Jubilación forzosa para José Miguel López, Julio Ruiz y Javier Tolentino en RNE Radio 3



Julio Ruiz

Crazyminds.es publica que si sigues al periodista, locutor y presentador de Discópolis en Radio 3 José Miguel López en Facebook, te habrás llevado una desagradable sorpresa al enterarte, en un mensaje publicado el día de ayer, de que la dirección de RTVE le ha comunicado su jubilación forzosa el próximo 23 de junio, poniendo así fin a su longeva y brillante carrera tras los micrófonos.

En el mensaje al que hacemos mención, López explica que, ante esta decisión, ha solicitado poder seguir haciendo su programa hasta el día anterior a la fecha que le ha sido comunicado y así celebrar el Día de la Música el 21 de junio, pero los responsables de la cadena se lo han negado “alegando que no se puede hacer un ajuste de programación en miércoles“. Asimismo, afirma que no le han comunicado quién ocupará la franja de las 14 horas de lunes a domingo que va a quedar libre, ya que le gustaría “entregarle un relevo simpático y cariñoso, deseándole mis mejores deseos. Faltan 12 dias. No solo es una improvisación, es una chapuza y una falta de respeto, a un trabajador y a la audiencia“.

Según se han hecho en medios como La Ganzúa, no es el único locutor legendario que ha recibido la fatídica carta. Julio Ruiz también se vería obligado a poner fin a Disco Grande, lo cual parece un momento especialmente poco afortunado cuando el programa acaba de celebrar, merecidamente y por todo lo alto, sus 50 años en antena. Efectivamente, por algunos comentarios sutiles en el programa y en sus redes sociales, parece que el gran Julio también está despidiéndose de sus oyentes, aunque no lo haya confirmado oficialmente. También Javier Tolentino, de Séptimo Vicio, y muchos otros trabajadores de la radio pública se verán afectados por esta decisión, que está dando mucho que hablar.

Verdaderamente, nos apena mucho perder estas voces tan características que nos han acompañado tantos años y nos han ayudado a descubrir tanta y tan buena música. Realmente, habiendo sido tan importante su aportación y carrera, ¿no merecerían otro trato o forma de decir adiós? ¿O al menos ser ellos quienes elijan el momento preciso de su adiós? ¿Es necesario, incluso justo, si sus programas siguen funcionando, apartarles simplemente por la edad de su DNI?

64562