Radio Santander emite «Hoy por hoy» desde Torrelavega



Radio Santander

La plaza de Abastos de Torrelavega, parte de la esencia viva de la ciudad desde hace más cien años, ha acogido la emisión en directo de Hoy por Hoy Cantabria con motivo de la conmemoración del Día Internacional de concienciación sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos. Una fecha marcada para la reflexión que instauró la ONU en 2019 porque disminuir la pérdida y desperdicio de comida reduce la probreza, el hambre y ayuda a combatir el cambio climático. Además, los efectos dañinos del cambio climático se reducirían, teniendo en cuenta que, a día de hoy, el desperdicio alimentario es responsable del 7% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y casi el 30% de la tierra agrícola del mundo se utiliza para producir alimentos que nunca serán consumidos, por nombrar solo algunos ejemplos.

El Gobierno de Cantabria, a través de la empresa pública Mare, desarrolla hasta diciembre la campaña de sensibilización ‘ReAprovecha. Evita el despilfarro de alimentos’. La iniciativa, como nos ha contado el consejero de desarrollo rural, Guillermo Blanco, se enmarca en la Estrategia regional contra el despilfarro de alimentos. “De los 5 millones de hectáreas agrícolas del mundo, lo producido en 1,5 millones, se tira a la basura” ha detallado.

Por el espacio, además ha pasado el Director General de Mare, José María Díez, que nos ha explicado cómo la empresa pública se encarga de la recogida de residuos domésticos en 76 municipios de Cantabria. Junto a él, Delia Ahumada, técnica responsable de Educación Ambiental, ha insistido en los beneficios socioeconómicos y ambientales de frenar el despilfarro alimentario, “las pequeñas acciones de cada uno de nosotros son importantes”. Para ello se están realizando actividades de sensibilización en mercados agroalimentarios con el fin de hacer llegar a los consumidores la trascendencia de sus decisiones de consumo a la hora de frenar esta tendencia. Julián Ubierna, educador ambiental y dinamizador de las jornadas que se desarrollan en colaboración con los ayuntamientos ha reiterado que “la planificación es fundamental para realizar un consumo responsable.

Además, como ejemplo, hemos contado con la presencia de David Fernandez, responsable de las patatas fritas Vallucas, que se elaboran en Villanueva de la Nía (Valderredible) con la materia prima que nace de esa tierra. “Nacimos hace 2 años y medio y ahora estamos a punto de lanzar patatas con nuevos sabores. Ya somos 6 personas trabajando en en el proyecto”.

La campaña ReAprovecha ha sumado ya 93 restaurantes a la iniciativa para que los clientes puedan llevarse a casa en envases compostables y bolsas de papel la comida que sobra de sus consumiciones. Uno de ellos es el Restaurante Calvo en Puente San Miguel, Curro Allende, su cocinero nos ha contado que “es algo que todavía cuesta, parece que da vergüenza”.

Reducir la pérdida alimentaria en los primeros niveles (explotación agraria) es más efectivo de cara a abordar la inseguridad alimentaria y aliviar el estrés en la tierra y el agua. Las reducciones en el desperdicio de alimentos en la cadena de suministro y a nivel del consumidor son clave para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El 38 % del consumo total de energía en el sistema alimentario mundial se utiliza para producir alimentos que se pierden o desperdician. En este sentido, el grupo de investigación de Desarrollo de Procesos Químicos y Control de Contaminantes de la Universidad de Cantabria (UC) está participando en el estudio liderado por los investigadores de la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático y del Grupo de Estudios Internacionales y Economía de la Universidad Pompeu Fabra, en el que se han evaluado los impactos ambientales asociados a las dietas promedio regional en España. Los resultados confirman que una dieta basada en las pautas dietéticas saludables españolas, y específicamente en la dieta mediterránea, que recomienda un mayor consumo de frutas y verduras y una menor ingesta de carnes rojas y productos azucarados, podría reducir potencialmente las emisiones de gases de efecto invernadero, la huella hídrica y el uso del suelo entre el 15% y un 60%. Según nos ha desarrollado Rubén Aldaco, miembro del grupo de investigación de la UC, «la hipótesis de partida es que una correcta gestión de la cadena de suministro de alimentos, desde la producción al consumo, puede contribuir en gran medida a paliar los impactos ambientales y socioeconómicos asociados».

Este nuevo Día Internacional pretende generar una reflexión sobre nuestra sociedad consumista y los desequilibrios que se producen con la cantidad de comida que se desperdicia en contraposición con la insolvencia alimentaria de millones de personas, algo que aborda el documental “Tus Desperdicios y otros Manjares”, dirigido por el realizador reinosano Richard Zubelzu, con él, analizamos si verdaderamente estamos más equivocados de los que pensamos en cuanto a nuestros hábitos de consumo y nuestra inadecuada gestión y manipulación de alimentos.

61080

loading…