Jesús López Cabeza: «La TV y la radio de Aragón son citados como ejemplo de modelo viable»

Jesús López Cabeza

Coincidiendo con su relevo al frente de la CARTV, El Heraldo de Aragón ha entrevistado a Jesús López Cabeza.

¿Cómo valora sus dos etapas como director general de la CARTV?
Son diferentes, pero ambas satisfactorias. Tener una televisión y una radio públicas en Aragón era una demanda histórica. Los aragoneses querían una ventana en la que mirarse, un espejo en el que reflejarse, conocer su realidad y que alguien hablara de su tierra y de sus gentes. Y hasta 2004 era solo una ley y una aspiración. Entre 2004 y 2007 hubo que desarrollar el marco normativo, el diseño, la estructura, los contenidos, el sistema de explotación, la arquitectura administrativa y la política. Para mí fue un honor participar en esta primera etapa que hizo posible que Aragón Televisión y Aragón Radio comenzaran sus emisiones y su andadura.

¿Qué diferencia hay entre su primera etapa y la que ha vivido desde 2011 hasta ahora?
En esta segunda me encuentro con un proyecto que tiene necesidad de garantizar sus sostenibilidad, porque está en una situación financiera complicada y con un endeudamiento importante para el tamaño de radiotelevisión. Y hay una crisis económica profunda que implicó una rebaja sustancial de las dotaciones que hubo entre 2007 y 2011.

¿Cómo las definiría?
Una estuvo marcada por la ilusión de poner todo en marcha y la otra por la responsabilidad de hacerla sostenible y viable. Pero ambas han sido apasionantes. Hemos logrado solucionar los problemas, adecuar el tamaño y el modelo a las necesidades y hemos optimizado los recursos para que tenga ya una financiación equilibrada, con superávit y, a partir del próximo ejercicio, sin endeudamiento.

¿Y cuáles han sido las mayores dificultades?
Las discrepancias con la Agencia Tributaria por un cambio de criterio respecto a la tributación de IVA de todas las televisiones públicas de España. Eso provocó incertidumbre sobre la viabilidad y la continuidad del proyecto. Afortunadamente está prácticamente resuelto. Una vez dada con la solución y aunque aún no está todo cerrado, logramos reconducir el resto y eso nos llevó a alcanzar las mayores cuotas de audiencia pese a los ajustes presupuestarios. De hecho, hemos sido cuatro años consecutivos los segundos del ranking de las teles autonómicas. Y se ha logrado con mucho menos dinero que las demás cadenas. Por poner un ejemplo, Aragón Televisión tiene 45 millones de presupuesto, mientras que TV3 maneja más de 300 millones.

¿Es viable la radiotelevisión pública aragonesa?
Es sostenible. Para la televisión y la radio solo se destinan 80 céntimos por cada 100 euros de gasto público. Es un modelo de muy bajo coste, pero lo que es más importante: por cada euro gastado genera 1,9 euros en la economía aragonesa. Es decir, duplica la productividad porque el 80% de la inversión de la televisión y de la radio se queda en el sector audiovisual aragonés.

Hay partidos que cuestionan las televisiones y la radio públicas, tanto las de Aragón como las resto de las autonomías. Pero está claro que no todas son iguales y que en Aragón no ha pasado lo de Cataluña, Andalucía, Valencia o Madrid. ¿Cuáles son las diferencias?
Curiosamente, incluso por esos partidos, cuando cuestionan el sector audiovisual público ponen a Aragón como ejemplo de un modelo sostenible, viable y rentable social y económicamente. Tanto por el tamaño como por su especialización en la proximidad y en la cercanía y por su modelo de gestión, que se basa en la colaboración público-privada y que es flexible.

¿Qué significa para Aragón tener una televisión y una radio de titularidad autonómica?
En primer lugar, encontrarse a sí mismo y ver su reflejo en el ámbito aragonés, nacional e internacional. Es una afirmación de identidad y de conocernos mejor a nosotros mismos, cohesionar a las personas y vertebrar el territorio. Es una infraestructura de comunicación vital para la Comunidad, además de poner en valor las potencialidades de cada provincia y de cada ciudad y de los equipos deportivos, grupos, entidades, festividades, eventos, actividades, rutas, cultura, patrimonio y asociaciones… que nos representan a todos. Y en segundo lugar, hay una necesidad que se ve todos los días: darle voz a los aragoneses, como se evidencia con el liderazgo de audiencia de todos los informativos a distancia del resto. De hecho, más de 130.000 personas ven diariamente las noticias en Aragón TV.

¿Cuál es la base para alcanzar esta situación?
La estabilidad. Se ha logrado en base al contrato-programa que se estableció en 2012 y que nos permitió equilibrar la situación económico-financiera, mantener los contenidos y el empleo y hacer un esfuerzo importante para optimizar los recursos. Llevamos varios años con superávit presupuestario. En la actualidad, la Cartv está saneada y hemos llegado a ese punto manteniendo todos los puestos de trabajo (710 trabajadores entre la Cartv, empresas de servicios y productoras externas).

Usted también es ahora presidente de la Forta, el organismo que reúne a las televisiones y radio autonómicas, ¿qué es lo que aporta a Aragón?
La Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicas públicas (Forta) tiene como función cooperar y colaborar en materia comercial y de contenidos conjuntos. Es un grupo público que debe profundizar más en las cosas que nos unen, porque no somos competencia en nuestros territorios.

52234