Posible ultimátum de la SER a Manu Carreño: solo vale recuperar el primer lugar de ‘El Larguero’



Manu Carreño

Fernando Cano lo cuenta desde El Español:
La principal prioridad de Cadena SER en el próximo Estudio General de Medios (EGM) -que se conocerá el próximo miércoles 1 de abril- es recuperar el liderazgo de las noches deportivas. En Prisa no se valora otra posibilidad más que la de que Manu Carreño recupere el primer lugar con El Larguero, tras la dura derrota de noviembre contra El Partidazo de COPE.

Un objetivo que el presentador de El Larguero conoce perfectamente porque así se lo han transmitido los directivos de la emisora de Prisa. De esta manera, las fuentes consultadas indican que Carreño sabe que está ante una de las últimas oportunidades de recuperar la confianza de su emisora y que, de lo contrario, la presión para sustituirle se acrecentará en el caso de que vuelva a quedar en segundo lugar.

Otras fuentes dentro de la emisora son más tajantes e indican que de volver a ser segundos y si la distancia aumenta con el programa de COPE, se activará automáticamente el plan de sucesión para buscarle un sustituto. Frente a esta situación, fuentes oficiales de Prisa Radio indican que confían plenamente en Carreño. «Estamos muy contentos con el equipo de Deportes», indican.

El problema es que los principales directivos de la emisora de Prisa todavía no encajan el duro golpe y la «afrenta» que significó la derrota de El Larguero el pasado mes de noviembre. En ese EGM Manu Carreño registró 748.000 oyentes por los 790.000 de COPE en esta misma franja, perdiendo el liderato que duró 25 años de manera ininterrumpida.

Para gestores históricos como el director general Daniel Gavela no fue fácil encajar que su principal programa deportivo, el mítico Larguero, dejase de ser el más escuchado después de más de dos décadas dominando el panorama mediático de las tertulias radiofónicas deportivas con puño de hierro.

Bonus para ‘El Partidazo’
El último en derrotar a Prisa en esta franja fue José María García después de una de las más cruentas batallas que se recuerde en la historia reciente de la radio. José Ramón de la Morena logró superarle después de años de duras batallas y Gavela vivió en primera persona (como director de la SER) el asalto al trono.

Es por eso que ahora, por una mera cuestión casi de revancha personal, volver a ser líderes de la noche deportiva, es prioridad del equipo directivo. Pero no será fácil. Los números que hacen en COPE son alegres e incluso han establecido un bonus extra de 600.000 euros a repartir entre el núcleo duro del equipo de Juanma Castaño, para premiarles por el asalto definitivo al trono de las noches.

De hecho, los informes de la emisora de los obispos indican que volverán a superar a El Larguero en los datos que se conocerán el próximo miércoles. El EGM mide costumbres y es muy difícil revertir tendencias, por lo que si aumenta la distancia por sobre los 50.000 oyentes a favor de COPE, en la SER tendrán muy complicado volver al liderazgo en los próximos meses.

En este sentido, en la SER saben desde hace varios meses que -si no vuelven al liderato antes de que finalice la temporada 2019/2020- la única solución que quedará será reformar completamente el programa, incluyendo a su presentador, y empezar una nueva era de El Larguero.

La SER encargó el año pasado un informe a una consultora externa que analizara el éxito de El Partidazo y el declive de El Larguero. El documento interno de la emisora basado en la percepción de los oyentes tuvo conclusiones demoledoras. «El programa de COPE es fresco, conecta con el sector mas joven de la audiencia, atrae a anunciantes, y muestra una penetración en redes sociales notablemente superior al producto de la SER», indicaba.

Las opciones de la SER
Y las cifras tampoco acompañan. Desde que Manu Carreño fichara por El Larguero en verano de 2016, ha perdido 250.000 oyentes, desde el millón de fieles que dejó José Ramón de la Morena. En este mismo periodo, Castaño ganó 240.000 oyentes. Considerando que Onda Cero prácticamente no ha variado sus números, el trasvase de fieles ha sido casi exacto: cada oyente que abandona El Larguero se va a El Partidazo.

¿Solución? Dentro de Prisa muchas creen que no es otra que fichar al equipo completo de El Partidazo en Cadena SER. En COPE lo saben y han puesto en marcha el bonus de 600.000 euros para mimar a su equipo y evitar su éxodo. Mientras que en Gran Vía mueven ficha de manera silenciosa, pero sostenida.

Nadie habla de contactos oficiales, aunque los coqueteos son constantes entre Juanma Castaño y Manuel Mirat, consejero delegado de Prisa. Quienes les conocen indican que comen juntos de manera regular y comparten confidencias.

¿Y Manu Carreño? El año pasado protagonizó el mayor culebrón del sector. Meses antes del final de la temporada comenzó a deslizar a su entorno que quería marcharse de la SER para dedicarse exclusivamente a sus funciones como presentador de Cuatro y empresario de Supersport, aunque finalmente renovó con una subida salarial y el compromiso de revisar su contrato año a año.

En este sentido, toca ahora sentarse a negociar lo que abre una serie de opciones en Prisa. La primera es lógicamente renovar por otra temporada, aunque esta opción tiene el hándicap de mantener la tendencia negativa y las audiencias a la baja. Sería lo más cómodo desde el punto de vista de la gestión de equipos, pero lo más arriesgado si es que se quiere recuperar el liderato.

La opción de Dani Garrido
La segunda opción es situar a Dani Garrido en El Larguero, una alternativa que estuvo sobre la mesa el año pasado. De hecho, Garrido cuenta con muchos apoyos en la planta noble de Gran Vía para ser el futuro líder de las noches, aunque quizás dar el salto la siguiente temporada sería quemarle demasiado pronto.

Con 41 años tiene un largo futuro por delante y sin lugar a dudas es la apuesta de futuro. Es verdad que hace un año al renovar Manu Carreño sólo un año, él era el recambio para la temporada 2020/2021, pero con Tiempo de Juego asechando el primer lugar que todavía mantiene Carrusel, no es aconsejable hacer cambios drásticos los fines de semana.

Finalmente, la tercera opción es ir a por todas para fichar al equipo de El Partidazo, una jugada que no saldría barata, pero que aseguraría un éxito inmediato. Considerando el actual contexto económico y la caída de la publicidad en la radio, una jugada rápida y que derribe al adversario les pondría en una situación interesante y cómoda para rentabilizar publicitaria y económicamente los fichajes.

59089