El gran despegue de Juanma Castaño (COPE) en MasterChef Celebrity 6



Juanma Castaño

“Juanma te noto un punto de refinamiento extraordinario”, le decía Pepe Rodríguez al aspirante mientras presentaba su plato final de la prueba de eliminación. Muy lejos ha quedado ya ese Juanma pesimista y negativo que no quería entrar de lleno en el mundo de la gastronomía. Ahora, está claro que el periodista ha visto un nuevo mundo y se ha enamorado de él. “Le veo seguro de sí mismo, ¿qué te pasa?”, le preguntaba Samantha Vallejo Nájera con una enorme sonrisa en la cara. “Pues que estoy bien hombre, ya me siento a gusto, ya me he acostumbrado a trabajar con Miki Nadal cerca, poco a poco disfruto de los cocinados. Yo creo que todo bien”. La valoración de los jueces al plato de Juanma Castaño frente a Oriol Castro fue verdaderamente positiva y hasta el propio aspirante mandó callar a Terelu Campos, que estaba animando a Arkano, para escuchar mejor y aprender. “Noto un cambio en ti Juanma, no te reconozco en tu plato y creo que hemos superado esa mediocridad. Aunque aún no estamos en la excelencia”, remataba Jordi Cruz al degustar las elaboraciones.

Está claro que el impulso de Juanma en este sexto programa es abismal. Ahora está más preparado que nunca para luchar por la victoria, ya sí se toma MasterChef Celebrity 6 en serio. Se acabaron las quejas, el sentirse desplazado al estar rodeado de personalidades más fuertes, el verse superado en los trabajos por equipos… Ahora Juanma Castaño quiere ser el líder y va a luchar para que eso se refleje programa a programa. Lástima que su compañero de aventuras no pueda verlo, porque al igual que Juanma ha crecido en esta última entrega, Miki Nadal se ha hecho pequeño hasta abandonar las cocinas. Entre los momentos más cómicos de la noche, un Juanma Castaño imitando a Jordi Cruz valorando el plato de Miki Nadal diciendo que había creado un plato “sin reducir, sin tacto y sin personalidad”. Al final tanto jueces como compañeros le pidieron a Castaño que no se cebara y no fuera tan cruel con el plato de su compañero. La cara de Miki reflejaba las ganas de pararle los pies a Juama y demostrarle que puede hacer las cosas mucho mejor. Pero, no ha podido ser.

Una relación de amor y odio
Miki Nadal y Juanma Castaño comenzaron esta aventura odiándose y recordándose mutuamente todos los trapos sucios que se habían reprochado en el pasado. Por esta razón, la convivencia en cocinas no fue nada fácil para ninguno de los dos. Sin embargo, ambos aprendieron que como aliados todo era mucho más fácil que como enemigos y en las últimas entregas mostraban a los jueces el “aprecio” mutuo que habían conseguido tenerse. ¿Ayudará todo esto a perdonar todas esas heridas fuera del talent? ¿Se volverán a ver Miki Nadal y Juanma Castaño?

66404