Emilia Pla Esparraguera: «En Radio Popular de Figueres, viví con mucha intensidad mi pasión por las sardanas»



Emilia Pla

Sònia Fuentes le ha entrevistado para emporda.info:
Emília Pla Esparraguera (Figueres, 1933) ha recogido con satisfacción el título de Ciudadana de Honor que le ha otorgado el Ayuntamiento de Figueres para reconocer su labor como locutora radiofónica e incansable dedicación a enseñar y difundir las sardanas. A sus 88 años, sigue siendo su gran pasión.

  • ¿Se esperaba un reconocimiento como éste?
  • Si consideraron que me lo merecía, estoy satisfecha. Empecé en Radio Popular en 1968 con un programa de sardanas los sábados que estuvo en antena hasta el año 2000, cuando la emisora ​​se cerró.
  • Su pasión por las sardanas comienza mucho antes.
  • Empecé a bailar sardanas con 8 años. Mi madre me enseñó a bailar sardanas ya mí me han gustado mucho. En verano, hacían encuentros cada semana y con una amiga de Figueres íbamos, y si el sábado hacían sardanas en la fiesta mayor, también. Bailábamos sardanas a diestro y siniestro. Ahora el domingo por la mañana escucho Ràdio Vilafant y me entretengo en contar los compases. Yo, que nunca he sabido repartir, y ahora que no las bailo las reparto, porque no hay nadie que me entretenga (dice sonriendo). Desde que no salgo tanto, echo de menos las sardanas. Pero ahora ya tengo 88 años y hace tiempo que no bailo.
  • ¿Cómo se introduce en la radio?
  • Gracias a Pere Puntí, que plegó y me dejó el programa a mí. Yo contenta y feliz porque hacía algo que me gustaba. Mi hombre, el periodista y escritor Emili Casademont i Comas, ya trabajaba allí y con él me inicié con el programa La Nostra Dansa. Dedicábamos sardanas a la gente que pedían y también a los que me escuchaban. A partir de aquí me conocen por Emilia de las sardanas. Después me encargué del programa sardanístico «El Palau del Vent» de Ràdio Vila-sacra, he sido presentadora de algunos encuentros de la Sardana de Figueres y miembro de las juntas, presidencia incluida, del Fomento de la Sardana Pep Ventura desde 1962 y hasta en 2015. También organizaba autocares para ir a los encuentros de diferentes lugares. Había mucha afición.
  • ¿Se está perdiendo?
  • Si pudiera moverme más, se bailarían más. Antes se enseñaban en Erato, ahora no lo sé, todo se acaba y se ha perdido mucho. En este sentido, el trabajo de Foment de la Sardana es muy importante. En las escuelas, todavía se les enseña, a los alumnos.
  • ¿Qué recuerdos tiene de esa época de radio?
  • Mientras sean cosas de sardanas, todos son buenos. Cuando iba a la radio, siempre decía: «No me agobies, que tengo que ir a la emisora». Vivía mi pasión con mucha intensidad. A mi hijo, me lo llevaba desde muy pequeño. Un día, con tres años, entró en el locutorio y dijo: «Mamá, tengo pipí». Hizo mucha gracia y la gente mayor aún se acuerda.

Promoción del mundo de la danza, desde 1968 hasta 2016
Emília Pla ha dedicado buena parte de su tiempo a la enseñanza de la sardana –en principio y con más dedicación a los niños– pero también a gente de todas las edades. En 1968 empezó un programa de sardanas en Radio Popular y cuando cerró la emisora ​​empezó uno nuevo en Ràdio Vila-sacra, donde estuvo en antena hasta el 2016, cuando ya dejó el mundo de las ondas. Su trayectoria fue reconocida anteriormente, en 2005, en un acto en el Parlament de Catalunya, en el Salón de los Pasos Perdidos, donde el presidente del Parlamento de entonces, Ernest Benach, le entregó el premio de la Obra del Ballet Popular por su labor de divulgación de la sardana. Cabe destacar que tiene un buen puñado de sardanas dedicadas, entre ellas: Reina de la sardana, Emilia (Joan Escapa y Serra) 2010; Emilia y Cecilia (Pere Fontàs i Puig) 1998; Cecilia, Emilia y Paquita (Francisco Camps y Comellas) 1991 o Emilia (Joaquim Grífol y Puig) 1987 entre otros.

66652