El juez deja sin efecto la imputación de los periodistas de Cadena SER por informar sobre el sumario de los CDR

Cadena SER

El juez Juan Carlos Peinado, titular del Juzgado de Instrucción 41 de Madrid, ha dejado sin efecto la imputación por revelación de secretos que abrió contra 12 periodistas de ocho medios, entre ellos los redactores de El País Óscar López-Fonseca y Fernando J. Pérez, por informar del sumario por terrorismo contra nueve miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR), que se instruye en la Audiencia Nacional.

El magistrado ha admitido parcialmente el recurso contra la imputación presentada por la Fiscalía, con lo que los periodistas dejan de tener la condición de investigados y ya no son parte en el procedimiento por revelación de secretos, que sigue abierto y bajo secreto de sumario. Los periodistas ya no tendrán que acudir a declarar este viernes a los juzgados de Madrid, con sede en la Plaza de Castilla.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pidió el pasado miércoles remitir la solicitud de las defensas de siete miembros de los CDR, en prisión por terrorismo, de que se investigara la «filtración masiva» a algunos medios de comunicación sobre la causa contra ellos a pesar de que estaba bajo secreto de sumario. La Fiscalía entendía que esos hechos deberían ser considerados como una denuncia por revelación de secretos, por lo que se trataría de un delito del que no es competente la Audiencia Nacional y tendría que ser investigado por un juzgado de instrucción de Plaza de Castilla.

Las defensas de los miembros de los CDR quería que se investigase si esa «filtración masiva procede de la Guardia Civil o de la Fiscalía», a las que señalaban en su denuncia. Criticaban, además, que mientras ellos no tenían «el más mínimo conocimiento de los hechos» y solo conocían la imputación provisional que se atribuía a sus defendidos, los medios habían publicado de forma «exhaustiva» los autos, incluidos vídeos de la Guardia Civil sobre los registros practicados.

Entre las informaciones publicadas por El País están las sospechas de que los miembros de los CDR arrestados establecieron un «canal seguro» de enlace entre Torra y Puigdemont, un sistema de comunicación a través de la hermana del expresident huido en Bélgica. Este periódico también informó sobre los ensayos que los detenidos realizaron sobre posibles acciones en el boicot contra el Consejo de Ministros en Barcelona, o sobre cómo uno de ellos involucró a Torra en el plan de tomar el Parlament.

57661