Marcos Álvarez pone en marcha Radio KCS para entretener a Oviedo en la cuarentena



Marcos Álvarez

Rosalía Agudín desdec El Comercio cuenta la historia de Marcos Álvarez puso en marcha su propia emisora de radio para que la gente de Caces estuviese en contacto durante el confinamiento.

La idea en un principio era que los vecinos de Caces, la localidad de la zona rural de Oviedo, estuviesen en contacto. Las casas están dispersas y sus residentes no se ven estos días por culpa del confinamiento decretado por el Gobierno. Para suplir la falta de comunicación, Marcos Álvarez puso en marcha una suerte de emisora aficionada, llamada Radio KCS. Durante las veinticuatro horas del día ofrece música, pero en su parrilla también hay una programación de lo más variada: «Tenemos cuentacuentos, ediciones con música de los setenta y ochenta…».

Este proyecto surgió el día en el que el Consejo de Ministros aprobó que todos los españoles debían confinarse en casa ante el elevado número de contagiados por el coronavirus. Las emisiones comenzaron el lunes y ahora esta emisora suena por toda España: «Empezamos con quince conexiones y ahora cada día tenemos 1.200 aparatos desde toda España, incluso desde las islas», cuenta ilusionado por teléfono nada más acabar su programa.

Animando el vermú
Durante el fin de semana ha animado además el vermú a los vecinos del barrio ovetense de Ciudad Naranco. A lo largo de más de una hora, pichó música «animada y de todos los tiempos» para acompañar a los que brindaron con sus cervecitas, sidra y vinos desde sus ventanas y balcones.

Álvarez no está en solo. Vecinos de Trubia, Nava, Gijón y Oviedo se han sumado a esta iniciativa y cada uno presenta uno de los diversos programas. Todo con el objetivo de entretener estos días en casa.

59114