Maria Antonia Munar condenada a inhabilitación por conceder la explotación de Ona Mallorca a un amigo

Maria Antonia Munar

La Audiencia de Palma de Mallorca cerró ayer el caso Maquillaje, abierto en 2011, con una condena de inhabilitación para cuatro exdirigentes de Unió Mallorquina (UM), Maria Antònia Munar, Miquel Nadal, Bartolomé Vicens y Miquel Àngel Flaquer por conceder la explotación de la Radio del Consell (Ona Mallorca) al empresario afín Alfredo Conde. La fiscalía anticorrupción reclamaba para Munar, que lleva desde 2013 privada de libertad por corrupción y acumular penas de 14 años de prisión, siete años de cárcel y 5 millones de euros de multa.

Como ya se prevía el juicio del caso Studio Media Comunicació, la empresa del mismo nombre propiedad de Alfredo Conde y que en el año 2000 consiguió por sus vínculos con UM el contrato para explotar Ona Mallorca, se cerró con una conformidad. Tres de los acusados, el exconseller de Agricultura del Govern y antiguo coordinador del área de servicios del Consell, Miquel Àngel Grimalt; Antonio Moragues, exsecretario técnico de Miquel Nadal, y Elisabet Dieguez, esposa de Alfredo Conde, fueron absueltos ayer por el tribunal al retirarse la acusación contra ellos.

Las defensas de los ocho acusados llevaban semanas negociando con el fiscal anticorrupción Juan Carrau un acuerdo de conformidad para uno de los últimos flecos de corrupción de UM. Carrau explicó que aceptó retirar los principales cargos contra los acusados al estimar que no hubo fraude en la contratación de Conde, ya que las sucesivas adjudicaciones de la radio se hicieron a precio de mercado, ni tampoco tráfico de influencias. Había un cuarto delito, una falsedad en documento oficial, que se retiró por falta de pruebas.

Los hechos se quedaron, finalmente, en un delito de prevaricación por dar la radio del Consell a un empresario amigo del partido.
Según la fiscalía, “toda la irregular contratación de Studio Media con el Consell, que no debió de haberse producido desde un principio, no puede ser entendida, ni pudo producirse sin la connivencia y activa participación de las personas acusadas, tanto por su intervención material como por su labor de inducción o presión para obtener el resultado de beneficiar a Studio Media”.

Buenas perspectivas
Munar, defendida por Gaspar Oliver, ha conseguido en las últimas semanas evitar nuevas condenas de privación de libertad por los casos Son Oms y Studio Media. En el primero suscribió un acuerdo para pagar una cantidad económica y en el segundo consiguió ayer una pena de inhabilitación que no le afecta al estar retirada de la política y no ser funcionaria.

Nadal también está privado de libertad desde hace años y gracias al pacto de ayer no acumulará nuevas condenas que prolonguen su situación.

El caso Maquillaje nació como un fleco de Son Oms y en él se investigó el trato de favor con fondos públicos del Consell a empresarios afines a UM, así como el desvío de caudales públicos para campañas electorales del desaparecido partido.

50605