una sensibilidad diferente a la hora de abordar ciertos temas, pero la información es lo que es.

– ¿De qué temas riojanos se hará hoy eco en ‘Hoy por Hoy’?
– Haremos un recorrido por la ciudad para conocer cómo es el Logroño pandémico y lo haremos con José Luis García Íñiguez, que es de aquí. Vamos a hablar de vino, cuyo consumo seguramente aumentó durante la pandemia, de literatura, de Azcona; va a actuar Messura… y tendremos a la presidenta de La Rioja.

62589