Radio Reloj, una emisora sin música, pero con ritmo



Radio Reloj

Se equivoca quien supone que sólo un reducido grupo de locutores da vida a la noticia en Radio Reloj.
Y es que todos los profesionales del micrófono que aquí laboran, y que este primero de diciembre celebran el Día del Locutor Cubano, son fieles al estilo objetivo, comedido y mesurado de nuestra emisora.

Durante más de siete décadas ellos han entregado su voz al servicio de la educación de nuestro pueblo, para orientar e iluminar la inteligencia y la cultura de los cubanos.

Como un predicador que expande su mensaje más allá de la mar y del espacio, el locutor imprime a nuestros textos un ritmo que se funde a la música inmedible del universo.

Amistad sin condiciones
Se engaña también quien cree que el locutor de Radio Reloj anda de paso lento, encorvado y canoso, apegado al micrófono como a un bastón.

Jóvenes hay entre nosotros que, lo mismo que varios periodistas, aún no llegan a los 30 años de edad; pero ya son responsables y cumplidores, exactos y puntuales, que es condición para alcanzar la madurez.

Quizá alguna vez nos confundamos, pero errar en este oficio es casi natural, porque resulta impensable cualquier obra humana sin una sola mácula, sobre todo cuando nace marcada por la espontaneidad de la inmediatez.

Y si esta voz ya le resulta familiar es, justamente, porque procuramos ser parte de su familia.

61887

loading…