José Richart Ramón, delantero del Valencia CF y locutor de radio en Radio Játiva EAJ 36



José Richart

José Ricardo March escribe en Las Provincias la historia de José Richardt Ramón:
Un extremo olvidado. Encajonada entre la final copera de 1934 y el advenimiento de la delantera eléctrica, la breve etapa valencianista de José Richart Ramón apenas ha merecido unas líneas de compromiso en los libros de historia del club. Tampoco su interesante, aunque corta, carrera ha recibido, desgraciadamente, la atención que precisaba. Y no es por ausencia de méritos -ni por falta de empeño del erudito Javier García Paños, que lo sabe todo acerca del deporte setabense-. Subcampeón de España amateur en el 34 con el mejor Olímpic de Xàtiva de la historia, Richart era, en el momento de su fichaje por el Valencia, uno de los jugadores más prometedores del fútbol regional. Un extremo izquierdo imaginativo, con capacidad de desborde y gol (Sincerátor lo apodó ‘el Gorostiza del Olímpic’) cuya trayectoria deportiva quedó marcada por la guerra.

Justa rebeldía. Tras ser pieza fundamental en los éxitos del equipo ‘socarrat’, Luis Colina echó el guante con celeridad a aquel muchacho de dieciocho años. Richart aterrizó en Mestalla semiescondido entre las figuras incorporadas para dar lustre a la delantera -Goiburu, Gaspar Rubio, Santi, Santos, Guijarro…- y, contra todo pronóstico, acabó asentándose en el once inicial. En su primera campaña como valencianista, la turbulenta temporada 34-35, rindió por encima de la media: disputó 21 partidos y marcó siete goles. Sus buenos números le animaron a solicitar una mejora contractual, que merecía sobradamente, a la que el Valencia se negó en redondo. Fue entonces, en puertas del ejercicio 35-36, cuando se declaró en rebeldía, tal y como hicieron otros compañeros como Juan Ramón. A diferencia del vasco, la situación se acabó dilatando durante toda la temporada, que Richart pasó en blanco.

Goleador en tiempos de guerra. Pocos días después del estallido del golpe de estado del 36 Richart certificó su renovación por el Valencia. Su aportación durante el período bélico fue más que interesante: con 21 tantos en 33 partidos se convirtió en el segundo máximo goleador del equipo tras Amadeo. Unas excelentes cifras que, sin embargo, no le permitieron mantenerse en el club después de la contienda. A pesar de haber iniciado la campaña 39-40 como titular, fue desposeído de su puesto por el vasco ‘Poli’ Inchaurregui, fichado del Recuperación de Levante en compañía de Mundo, Botana y Álvaro, y hubo de emigrar a Alcoy.

Pepito Richart, locutor radiofónico. Más allá de su faceta futbolística, Richart desarrolló una llamativa ocupación: tal y como recuerda el profesor Vallés en su ‘Historia de la radio valenciana’, (Pepito) Richart fue, junto con su hermana Rosita y Enrique Iborra, una de las primeras voces de Radio Játiva-EAJ 36, emisora fundada en enero de 1934. En plena efervescencia del fenómeno fútbol en Xàtiva, aquel adolescente alternó la presentación de discos y la locución de noticias con las electrizantes jugadas y los goles que llevaron al viejo Olímpic a acariciar la gloria deportiva.

66632

Sé el primero en comentar este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*