El pamplonés DJ Reimy inventa la «Biciradio»



Biciradio

Alba Cidoncha lo cuenta desde diariodenavarra.es: Xabier Apestegui, DJ Reimy, (Sada, 1992) ha investigado cómo montar bicicletas y triciclos con equipos de música profesionales para festivales y marchas, también ha incluido en ellas un cine o una radio, y tiene pensado construir un bicibar o una bicibarbacoa.

La bicibarbacoa, el bicibar, la biciantena o la biciradio, todas ellas guardadas en la bicicueva. La última; la bicialtavoz, que aunque todavía no está bautizada, Xabier Apestegui Murchante (Sada, 13 de junio de 1992) ya la ha utilizado en la Txan-cleta —“bicimarcha que hacemos en la Txantrea para reclamar el carril bici del Labrit, que no lo ponen ni para atrás”, apunta Apestegui—.

La bicialtavoz es un triciclo que Xabier Apestegui compró a un “señor de Pamplona de segunda mano” al que ha incorporado 6 altavoces profesionales; dos graves, dos medios y dos agudos. “Un sound system jamaicano, porque está inspirado en ellos. Se llama Katanga, porque lo he montado junto a mi amigo Iosu Martínez, del grupo pamplonés Katanga Dup”, cuenta Apestegui.

El triciclo eléctrico lleva además un maletín que el propio Apestegui ha creado con “baterías portátiles de litio; un sistema de furgonetas con una batería, un inversor y los enchufes” que él mismo ha “investigado” y que puede ofrecer “cuatro u ocho horas de música, dependiendo de la potencia que pongas”, afirma. Con este triciclo y su equipo de música recorre marchas de bicicleta o se apunta a festivales en los que él pincha música y la gente le sigue por la calle o no; “otros se quedan mirando desde los balcones, otros te sonríen…”, cuenta.

Biciradio y Radio Reimy
Su ambición con este proyecto es “crecer y cada vez con más sonido e inventar más cosas para que la gente goce más y disfruten, que sea algo colectivo”. Después de investigar cómo hacer funcionar las baterías que alimentan los altavoces con placas solares, su próximo proyecto es “conectar varias bicis para que suenen al unísono, como si pusieras 40 Principales y en todas las bicis suene la misma música. Pinchar mi música desde mi bici y que el resto la sintonicen”, explica el DJ. Este proyecto lo lleva a cabo gracias a una ayuda del Centro de Arte Contemporáneo de Huarte y lo ha denominado como Radio Reimy.

Lo más lejos que ha llegado DJ Reimy con una bicicleta es hasta San Sebastián. Fue junto a dos amigos, Iosu Zapata Osés y David Reloba Acevedo con dos triciclos y una bicicleta. Hicieron un programa de radio en directo desde Pamplona hasta San Sebastián. Pusieron una antena de radio en un triciclo, en otro altavoces y en otro comida y tiendas de campaña. Un programa de radio en directo en el que conversaban con la gente de los pueblos por los que pasaban. “Algunos nos invitaron a dormir a su casa o a merendar, nos encontramos de todo”, recuerda Apestegui.

Un proyecto similar hicieron Iosu Zapata y él en 2019, Radio Irrintzi. Recorrieron los pueblos del Valle de Egüés para recoger los sonidos del valle y los testimonios de la gente, que hablaron sobre costumbres y tradiciones del valle gracias al programa de cultura contemporánea y ruralidad Landarte.

Otro de sus proyectos, que desarrolló gracias al Centro de Arte Contemporáneo de Huarte es “la bicicine”. Este verano pretenden gracias a esa ayuda colocar un proyector en una bicicleta y recorrer los barrios de Pamplona —con una sábana blanca o en una pared— y proyectar “cortos, largometrajes o videoclips de gente de Pamplona y Navarra para que sirva de escaparate para artistas o directores de aquí”, detalla Apestegui.

Reparto en bici en la panadería familiar
Xabier Apestegui estudió Bellas Artes en la Universidad del País Vasco, en Leioa. En 2015 se fue dos años a Madrid para “estudiar audiovisuales”. Se considera un “artesano audiovisual”, ya que es fotógrafo y realizador de vídeos autónomo.

Pero también es DJ y sus amigos lo bautizaron como DJ Reimy por su apodo “de grafitero en Sada, que era Reim”, recuerda. En el mundo de la música lleva desde 2007 como DJ, pero ha “bebido música y bicis” siempre. A su padre, Manuel Apestegui, “le gustaba mucho el ciclismo y siempre hemos tenido bicis en casa”, apunta su hijo.
Aunque olvidó este medio de transporte durante los años que estudió en Bilbao, gracias al negocio familiar volvió a retomarlo. Su familia regenta la Panadería Pan Artesano Apestegui, con más de 100 años en funcionamiento en Sada.

“Los fines de semana hacía pan con mi familia y entre semana lo repartía en Bilbao a mis compañeros de clase o profesores”, narra Apestegui. En uno de esos repartos se le hizo tarde para “coger el metro” y un amigo le prestó su bicicleta, y ahí se acordó de “la libertad que te permite ir en bici a los sitios», termina DJ Reimy.

64762