Els Ports Ràdio, implicada en presuntas irregularidades en la percepción de subvenciones



Xavier Borrás ha publicado en El Mundo un interesante artículo sobre presuntas irregularidades sobre la recepción de subvenciones.
Francisco Javier Puig pudo cometer un sinfín de irregularidades para beneficiarse, entre 2015 y 2018, de hasta 588.000 euros en subvenciones de los gobiernos valenciano, catalán y aragonés.

Audiencias infladas, facturas presentadas por duplicado para justificar gastos de empresas distintas, ocultación de que ya se estaba cobrando otra subvención pública por el mismo concepto, cruce de trabajos entre empresas del mismo grupo para simular producciones, alquiler de locales de la propia familia…,etc.
Francisco Javier Puig, productor audiovisual y hermano del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, pudo cometer un sinfín de irregularidades para beneficiarse, entre 2015 y 2018, de hasta 588.000 euros en subvenciones de los gobiernos valenciano, catalán y aragonés concedidas a la promoción de la lengua en medios de comunicación social.

Múltiples irregularidades que están contenidas en la querella que el Partido Popular presentó contra Francis Puig, como administrador de Comunicació dels Ports SA y Mas Mut Produccions SL, y que le llevarán a declarar como investigado ante el Juzgado Número 4 de Valencia por un presunto delito de fraude en las subvenciones.
Sorprende, por ejemplo, que la audiencia declarada de Televisió dels Ports sea de 35.000 espectadores, cuando el ámbito de emisión de la señal, que es la comarca de Els Ports, tiene una población de 5.266 habitantes. En el caso de la radio, todavía declaran una audiencia superior de 43.000 oyentes.

El PP sostiene que Mas Mut Produccions presentó para cobrar la subvención una factura del alquiler de un local propiedad del hermano del presidente y la otra empresa también presenta como gasto justificable el alquiler de su local propiedad del padre de Puig.
En paralelo a esta investigación judicial, la Agencia Valenciana Antifraude indaga también en un posible «fraude o corrupción» en estas subvenciones a raíz de una denuncia particular que aporta abundante documentación sobre Kriol Produccions SL y Canal Maestrat SL, como parte de un mismo grupo familiar cuyos administradores son los hermanos Juan y Enrique Adell Bover, y que, para obtener las referidas subvenciones, se habrían valido de facturas emitidas por servicios de empresas participadas por Francisco Javier Puig, hermano del presidente de la Generalitat. Además, la denuncia sitúa a ‘Francis’ Puig a la sombra de muchos de los negocios de los hermanos Adell Bover.
También obra en poder de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia un expediente sobre un concurso convocado para la contratación de corresponsalías locales de la televisión pública À Punt, al tener indicios de que varias empresas podrían haber alcanzado pactos de precios para repartirse los lotes del contrato. Una de esas sociedades es Comunicacions dels Ports, participada y dirigida por Francisco Javier Puig, según publicó en su día el diario Las Provincias. Comunicació dels Ports acabó retirándose de ese concurso.

También declarará Trenzano
En la querella presentada por el PP también esta citado como investigado el director general de Política Lingüística de la Conselleria de Educación, Rubén Trenzano, responsable directo del programa de subvenciones a la prensa lanzado por Compromís desde el departamento que encabeza Vicent Marzá.
A Trenzano se le atribuyen delitos de fraude, malversación de caudales públicos y prevaricación por, entre otras cosas, no haber realizado la oportuna y diligente comprobación de que las subvenciones concedidas a estas dos empresas se estaban realizando en los términos establecidos en el plan de control que debería haber elaborado el órgano encargado de esta línea de ayudas a medios de comunicación.
Trenzano tiene además abierta otra causa por supuesto delito de falsedad documental puesto que, según el PP, mintió en un acto administrativo, cuando en abril de 2018 afirmó en una resolución que se había hecho el control correspondiente de las ayudas dadas a las empresas de las que es administrador Francis Puig y que no había evidencias de irregularidades.

Sin embargo, desde el PP aseguran que esas comprobaciones no se hicieron hasta el mes de julio, tal y como, según afirmaron, hizo constar la Abogacía de la Generalitat en su respuesta al recurso contencioso-administrativo que interpusieron los populares ante las «irregularidades» del expediente de esas ayudas.
Desde Compromís, respaldan al director general. Tanto la vicepresidenta, Mónica Oltra, como el conseller de Educación, Vicent Marzà, que recordó que se trata de un procedimiento que «ya ha estado abierto en otros juzgados y que ha sido archivado dos veces». «Estamos seguros y confiamos totalmente en el buen trabajo de la justicia, queremos que trabaje evidentemente y estamos seguros de que todo se ha hecho correctamente», añadió.
Los hechos arrancaron ya en 2015, el primer año en el que Compromís reformuló el programa de subvenciones a prensa, radio y televisión que dedicaban un espacio a informar en valenciano, iniciado con el PP desde el cierre de RTVV. Las ayudas se reparten en función de parámetros como las horas de emisión en valenciano, el número de oyentes, espectadores o lectores. Y para ello se deben justificar una serie de gastos asociados a la explotación de esta actividad periodística.
Aquel primer año, Comunicació dels Ports recibió 32.124 euros de subvención. La actividad televisiva de la empresa de Francis Puig mereció 13.813 euros y también recibió ayudas en la rama de prensa escrita por 10.888 euros. En total, 56.8236 euros para todo el año, cantidad que al año siguiente aumentó a los 83.139 euros, en 2017 de 86.045 euros y en 2018 de 54.118 euros. En total, 280.128 euros en cuatro ejercicios.

En el caso de la segunda empresa de la que Francis Puig es administrador, Mas Mut Produccions, se recibieron ayudas en el apartado de prensa escrita por valor de 23.234 euros (2015), 16.969 euros (2016) 12.072 euros (2017) y 6.599 euros (2018). En total, 58.874 euros para actividades de fomento del valenciano en formato prensa fruto de un programa de subvenciones al que se han acogido una gran mayoría de medios de comunicación social con implantación en la Comunidad Valenciana, incluidos El Mundo, ABC, Levante, las cadenas SER, COPE u Onda Cero y multitud de medios digitales.
Lo que el PP denuncia, entre otras cuestiones, es que, en paralelo a la recepción de estas subvenciones, las empresas del hermano del presidente valenciano se han beneficiado de ayudas similares, con bases casi idénticas, del Gobierno de Cataluña sin que eso haya sido notificado formalmente en la solicitud de ayudas. En total, 163.915 euros de dinero público recibido con cargo al presupuesto de la Generalitat de Cataluña por el mismo concepto y ootros 36.000 desde Mas Mut Produccions.
La secretaria general del PP de la Comunidad Valenciana, Eva Ortiz, ha pedido que el presidente de la Generalitat dé explicaciones sobre la investigación judicial a su hermano. «Deje de esconderse y dé explicaciones» sobre el supuesto mal uso de «dinero público, de todos los valencianos», dijo ayer. Puig ve en el asunto una campaña para desgastar su imagen.

La empresa se defiende
La empresa Comunicacions del Ports SA ha asegurado que defenderá «la legalidad de las ayudas» públicas recibidas por promoción del valenciano, y perseguirá «en todas las instancias y en los distintos órdenes las acciones difamatorias o denuncias falsas efectuadas por el PP».
En un comunicado, la firma ha asegurado que desde su constitución hace más de 31 años (1988), ha tenido «como compromiso y uno de sus objetos, el fomento, el uso y el cuidado del valenciano en las comarcas del interior de Castellón, idioma propio de la mayoría de los municipios» de esta zona.
Ha explicado que es el único grupo de comunicación que gestiona medios con licencia administrativa desde la zona, y dispone de licencias de radio y televisión (Els Ports Ràdio y Nordtv), así como medios escritos (semanario comarcal Notícies) y un diario digital (comarquesnord).
Sobre las ayudas para el fomento del valenciano recibidas, ha asegurado que concurrió a las subvenciones «aportando toda la documentación preceptiva y cumpliendo todos y cada uno de los requisitos establecidos en la normativa de la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte».
Ha asegurado que decenas de empresas de comunicación de la Comunidad han recibido estas subvenciones, y ninguna de ellas ha sido cuestionada legal y administrativamente en ninguna de las ediciones realizadas desde 2015, en las que se han otorgado hasta ahora un total de 464 ayudas.
Además, ha destacado que hasta la fecha «no solo no se ha podido demostrar ni acreditar mínimamente ninguna de las afirmaciones difamatorias vertidas a esta empresa», sino que la entidad «ha sido comprobada y fiscalizada hasta en tres ocasiones sin que haya surgido la más mínima salvedad».
En este sentido, ha condenado «el uso torticero por parte del Partido Popular de instancias judiciales, administrativas o incluso legislativas, con fines únicamente políticos, difamando a Comunicacions dels Ports SA, así como a su consejero delegado».
Al respecto, ha señalado que el accionariado de esta empresa lo integran más de un centenar de socios, y que Francisco Puig, con menos del 5% de las participaciones sociales, «en ningún caso tiene el control desde el punto de vista mercantil o societario».
«En la actualidad ostenta el cargo de consejero delegado a instancias del consejo de administración», ha informado la empresa, que también ha indicado que desde su fundación en 1988 nunca se han repartido dividendos, lo que demuestra «la falta de interés lucrativo de los accionistas».
Comunicacions dels Ports ha anunciado que defenderá la legalidad de las ayudas obtenidas «en todas las instancias que sean oportunas», y perseguirá «en todas las instancias y en los distintos órdenes las acciones difamatorias o denuncias falsas efectuadas por el PP que se viertan hacia esta entidad o cualquier profesional que la integre».
57253