Prisa paraliza el anunciado ERE de Prisa Gestión de Servicios S.L.



Manuel Mirat (izquierda)

Según informa Gorka Zumeta desde su web, Prisa ha paralizado hace unas horas el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaba, en principio, a 80 trabajadores de su filial Prisa Gestión de Servicios S.L., 60 despidos directos y 20 por movilidad geográfica, la mayoría procedentes de la Sociedad Española de Radiodifusión, SER.

Así se lo ha anunciado la compañía editora de El País y propietaria de la SER a los representantes de los trabajadores. La decisión no supone frenar los despidos que, previsiblemente, se producirán, pero no de manera colectiva. Se estudiará cada expediente y se irán tomando decisiones individualizadas.

En la paralización de este proceso que había provocado indignación en el seno de Prisa, en todos los comités de empresa, ha tenido mucho que ver, al parecer, el nuevo Consejero Delegado, Manuel Mirat, que ha asumido este cargo ejecutivo hace poco tiempo, en sustitución de José Luis Sáinz. Mirat habría replanteado el proceso en función de la optimización de sus recursos humanos y habría optado, primero, por frenarlo y, segundo, por reorientar las salidas de manera no masiva.

El pasado mes de febrero de 2017, todos los trabajadores de los departamentos de administración y finanzas del Grupo, incluidas las áreas de tráfico de radio (los encargados de gestionar administrativamente la publicidad) fueron externalizados a otra empresa denominada Prisa Gestión de Servicios, S.L. Ante esto último, el comité intercentros de la SER denunció en la Audiencia Nacional este traspaso de personal por considerarlo no ajustado a derecho y por perseguir un objetivo final: la reducción de empleo en la SER. El fallo de la Audiencia, en el mes de junio pasado, fue desestimar el recurso, alegando que se habían conservado, tras el trasvase, la totalidad de puestos de trabajo, y a todo el personal “se le continúa aplicando el convenio colectivo de PRISA RADIO, por lo que su protección frente a ERES se mantiene incólume”. Esta sentencia ha sido recurrida ante el Tribunal Supremo.

La fecha del anuncio del comienzo del procedimiento, por parte de la empresa, se produjo el pasado 17 de agosto, época que coincidió con un gran número de trabajadores en período vacacional, con lo que fue solicitada a la compañía una demora para poder incorporar al personal que se encontraba disfrutando de sus vacaciones; demora que concedió la empresa. Las negociaciones comenzaron el pasado 12 de septiembre, en que se constituyó la Comisión Negociadora y la empresa informó del proceso, y el alcance del ERE, a los trabajadores. Ahora este ERE queda paralizado por decisión de la empresa.

49755