iHeart Media, la mayor compañía de emisoras de radio de EEUU se declara en bancarrota

iHeart Media

iHeartMedia, la propietaria de emisoras de radio mayor de Estados Unidos, anunció hoy (16/3) que se acoge al Capítulo 11 de la Ley de Bancarrotas para acometer una restructuración de negocio, acordada con sus accionistas, que tiene por objetivo reducir su deuda en más de 10.000 millones de dólares.

“El acuerdo que anunciamos hoy es un logro significativo porque nos permite atajar definitivamente los más de 20.000 millones de deuda que han lastrado nuestra estructura de capital”, dijo en un comunicado enviado de madrugada por Bob Pittman, el máximo responsable de la operadora, que no interrumpirá su funcionamiento.

El grupo mediático, que posee 850 emisoras de radio en USA, entregó los documentos de quiebra en una corte del estado de Texas, donde está radicada, después de meses de conversaciones con sus inversores sobre las condiciones de su restructuración.

iHeartMedia manifestó que con el efectivo en mano que tiene actualmente y con el que genere en sus operaciones diarias tendrá “suficiente para financiar y mantener el negocio durante los procedimientos del Capítulo 11”.

Según The Wall Street Journal, el proceso de bancarrota le permitirá a la compañía desprenderse de la mayor parte de la deuda que acumuló cuando fue objeto de una “compra apalancada” en 2008 por las firmas de capital privado Thomas H. Lee Partners y Bain Capital por 26.700 millones de dólares.

Una compra apalancada o “buyout”, como se conocen en inglés, se produce cuando un grupo de inversores, normalmente fondos de capital privado, toman el 100 por ciento de una empresa con financiación de terceros, en este caso un consorcio de bancos.

iHeartMedia declaró que su subsidiaria Clear Channel Outdoor, una de las firmas de vallas publicitarias más grande del mundo, no se acoge a ese proceso de quiebra.

La petición de bancarrota de la firma, cuyos títulos estaban a 0,59 dólares y subían casi un 23 % en el comercio al contado (“over the counter”), llega meses después de la de otro conglomerado de radio estadounidense, Cumulus.

Considerada la segunda firma de radio más grande del país, Cumulus Media, radicada en Atlanta y afectada por las bajadas en sus “ratings” e ingresos, se acogió a un proceso de quiebra a finales de noviembre pasado para reducir su deuda en torno a 1.000 millones de dólares.

51623