Nacimiento e historia de la quiniela de fútbol

El próximo mes de septiembre se cumplirán 76 del nacimiento de La Quiniela, el juego favorito de los aficionados al fútbol. El primer boleto de La Quiniela se jugó el 22 de septiembre de 1946, con motivo de la primera jornada de la temporada 1946/1947 de Primera División, campeonato nacional que acabaría ganando el Valencia CF con 34 puntos. La mayoría de los aficionados que realizaron el primer pronóstico de La Quiniela de fútbol estaban acostumbrados a este tipo de apuestas, ya que en aquella época se realizaban apuestas en los alrededores de los estadios para darle más emoción a las jornadas de fútbol. A pesar de ello, el juego resultó bastante complicado, porque los apostantes tenían que poner en una casilla el número de goles que marcaría cada equipo en los siete partidos de la jornada.



El primer boleto de La Quiniela, que estaba compuesto por siete partidos, costó dos pesetas. El juego tuvo bastante éxito entre los aficionados al fútbol, ya que se vendieron un total de 38.530 boletos y se recaudaron 77.060 pesetas (463 euros). Al final de la primera jornada de la temporada 1946/1947 de Primera División hubo dos premiados de primera categoría, que cobraron 9.603 pesetas (57,7 euros) cada uno. Además, también se repartieron 7.202 pesetas (43,28 euros) a un acertante de segunda categoría; 4.801 pesetas (28,85 euros) al único acertante de tercera y 59 pesetas (35 céntimos) a los 58 acertantes de cuarta. Desde entonces, La Quiniela se convirtió en una tradición en España.

La implantación del sistema 1X2

En las dos primeras temporadas de La Quiniela, los aficionados al fútbol tenían que acertar el resultado de los partidos de la jornada, señalando el número de goles que metería cada equipo en el encuentro. Esto cambió en la campaña 1948/1949, cuando se instauró el sistema 1X2, como el que conocemos hoy en día, sobre 14 partidos, ya que las apuestas se ampliaron también a los encuentros de los equipos de Segunda División. El sistema 1×2 ofreció la posibilidad de elegir tres opciones a la hora de apostar: victoria del equipo local (1), empate (2) o triunfo del conjunto visitante (2). Desde ese momento, el juego ha experimentado un crecimiento constante año tras año en España.  

Hoy en día, casi ocho décadas después de su nacimiento, La Quiniela sigue manteniendo prácticamente el mismo formato original, salvo pequeños cambios como el “Pleno al 15”, que se implementó en la temporada 1988/1989. Se trata de un premio especial para aquellos aficionados al fútbol que consigan 14 aciertos y, además, acierten los goles que marcarán los equipos del partido adicional de la jornada. Aunque fue eliminado durante las campañas 2003/2004 y 2004/2015, volvió a instaurarse en la temporada 2005/2006. Actualmente los apostantes tienen que acertar el ganador de los 14 partidos de la jornada, normalmente siete de Primera División y siete de Segunda División, y el resultado exacto del encuentro conocido como “Pleno al 15”. Para conseguir premios, los apostantes deben acertar, como mínimo, el resultado de 10 partidos de la jornada.

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*