María Fernández: “La primera vez que me puse ante un micrófono, supe que este era mi sitio”



María Fernández

Traemos hoy en diariodehuelva.es a nuestra sección de entrevistas en tiempo de pandemia a una compañera encantadora y gran profesional dentro del mundo del periodismo. Me refiero a María Fernández Montiel, una joven de 31 años que entiende la comunicación, más que como una profesión, como un modo de vida, por lo que supone que todo los que se dedican a este bonito, pero tan complicado mundo, estarán de acuerdo con ella, según me cuenta nada más empezar a charlar.

María se puso delante de una cámara, por primera vez, con 21 años, en CNH TV Huelva, aunque su relación con los medios viene de antes. No en vano debutó ante los micrófonos con 19, mientras estudiaba la carrera en Sevilla, en una entrañable pero desconocida emisora de radio comunitaria llamada Radiópolis. Y a partir de ahí, nunca más dejó de contar historias, con la ilusión y la profesionalidad que le caracteriza.

Muchos son los medios de comunicación donde saben de la grandeza periodística de María, como Cadena COPE, Onda Cero, Hispanidad Radio, El Periódico de Huelva, Canal Luz, Condavisión, Huelva Televisión, Andalucía Directo (Canal Sur), La Sexta… Ella me dice que son algunos de los medios que la han enseñado a desenvolverse en este apasionante mundo. Ahora, sigue creciendo y amando, por encima de todo lo que hace en diariodehuelva.es

Desde que empezamos con esta entrevista noto en esta triguereña, y ella me lo confirma, que su referente, su ejemplo a seguir, su motor y el que le hace que se deje la piel en el trabajo es su padre, lo cual me parece precioso.

Después de esta introducción entramos con las preguntas y este es el resultado:

  • ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?
  • Más que una opinión, es una postura. Creo que esta situación nos ha cogido por sorpresa a todos y, por tanto, más allá de lamentarme, intento centrarme en lo que sí se puede hacer. La responsabilidad en el más estricto sentido de la palabra es lo que puede marcar la diferencia y poner fin a este complicado momento. Está claro que esto que estamos viviendo está siendo duro y nos está golpeando a todos pero debemos mantener la fe y ser conscientes de que no durará eternamente. Cuanto antes nos pongamos a trabajar en ello, antes volveremos a recobrar la normalidad. Y trabajar en ello implica hacer lo que está al alcance de cada uno: en mi caso, acatar las normas de seguridad, guardar las distancias e intentar que lo que cuento cada día como periodista contribuya a hacer el bien de alguna manera.
  • ¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia?
  • No tengo ni idea. Lo que sí sé es que después de la primera ola todo se nos olvidó. Los abrazos tan ansiados durante el confinamiento se perdieron entre un verano que volvió a estar masificado. Los meses de encierro se esfumaron con el buen tiempo y parece que todos nos olvidamos, en días, de aquellos que ni siquiera pudieron despedirse de sus seres queridos en el hospital.

No sé cómo será la vida después de esto, pero yo, al menos, haré todo lo posible para no olvidarme de lo que hemos pasado y estamos pasando. Es algo que todos deberían hacer, creo yo. Si después de tanto sufrimiento no aprendemos, ¿Qué más tiene que pasarnos?

  • ¿Has pasado miedo en algún momento?
  • Miedo por mí no. Miedo por mi madre y mi hermano. Mi madre es maestra y he vivido en primera persona la inseguridad que se palpa estos días en las aulas. Prefiero no pronunciarme, pero lo que está ocurriendo en los centros pone los pelos de punta. De momento, sigo dando gracias porque está sana. Mañana, Dios dirá…
  • ¿Qué proyectos tienes para el futuro?
  • Mi proyecto lo centro en el presente. No me pongo metas a largo plazo o, al menos, prefiero no hacerlo. Quiero seguir trabajando como periodista, seguir superándome y aprendiendo de un mundo en constante cambio.
    Supongo que seguir escribiendo en diariodehuelva.es, continuar haciendo radio (actualmente hago un programa con los mayores del Aula de la Experiencia en la Universidad), permanecer ligada, de alguna forma, a la televisión (que me apasiona), estar vinculada a las nuevas tecnologías… en definitiva, seguir ejerciendo mi profesión en todos sus ámbitos poniendo siempre lo mejor de mí misma.
  • ¿Qué es lo que has echado de menos en estos once meses que llevamos pandémicos?
  • Echo de menos tomarme algo con mis amigas en un bar sin mascarilla, bailar, viajar, dar un paseo con mi hermana y mis dos sobrinas pequeñas por la calle, verlas todo lo que me gustaría… pero ya habrá tiempo. Ahora toca cuidarse y alejarse para poder estar luego más cerca que nunca.
  • ¿Qué crees le falta a Huelva para despegar de una vez por todas?
  • A Huelva le falta que su gente se lo crea. Si nosotros defendiéramos todo lo que tenemos e hiciéramos gala de ello, creo que todo iría mejor. Huelva lo tiene TODO.
  • ¿Qué te parece la actuación de los políticos en general ante esta pandemia?
  • Es una pregunta fácil y compleja al mismo tiempo. Me parece que es fácil descargar contra Simón o contra cualquiera que esté en primera línea estos días. Ante lo que estamos viviendo, toca remar en la misma dirección. Hay dos opciones: revelarse, insultar y hablar mal de los que toman las decisiones en un momento CONVULSO o intentar adaptarse a lo que llega y pelear, desde nuestras posibilidades, para intentar salvar la papeleta. Yo me quedo con la segunda. Y, por cierto, qué bien no ser política en un momento como el actual…
  • ¿Qué ha supuesto para ti haber ganado el colon digital de este año?
  • Es algo que no me esperaba y que me ha llenado de ilusión. La verdad es que considero que en Huelva hay grandes profesionales del periodismo, a pesar de ser una profesión, en general, tan mal pagada y tan poco reconocida.
  • ¿Qué significa la profesión de periodista y desde cuándo te viene la idea de dedicarte a ella?
  • Para mí el periodismo es una forma de vida. El que es periodista de vocación sabe que nunca se desconecta, que siempre está vinculado, de una u otra manera, a la profesión.
    En mi caso, no es algo que me venga de niña. De hecho, siempre quise ser filóloga o maestra de Lengua, como mi padre. Sin embargo, algo hizo que me decantara finalmente por periodismo.
    Desde que me puse por primera vez delante de un micrófono supe que este era mi sitio. Y aquí sigo. Empecé a trabajar en medios con 19 años en una entrañable pero desconocida emisora de radio comunitaria de Sevilla llamada Radiópolis (mientras estudiaba en la Universidad). Desde entonces, no he dejado de contar historias.
  • ¿Cómo valoras el papel de los medios de comunicación en estos meses pandémicos?
  • Vital. Sin medios no habría pandemia. La gente se ha enterado al minuto de lo que ocurría y eso es gracias a los medios de comunicación. Diría que han sido y están siendo, simplemente, esenciales.
  • ¿Y el de las redes sociales?
  • Gracias a las redes sociales los medios han podido llegar a más gente. Son un altavoz de la información. Bien usadas son de gran ayuda. Las redes ya forman parte del trabajo de un periodista.
  • ¿En qué medio te ves más cómoda?
  • Me siento cómoda en todos los formatos. Disfruto enormemente escribiendo un reportaje, locutando una noticia, presentando un programa de televisión y mostrando historias en redes sociales. Si tuviera que elegir un formato, los elegiría TODOS. Actualmente, hago un poco de todo y espero no perder ese privilegio nunca.
  • ¿Cuál ha sido tu mejor y peor momento hasta ahora dentro de la profesión?
  • He tenido dos mejores momentos. El primero, cuando presenté por primera vez mi propio programa de televisión con 25 años (en Condavisión) y sabía que mi padre me estaba viendo emocionado en casa. El segundo fue hace dos veranos, cuando hice mi primer directo a nivel nacional en La Sexta. También pensé en mi padre y en lo orgullo que habría estado.
  • El peor momento, cuando tuve que volver a ponerme delante de cámara dos días después de fallecer mi padre. Fue el único momento en el que no disfruté de mi profesión.
  • María, es toda una gozada oírte hablar con esa pasión que lo haces de nuestra profesión, sigue trabajando con la fuerza y el coraje que lo haces, sin lugar a dudas te llevará a tener muchas satisfacciones, que se cumplan tus proyectos y muchísimas gracias por tu amabilidad.
    Dicho todo esto, si te apetece añadir algo más, hazlo.
    Gracias por acordarte de mí y por incluirme entre tus grandes entrevistas. ¡Un abrazo, compañero!

63055

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*