El podcast de rock progresivo ‘Subterranea’ se hace con el premio IVOOX de la audiencia

Subterranea

Cuando hace casi 9 años empezamos a planificar el proyecto del podcast Subterranea («Subterranea» sin tilde en honor al magnífico disco de IQ), lo hicimos atraídos por dos pasiones, el Rock Progresivo y la comunicación radiofónica. Por aquel entonces ya éramos conocedores de las ventajas que nos ofrecía aquel incipiente nuevo medio de expresión llamado podcast, una herramienta muy útil entre los neófitos tecnológicos. Un 99% de la población de principios de esta década desconocía el podcasting, al menos en España, pero medios digitales como Rock-Progresivo.com (por aquel entonces Portal Esquizofrenia) conocían muy bien este medio y compartían los enlaces a los podcasts de otros programas de radio similares con mayor recorrido en la FM. Así empezó Subterranea, como un nuevo espacio que pretendía ser altavoz y refugio del Rock Progresivo.

Casi 9 años después y en pleno arranque de la novena temporada, Subterranea ha conseguido lo impensable, alzarse con el premio IVOOX de la audiencia en la categoría de música en una atestada sala Fundación Telefónica, en los teatros Luchana, en pleno barrio de Chamberí de Madrid. El acto se celebró el pasado sábado 5 de octubre con ocasión de los Podcast Days, unas jornadas organizadas por MADPOD, la asociación madrileña de Podcasting. Podría hablar largo y tendido de las buenas impresiones del evento, pero debo centrarme en lo relativo a la buena noticia para la “parroquia” de seguidores del Prog.

La importancia de este premio es doble. Más allá del reconocimiento que supone ser gratificado con un premio internacional donde compiten podcasts de una veintena de países, levantar el galardón de la audiencia en la categoría de música de IVOOX es muy significativo. Hemos de tener en cuenta que Subterranea es un podcast de Art Rock centrado principalmente en el Rock Progresivo, y no podemos negar que eso implica representar a un segmento musical muy minoritario. No obstante, y sabiendo que dicha categoría aglutina todo cuanto estilo y género musical existe, la sorpresa y el valor del premio es claramente doble. Nos han dicho que de alguna forma se había premiado la calidad, la constancia y la gran labor a lo largo de estos casi nueve años; pero ha sido el voto de la audiencia, el voto de los seguidores del Rock Progresivo y fronterizos, es decir, la unión de una minoría que, bajo mi opinión, no lo es tal, la que ha logrado que nos alcemos con este galardón. Somos una comunidad apasionada, entregada, unida, que no sólo entiende de música, sino que también la ama. Somos una piña con capacidad para sentir el alma que se esconde tras lo hecho con cariño y tesón, que sabe reconocer el talento más allá de modas transitorias y ritmos facilones; somos una agrupación de seguidores dotados de una sensibilidad especial. Por todo ello y por otros aspectos de carácter sensorial imposibles de describir y que, en cada caso, son muy personales, Subterranea ha ganado tan digno, importante y carismático premio dentro del apasionante mundo del podcasting. No estamos solos, somos una suerte de colectivo respaldado por grandes profesionales de diversos medios de difusión como es el caso de esta fabulosa revista digital, así como incontables bandas, músicos, promotores, festivales, discográficas… El Rock progresivo está más vivo que nunca por mucho que le pese a algunos y algunas. Intento contenerme para no mencionar la predicción de una presunta artista muy popular.

¿Y cómo vivimos el momento?, os preguntaréis. Fue una sensación increíble. He estado muchos años encima de un escenario con un micrófono en la mano siendo absolutamente consciente de lo que decía y hacía, pero esto fue algo nuevo. A pesar de que algunos de los implicados teníamos una extrañísima sensación de ganar, y repito extrañísima sensación porque era muy difícil alzar el trofeo teniendo en cuenta el nicho en el que nos movemos. A pesar de ello, ni teníamos nada preparado, ni nada en estos casos sucede con la suficiente calma como para poder elaborar algo de urgencia, aunque sea mental. Pero lo que parecía impensable ocurrió, y el magnífico presentador Pepe Capelán pronunció, con el sobre en una mano y el micrófono en la otra, las palabras siguientes: «Y en este caso, el premio para el mejor podcast en la categoría de música es para… Subterranea». Había visto premios similares por televisión, pero una cosa es verlo y otra muy distinta vivirlo. Pude sentir a cada uno de los que formamos esto dentro de mí, creer convencido que no somos una rara avis en el mundo, que también tenemos voz y que nuestra pasión puede ser reconocida y premiada por nuestra audiencia, una comunidad unida por una misma afinidad capaz de apoyar masivamente un eco diferente, el podcasting, ese medio que ha venido para quedarse, que a todas luces va a irrumpir con mucha fuerza en la vida de las personas para concederles otra alternativa que permita democratizar la información, hablar con libertad, divertirnos aprendiendo y que la vida cotidiana sea más amena. Tanto mis compañeros de Subterranea como yo mismo podemos decir con orgullo que somos podcasters, que tenemos una de las mejores y más fieles audiencias y que el futuro de este medio, si logra no pervertirse, es apasionante.

No son pocos los periodistas de la radio convencional e incluso otros medios que están optando por el podcasting, el evento MADPOD nos lo ha demostrado. Tampoco son pocas ni menores las empresas que están apostando por este medio de comunicación, su futuro es inminente y vosotros, oyentes, amigos, seguidores de éste y otros programas, estáis haciendo que crezca, que poco a poco, quienes “pobres ilusos” apostamos por el podcasting, podamos demostrar que aventurarse por esa supuesta quimera no lo era tal, porque lo que vale la pena de verdad, tarde o temprano tiene cabida.
Todo el equipo de Subterranea Podcasts, donde están incluidos los contenidos Fila9 y el Faro del Jazz agradecemos el apoyo dado al programa que dio pie a todo esto, al original, a Subterranea. Ricardo Hernández, Engelbert Rodríguez, Eden J. Garrido, Juan Francisco Díaz, Carlos Romeo, Fernando Pastor, Carles Pinós, Antonio Manzanares, Álvaro Morales, Guillermo Marino y quien firma este artículo, luchamos en la actualidad por mantener este proyecto vivo e ilusionante. Gracias por todo el apoyo y por haber contribuido a que este reconocimiento sea una realidad y algo más que un sueño inalcanzable para algo que a priori, es de carácter minoritario. Larga vida a la libertad de prensa digital y al Rock Progresivo.

57063