Las radios de los CP Sabugo y El Quirinal de Avilés cierran el curso

Radio Escolar

C. del Río desde El Comercio cuenta que los programas de radio de los colegios públicos de Sabugo y El Quirinal de Avilés, nacidos durante el confinamiento, retransmitieron ayer 18/6 la despedida del curso 2019-2020, un curso muy atípico que ha obligado a la comunidad educativa a reinventarse, tratando de crear escenarios y propuestas virtuales donde tendría que haber habido abrazos y sonrisas presenciales. Los profesores de música del Sabugo, Javier Miranda Camblor y de El Quirinal, Luisa Ximénez, matrimonio a su vez, son los creadores, directores y guionistas de sendos proyectos cuyo éxito los convirtió en el vehículos para poner el broche al curso del coronavirus.

«Normalmente celebramos una graduación presencial con el alumnado de 6º de primaria y con el de 5 años, es la típica celebración americana con entrega de diplomas y vídeo, este año hemos narrado con palabras y música esa gala, tratando de despertar la emoción e intentando que los oyentes visualizaran el salón de actos, las clases, los profesores y esa entrega de diplomas», explica Javier Miranda, a propósito del programa emitido el pasado martes. Ayer tocaba la última emisión y por la mañana se afanaba junto a su mujer Luisa Ximénez en rematar un guion para la despedida del curso que cada uno adaptó a su centro.

Los de ayer fueron, por tanto, unos programa especial en los que dar las gracias y transmitir ánimo a todos. Cincuenta minutos de despedidas y emociones que quedarán colgadas como podcast en las páginas web de los colegios. Del último programa del curso del Sabugo se ‘cayeron’ las sección habituales de educación física, literatura o música en favor de una narración. «Nos acercamos al ‘cole’ y vamos entrando aula por aula, hablando con las maestras, que nos despiden el curso, y también con los conserjes y limpiadoras. Acabamos con un agradecimiento del equipo directivo», adelanta un profesor que se cansó de pedir brevedad a todos los colaboradores en sus intervenciones.

El programa nació en abril y se ha emitido dos días a la semana, a las 20.10 horas, tras los aplausos a los sanitarios. «La idea inicial fue unir a toda la comunidad educativa, pero había que superar la brecha digital para llegar a todo el mundo», plantea el profesor. Se dieron cuenta que todas las familias tenían teléfono móvil y ese dispositivo era suficiente para escuchar el programa. «No nos esperábamos la repercusión que tuvo. Empezó a colaborar muchísima gente, enviándonos audios al WhatsApp. Llegó un momento que hasta me desbordaron porque no era solo escucharlos, había que descargarlos, cambiarles el formato, cortarlos y darles forma en un esquema coherente», reconoce. Uno de los objetivos era parecerse lo máximo posible a «un programa de radio de verdad» y él cree que eso se logró gracias a un programa «’escuchable’ y no típicamente escolar».

Hoy seguramente estarán recibiendo las reacciones a la última emisión cuando todavía saborean las del programa de graduación del martes. «La gente nos llamaba para decirnos que había llorado hasta el gato porque, a pesar de todos los esfuerzos, la situación de por sí triste», afirma.

60131



Comenta esta publicación en Guía de la Radio

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*