La Asociación por la Reconciliación y la Verdad Histórica pide liquidar la Cadena SER por «colaboracionista con el Franquismo»

Cadena SER

Libertaddigital.com publica que la Asociación por la Reconciliación y la Verdad Histórica ha mandado una carta al Secretario de Estado de Memoria Democrática, el socialista Fernando Martínez López, exigiendo al «gobierno que declare a la Cadena SER como una emisora de radio colaboracionista con el Franquismo» y que proceda de forma «urgente» a «dividirla en múltiples lotes» para «dárselos a las asociaciones memorialistas» por haberse «beneficiado de la posición de casi monopolio del Franquismo como radio de entretenimiento político». Según la denuncia, la cadena propiedad del Grupo Prisa comete varias «vulneraciones de la ley de Memoria Democrática».



En conversación con Libertad Digital el portavoz de esta asociación, Guillermo Rocafort, asegura que «hay que resignificar la Cadena SER», calcando la terminología usada por el gobierno de Pedro Sánchez cuando habla del futuro del Valle de los Caídos.

La carta remitida a la Secretaría de Martínez López, que depende del Ministerio de Presidencia que dirige Félix Bolaños, presenta los siguientes hechos:

1.- La Cadena SER es una Cadena de Radio FASCISTA instituida tras el fin de la Guerra y la proclamación del estado franquista, constituyéndose formalmente el 25 de septiembre de 1940. En 1942, se incorporó como responsable de programación Manuel Aznar Acedo, el padre franquista de José María Aznar, expresidente del Gobierno de España, que desempeñó el cargo en esa Radio Fascista durante 20 años.

2.- El régimen de libertades se había clausurado durante el Franquismo y la Ley de Prensa de 1938, vigente hasta 1966, y La Cadena SER estableció un sistema de censura informativa en sus programas, dedicándose a distraer a sus oyentes ante la represión franquista por medio de programas eminentemente comerciales, culturales y deportivos, e incluyendo subliminal y abiertamente doctrina política fascista.

3.- Durante el Franquismo nació el programa «Hora 25», («Un programa de cuestiones actuales»), aún en vigor, donde participa actualmente Héctor de Miguel, famoso por reír chistes nazis y por manifestar que va a volar con dinamita el Valle de los Caídos en pleno domingo repleto de fieles.

El propio Secretario de Estado, en una entrevista en RTVE, pidió «eliminar la Cruz del Valle» porque es «como si te vas a Auschwitz y eliminas un crematorio». Añadió «o un horno donde fueron gaseados los que pasaron por el campo de concentración alemán; esa es la expresión del nacionalcatolicismo y eso hay que explicarlo en el marco de la simbiosis religión-política».

Para más información sobre la historia de la cadena ubicada en el número 32 de la calle Gran Vía de Madrid remite a la Wikipedia, «todo lo anterior es información pública y notoria», dicen.

«Es por ello», continúa el documento, «que solicitamos a esa Secretaría de Estado de Memoria Democrática la adopción urgente de las siguientes medidas en beneficio de las víctimas del Franquismo, de la Verdad, Justicia, Reparación y NO repetición». Éstas son sus sorprendentes peticiones:

Resignificar la Cadena SER.

Dividirla en múltiples lotes y dárselos a las asociaciones memorialistas y a las víctimas del Franquismo, porque La Cadena SER se ha beneficiado de la posición de casi monopolio del Franquismo como radio de entretenimiento político.

Que indemnice a la audiencia española el haber contribuido a imponer las limitaciones culturales del Franquismo.

Que sea declarado lugar de Memoria su sede central en Madrid, en la calle Gran Vía.

Que cambie su nombre comercial para alejarlo de su pasado Fascista.

Que la cadena SER pida perdón por su pasado Fascista.

La eliminación de los programas radiofónicos de «Hora 25» y en particular la prohibición de que se contrate al periodista filo nazi Héctor de Miguel (conocido como Quequé) por su falta de respeto a las víctimas del Holocausto y a los Católicos.

Que se abran al acceso público todo el archivo sonoro de la Cadena SER durante el periodo 1940 a 1983 al objeto de que los investigadores puedan estudiar sus contenidos franquistas, fascistas y nazis.

Los fundamentos de derecho, es decir los artículos de la Ley de Memoria, publicada el pasado mes de octubre en el BOE, que se vulnerarían y a los que se acogen los denunciantes son: el Artículo 15, Derecho de las víctimas a la verdad; el 27, Derecho de acceso y consulta de los documentos de archivo sobre el golpe de Estado, la Guerra y la Dictadura; el 49, Lugares de memoria democrática; el 50, Declaración de lugares de memoria democrática; y el 51, Inventario Estatal de Lugares de Memoria Democrática.

Chistes sobre el holocausto
La Cadena SER canceló hace un año el programa ‘La lengua moderna’, copresentado por el cómico citado, Héctor de Miguel, y Valeria Ros, por hacer el siguiente chiste:
«Quiero buscar un judío, que me gustaría porque es un tío con el que voy a viajar mucho, aunque lo único que no me mola es que voy a engordar, porque no cocinan al horno, todo frito».

A lo que de Miguel añadió: «¿Ese era el remate? ¿Es este?»

La carta de esta asociación concluye, «es por ello que la Cadena SER no puede tener un lugar preeminente otra referencia a los planes del Pedro Sánchez con Cuelgamuros) en el mundo radiofónico español actual, (en donde ocupa actualmente el primer puesto de las radios comerciales, porque ha sido autor, cómplice, vocero y encubridor de la propaganda franquista durante 35 años, y por lo tanto también de sus crímenes».

72797

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*