Macarena Berlín (Cadena SER): “Nos hace falta el silencio para encontrar nuestra voz”

Macarena Berlín

No es el primer libro de Macarena Berlín (Madrid, 1974), pero sí el primero dedicado a la narrativa. Tras más de ocho años al frente del Hablar por hablar, la periodista ha decidido plasmar algunas de sus vivencias en la radio en un trabajo literario. A lo largo de las más de 300 páginas de Háblame bajito, acompañamos a Pita, una periodista: el duelo tras una ruptura. Narrativa, decíamos, que no siempre ficción. Porque Pita trabaja en la radio, al frente de uno de los programas con mayor audiencia del catálogo.

“Ella está como todos nosotros, abrumada por esas voces que nos piden que seamos buenas madres, buenos amantes, buenos hijos. El título alude a eso, porque requerimos del silencio para encontrar nuestra propia voz”, reflexiona la autora. Junto al personaje, viajan algunas de los protagonistas a los que Berlín ha entrevistado en la vida real, a través de sus veranos dirigiendo el tramo de sociedad y cultura del Hoy por hoy. Y, mientras su vida se recompone poco a poco, los diálogos con otros protagonistas nos hablan de la supervivencia, como le ocurriera a Philipe Lançon, víctima de los ataques en Charlie Hebdo, o a la misionera Paciencia Melgares, que venció al ébola.

En la obra no faltan reflexiones sobre la radio: su vértigo, el despliegue que requiere y, desde luego, el ruido que resuena en sus paredes. Todo ello, naturalmente, dificulta la búsqueda del silencio de la protagonista. “¡Es tan complicado comprender lo que nos sucede! Pita escucha la vida todos los días, pero no la entiende”, apunta Berlín. Y Pita se cruza por el pasillo de la redacción con un sinfín de personajes que interrumpen sus reflexiones sobre las cosas: sobre sí misma, pero también sobre los increíbles testimonios con los que convive cada mañana.

Fuera de la radio, la bruma continúa. El padre de Pita, sus tías y sus amigas no le permiten llevar el duelo en paz. “Una vez, me dijo Santiago Roncagliolo que, si no escribimos sobre nosotros, sobre lo que conocemos, al final, estamos copiando a los demás”, afirma la periodista. Quizá por ello, y en un recurso literario que también han probado autores como Javier Cercas, Carlos del Amor o Mara Torres, en Háblame bajito cuesta diferenciar la realidad de la ficción.

48863