Hispanidad Radio recibirá el sábado la Medalla de la Ciudad de Huelva

Hispanidad Radio

Este sábado otorga el Ayuntamiento de Huelva la medalla de la ciudad a Hispanidad Radio, una emisora comunitaria, ligada al barrio de la Hispanidad desde hace más de treinta años, una emisora cercana, preocupada por los problemas de los vecinos, capaz de recoger las inquietudes de los mismos, sus gustos, su problemática, sus festejos, sus alegrías, sus penas. Es un milagro que una emisora independiente siga existiendo después de tanto tiempo, gracias al tesón de la gente que la hace posible, pero gracias también al interés de sus oyentes, que entienden la radio como una manera de informarse, de entretenerse; como una manera de estar acompañados, de comunicar y de comunicarse. Este reconocimiento del Ayuntamiento de la ciudad es más que merecido y viene a sumarse al premio de comunicación audiovisual local de la Junta de Andalucía, en noviembre pasado.

Hispanidad Radio es la reivindicación de lo cercano. En estos tiempos en los que el periodismo, también el radiofónico, parece más preocupado por servir los intereses de grupos de poder que por su labor informativa, Hispanidad Radio es un ejemplo de servicio periodístico plural, alejado de las ideologías y de los fanatismos. En su parrilla encontramos programas informativos, musicales, taurinos, ecologistas, alternativos, deportivos. Hispanidad Radio está en la calle con el Carnaval o con la Semana Santa de Huelva y también con los inmigrantes o con los manifestantes antidesahucios. En su sintonía hemos asistido a debates políticos plurales, a debates deportivos, incluso a debates copleros. Hispanidad Radio ha estado en la prisión junto a los presos… En estos treinta años el único poder al que ha servido ha sido al poder de sus oyentes, al poder de la radio, al milagro de la información veraz y cercana.

Y se trata de eso. En medio de tanta mentira, de tanto mirar lo de fuera, es bueno mirarse hacia dentro, hacia lo cercano, hacia el vecino, hacia el barrio. Hispanidad Radio es una radio de cercanía, una radio digna, una radio de verdad, con sus aciertos y sus errores, una radio sincera. Por eso, es bueno que las administraciones otorguen premios a los medios comunitarios pero eso no basta, también se hace necesario el reconocimiento legal de estos medios. Si apostamos por premiar lo que de bueno tienen, también hay que tomar partido por ellos, legalizando su situación, viendo protegido su derecho a comunicar.

50969