El youtuber Antón Lofer recrea a Robin Williams en «Good Morning, España»



Antón Lofer

El diario As se hace eco de que ya han pasado más de treinta años desde que Robin Willians protagonizó a ese incansable locutor que cada mañana intentaba animar a los soldados norteamericanos que luchaban en Vietnam. Pues bien, «Good morning, Vietnam!», las palabras que bramó en incontables ocasiones, han vuelto a usarse con la misma energía. Pero no para una guerra esta vez, sino para inculcar el espíritu de lucha a todos los que resistimos el coronavirus.

Así lo ha recreado Antón Lofer (probablemente el youtuber más gritón de este país) en un vídeo que ha subido en su cuenta de Instagram. Antón, que nos tiene más que acostumbrados a subir vídeos con un tono de voz, digamos, más elevado que el de la media, se ha metido en el pellejo del difunto Robin Williams para dar los buenos días a su público: «Good morning, España!», gritaba justo a antes de enfrascarse en un discurso más humorístico que motivador.

Y tal y como el pinchadiscos Adrian Cronauer (Robin Williams) hizo en la emisora del ejército norteamericano, el youtuber ha sido pura dinamita mientras resumía nuestros quehaceres diarios desde que vivimos en cuarentena. «Contadme, ¿habéis visto ya los últimos episodios de ‘La Casa de Papel? Recordad que hay más cosas en Netflix, HBO, Amazon Prime, Disney Plus…», declara mientras miles de españoles pasan los días en cualquiera de esas plataformas digitales.

Para terminar, Antón Lofer nos ha recordado que debemos quedarnos en casa durante el estado de alarma. Eso sí, lo ha hecho a su manera: «Mandad un fuerte aplauso a todas esas personas que están cuidando de nosotros… ¡Y no salgáis de casa, hijos de ‘pu-‘!»
La escena original de ‘Good morning, Vietnam’ (1987)

Si por algo destacó la película basada en la Guerra de Vietnam en 1965 fue por la gran interpretación que hizo Robin Williams (con la que, además, consiguió la nominación al Oscar). La película de Barry Levinson será siempre recordada por ese famoso grito de buenos días y esa charla en la radio tan poderosa como inagotable.

59319