Adolfo Arjona (COPE Málaga) estrena en Canal Málaga TV «Los días que vendrán»



Adolfo Arjona

Antonio M. Romero le ha entrevistado para Diario Sur:
Los días que vendrán’ es el título del programa con el que el periodista Adolfo Arjona vuelve a la televisión a partir de este lunes en la cadena pública Canal Málaga, y que estará en antena hasta finales de julio. Un programa de entrevistas donde especialistas de diferentes ámbitos reflexionarán sobre cómo será Málaga después del coronavirus y que se podrá ver de lunes a viernes a partir de las 21 horas –la duración es entre diez y quince minutos– y los domingos a partir de las 22 horas con la emisión continuada de los programas semanales. Su nombre está vinculado a la radio, donde actualmente dirige COPE Andalucía, aunque el medio televisivo no es desconocido para Arjona, quien presentó en Canal Sur ‘Aquí se discute’ o ‘Mira a noche’ y en Trece su primer informativo nocturno.

– ¿Cómo afronta esta vuelta a la televisión?
– Como cada reto profesional: con enorme pasión, ánimo de acercarme a la excelencia y muchas ganas porque es un reto de mucho nivel. Algún compañero me ha dicho: ¿Pero te apetece hacer televisión local? Mi horizonte vital comienza y termina en Málaga. Estoy muy honrado cuando alguien me dice que me escucha en la radio desde Santiago de Compostela o desde Gerona, pero, al final, mi horizonte es Málaga. Me voy a enfrentar a una estética televisiva diferente. No voy a hacer el programa desde un plató, sino desde casa y los invitados, uno por día, van a estar en la suya. Creo que cuando no hay muchos focos y un plató hermoso, lo que tiene que lucir es el entrevistado. Para una buena entrevista, el 90% depende del entrevistado; si tienes un buen entrevistado tendrás normalmente una buena entrevista. Voy a tener a invitados de mucho nivel, de alto nivel intelectual, que ayuden con su opinión, uno cada noche, a que el telespectador se vaya haciendo su propia configuración de cómo imagina que va a ser Málaga tras el coronavirus.

– Entiendo que es un programa muy transversal.
– Sí porque la crisis que estamos viviendo es absolutamente transversal. Desde cualquier aspecto en este momento todo está afectado por la pandemia. Por tanto, ¿tiene sentido tener a un cura? Tiene sentido. ¿Tiene sentido tener a un economista? Tiene sentido. ¿Tiene sentido tener a un profesional de la sanidad? Imagínese. ¿Tiene sentido tener a un jurista? ¿a un profesional de la limpieza? ¿a un periodista? ¿a un político? Tiene sentido.

– ¿Quiénes van a ser los primeros invitados?
– Esta primera semana la abriremos el lunes con el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, un absoluto conocedor de la realidad de la ciudad y que, por tanto, tiene muchas capacidades para proyectar cómo puede ser nuestra ciudad. El martes me va a atender el doctor responsable de la unidad de Cirugía del Hospital Quirón de Málaga, César Ramírez, un sanitario comprometido, que nos puede dibujar cuál va a ser la estética post-pandemia: los guantes, las mascarillas,… que han venido para quedarse durante mucho tiempo. El tercer invitado es el doctor Miralles, a quien quiero enfrentar con una cuestión; un médico italiano dijo durante la pandemia que estaban ejerciendo medicina de guerra, es decir, tenían dos pacientes y un sólo respirador y eran los médicos los que estaban decidiendo a quién salvaban y a quién mandaban a la muerte. Estoy convencido de que eso va a pasar factura emocional a los sanitarios. Cuando todos encontremos un cierto equilibrio emocional después de lo que estamos viviendo, los médicos se van a enfrentar a sus pensamientos y a sus pesadillas. Los médicos no están acostumbrados a que sus pacientes se mueran a espuertas y eso va a pasar factura en el shock postraumático. El jueves tendré a un experto muy conectado con la vida económica y la comunicación económica del siglo XXI, Jano García, con quien voy a hacer un análisis económico de lo que nos quedará después de la pandemia y hablar del sector turístico. Acabaré el viernes con el cardenal Carlos Amigo, que tiene la autoridad moral suficiente para contestarme a cuestiones como la trascendentalidad. A largo de la historia cuando ha habido crisis económicas pero sobre todo pandemias sanitarias siempre ha habido un rebrote de la fe. Parece que lo trascendental gana puestos en los niveles de preocupación y ocupación de la gente cuando hay una pandemina y qué mejor que el cardenal Amigo para ayudarme a hacer un análisis. El programa es una mezcla de invitados de ámbito local y nacional y de carácter muy transversal.

– ¿El objetivo del programa es buscar respuestas?
– Correcto. Eso forma parte del trabajo de los comunicadores y de los periodistas. Además, en este momento, se une una vocación pública. Con estos invitados y el resto que aparecerán, hasta 45, me une una relación personal y tengo el lujo, el beneficio, de conocer sus reflexiones en cualquier momento. Durante la pandemia y el confinamiento he hablado con ellos y me han ayudado a afrontar mis propios programas de radio y me parecía que compartir con la audiencia esas reflexiones era un asunto periodístico y de servicio público. Además, hace unas semanas tuve en la radio a Iñaki Gabilondo. Hablando con él y de sus experiencias televisivas, fue el que me inspiró a poner este proyecto en marcha. La directora de Canal Málaga (Vanessa Martín) tenía ganas de que yo pudiera colaborar con la tele y cuando le conté mi experiencia con Iñaki y cómo podía trasladar ese mismo concepto a la televisión municipal le entusiasmó la idea. Voy a ponerme delante de una cámara, meterme en la casa de la gente e intentar que otros respondan a la pregunta: ¿Cómo será nuestra vida? A todos nos hace falta un poco de luz sobre cómo será nuestra vida tras el virus porque andamos un poco perdidos.

– Compatibilizará ‘Los días que vendrán’ con la dirección de COPE en Andalucía y el programa ‘La noche de Arjona’.
– Mi actividad profesional en COPE es mi primera preocupación cada día que me levanto, pero gracias a Dios tengo la energía suficiente para acometer otros proyectos. Tengo una empresa, la COPE que a los profesionales con vitalidad le da vitaminas y no antibióticos; a mí me dan vitaminas para seguir creciendo y desarrollándome.

59931