REMER Pontevedra: Cuando todo falle, quedará la radio



REMER

Carlos García escribe en Faro de Vigo que las nuevas tecnologías lo invaden todo y hoy en día hay cientos de vías para mantenernos en contacto y comunicarnos. Pero, ¿y si todos estos sistemas de telecomunicaciones se vienen abajo por una catástrofe natural? Pues entonces nos salvará la vieja y eterna radio.

Es por ello que, pese a todos los avances tecnológicos que nos mantienen conectados, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior mantiene activa y engrasada la REMER o Red Nacional de Radio de Emergencia.

Esta red depende en cada provincia de la Subdelegación del Gobierno y ayer la subdelegada en Pontevedra, Maica Larriba, siguió de cerca un simulacro en el que se comprobó con éxito su buen funcionamiento. La simulación recreó una situación de emergencia y catástrofe provocada por una potente ciclogénesis explosiva que causó la caída de todas las comunicaciones tradicionales en la demarcación provincial.

El ejercicio buscaba evaluar la cobertura de las comunicaciones en toda la provincia y comprobar la capacidad de coordinación entre las diversas zonas en las que se divide el territorio (un total de cinco: Pontevedra-O Morrazo, Caldas-Salnés, Deza-Tabeirós, Vigo-Baixo Miño y O Condado-Paradanta) y se desarrolló con éxito al lograr coordinarse con los colaboradores en cada área. Y es que Remer está compuesta por voluntarios, integrada por radioaficionados que se pueden convertir en la única vía de comunicación eficaz entre comarcas ante un eventual fallo del resto de vías o en caso de mala cobertura de las mismas en alguna zona.

53 voluntarios
En Pontevedra son un total de 53 los voluntarios de la red Remer, que están localizados las 24 horas del día. La subdelegada, Maica Larriba, les agradeció su «colaboración desinteresada, su compromiso y disponibilidad para hacer frente a situaciones de emergencia». Este medio centenar de voluntarios garantiza las comunicaciones en la provincia y una amplia cobertura de todas las zonas.

Su labor consiste en aportar a Protección Civil una red de comunicaciones que asegure las transmisiones entre los distintos servicios implicados en los siniestros o en proporcionar información amplia y puntual de las circunstancias y evolución de los mismos: desde inundaciones, a incendios forestales, terremotos o accidentes de especial relevancia, entre otros muchos supuestos.

61339

loading…