Las ondas de los radioaficionados de Lugones llegan hasta Japón



Querían llegar lejos a través de las ondas y lo lograron. El maratón de veinticuatro horas organizado por Radio Club Lugones llegó ayer del Museo de la Romería hasta Japón y Nueva Zelanda.
Entre las seis de la tarde del sábado y hasta la misma hora de ayer domingo, más de veinte apasionados de la radio se turnaron para emitir desde la finca del Carbayu y recrear, treinta y cinco años después, el maratón realizado en el 83 con motivo de su efeméride.

El enclave elegido fue el mismo que el que utilizaran en los ochenta, la única diferencia es que la cuadra de Manolito ‘El Pegu’, dueño del museo y referente de la localidad, luce ahora reconvertida en parte de la exposición romera.
La idea surgió hace un año con la intención de repetir esas veinticuatro horas en las que se establecieron cientos de contactos con radioaficionados de hasta dieciocho países diferentes. A poco más de media maratón, en esta ocasión los miembros de Radio Club Lugones ya habían tachado tres de los cinco continentes, con conexiones en Europa, Oceanía y Asia, según contaron Miguel Ángel Russo y Agustín Suárez, miembros de la agrupación.
Hasta allí se desplazaron también representantes municipales, como la edil de Ciudadanos Patricia Martín, la concejala de Izquierda Unida Lydia Is y el portavoz popular, Cristóbal Lapuerta.

El más longevo
Otra visita muy especial a este escenario fue la de Antonio Vázquez, ‘Odín’, el radioaficionado más longevo de Lugones. A sus 85 años, y a pesar de padecer una enfermedad neurodegenerativa, reconoció los equipos de radio y se mostró entusiasmado.
No participó pero sí acompañó a los maratonianos locutores con sumo interés. Estuvo acompañado por Marina Álvarez, conocida en antena como ‘Maya’, con la que tuvo una hija, Cristina, que ya a los 10 años heredó la pasión de sus padres bajo el apodo de ‘Draculina’, recordó su madre.

56435