El extraño final de Gemma Nierga en la cadena SER indigna a compañeros y oyentes

Gemma Nierga

La famosa periodista, figura mítica de la SER Catalunya, ha sido sustituida ya por Macarena Berlín, antes de lo previsto. La cadena no confirma si volverá o no.
Una triste despedida para quien ha dado su vida por la radio. Así es como Noemí López Trujillo analiza para El Español el polémico fin de etapa en la SER de Gemma Nierga.

Nadie habla mal de Gemma Nierga en la SER. Desde que pisó esta radio con apenas 22 años su voz ha configurado una identidad propia que ha acompañado a los oyentes durante tres décadas. Se la recuerda sollozando en “La Ventana” al día siguiente del asesinato de Ernest Lluch a manos de ETA. “Estoy convencida de que Ernest, hasta con la persona que lo mató hubiera intentado dialogar: ustedes, que pueden, dialoguen por favor”, dijo. Lo ha dado todo por la radio, y así la recuerdan quienes han sintonizado la emisora día tras día para escucharla.

Se esperaba una despedida grandilocuente, la que merecería uno de los pilares de la radio en España. Después de que el grupo PRISA anunciase que no le renovarían de cara a la próxima temporada, sus oyentes apuraban las horas que le quedaban a la periodista en su tramo de “Hoy por Hoy“. Sin embargo, muchos quedaron sorprendidos cuando el pasado lunes encendieron la radio y ya no estaba Gemma Nierga, sino Macarena Berlín.

Según las informaciones oficiales de la SER, Berlín sustituiría a Nierga a partir del 17 de julio. Sería la voz en “Hoy por Hoy” tras el tramo de Pepa Bueno, quien en verano será sustituida por Aimar Bretos. Pero el lunes 26 de junio ya no estaba Gemma Nierga. La cadena apenas ha dado explicaciones, solo que se encontraba  indispuesta. De hecho, ni siquiera la han mencionado en su propio programa, como suele ser habitual cuando la figura que lo dirige está enferma.

En la cadena no confirman que Gemma Nierga se haya ido sin decir adiós, tampoco que vaya a volver antes del 17 de julio, la fecha prevista para dar fin a su carrera en la que ha sido su casa durante tantos años. “Lo que aquí suponemos es que no va a volver. Han metido ya a Macarena Berlín, que estará todo el verano, hasta que  empiece Toni Garrido [el sustituto de Gemma Nierga de cara a la nueva temporada]. De todas formas, si vuelve va a ser todo un poco raro. ¿Qué sentido tiene que desaparezca una semana cuando son las últimas aquí? Gemma Nierga no se merece una despedida así, sus oyentes tampoco”, dice un periodista de la SER que prefiere que su nombre no sea publicado. Y añade: “Es una persona que ha venido a trabajar incluso cuando tenía serios problemas para hablar”.

El periodista hace referencia a los nódulos en las cuerdas vocales que le provocaron una afonía crónica a Nierga y por los que tuvo que someterse a diversas operaciones. A pesar de ello, el humorista y gran amigo de la presentadora Juan Carlos Ortega decía que tenía “un sol en la garganta”. “Tu voz es ahora mucho más bonita que antes; te lo he dicho muchas veces y nunca te lo acabas de creer. Poca gente tiene tanta luz al hablar, muy pocos consiguen subir el ánimo, como al tomarse un café, cada vez que dicen cosas a un micrófono”, escribía Ortega en una carta dirigida a ella y publicada en El Periódico.

Una vida dedicada a la radio

En mayo de 2014 Gemma Nierga anunciaba en antena una baja de tres meses debido a una operación “muy sencilla” de cuerdas vocales a la que tenía que someterse.
Nierga explicó en antena que garganta “pedía pasar una ITV, una revisión”. La periodista ya se había sometido a una intervención de garganta doce años antes. En ese momento fue también sustituida por Macarena Berlín, quien regularmente presenta “Hablar por Hablar“.

Después de su baja volvió con normalidad a su puesto de trabajo y hasta el momento no se había vuelto hablar del tema. No obstante, dentro de la cadena se ha vuelto a especular con que esta situación podría haber sido una de las causas influyentes, un ingrediente más en este explosivo cóctel que desencadenó la salida de la histórica periodista.

¿Qué hay de la eterna lucha de poderes entre ella y la también icónica Pepa Bueno? El Estudio General de Medios (EGM) refleja que Gemma Nierga ha perdido menos audiencia que Pepa Bueno en su tramo de “Hoy por Hoy“, a pesar de que ha mantenido históricamente muchos menos oyentes. En abril el medidor adjudicó al programa un total de 2,8 millones de oyentes, 57.000 menos que en la oleada de diciembre del año pasado. Por tramos, Pepa Bueno registró 2,4 millones de seguidores, 37.000 menos, y Gemma Nierga 1.083.000 fieles, 9.000 menos.

Si se comparan estos datos con otras radios, Nierga aumentó distancias con sus competidores, mientras que a Pepa Bueno le recortaron oyentes. No obstante, si hacemos un segundo análisis vemos que Carlos Herrera mantiene muy poca distancia (solo 147.000 oyentes) con el segundo tramo, unas distancias que se amplían hasta los 800.000 seguidores con la primeras horas de “Hoy por Hoy” a cargo de Pepa Bueno. Sin embargo, las tiranteces entre ambas de sobra es sabido que existen. Nunca lo reconocerán en público, pero en la radio (tanto en la sede madrileña como en la catalana) por todos es sabido.

Vivir para comunicar

La periodista catalana, que ahora tiene 52 años, tenía apenas 20 cuando entró pisando fuerte en el panorama mediático: presentadora de un programa de cine en Ràdio Vilassar de Dalt. Un año después estaba en TVE y ya en 1987, con 22, llegó a Radio Barcelona de Cadena SER. De ahí pasaría a “Hablar por Hablar” y participaría en “Hora 25“. Pero su fama llegó en 1997, año en el que no solo recibió un Premio Ondas como reconocimiento profesional a su labor en “Hablar por Hablar“, sino que se hizo cargo de “La Ventana” sustituyendo a Javier Sardá, programa que en aquel momento era líder en audiencia en su franja horaria.

Diez años después, en 2007, Gemma Nierga recibió otro Ondas justo cuando acababa de fallecer su madre. Tenía 42 años y tras una década al frente de “La Ventana“, era una estrella radiofónica. Fue en 2012 cuando aterrizó en “Hoy por Hoy“, al cargo del segundo tramo, justo después del de Pepa Bueno.

Pero no sería justo decir que Nierga ha dado su vida por la radio. En realidad, la ha entregado a la comunicación. La televisión también ha sido uno de sus hogares laborales. Decía en una entrevista que “algunos medios son máquinas de tejer odio”, pero ella no cesó en su empeño por escuchar y dar a conocer, por hacer del mundo un lugar diferente.

Quizá por eso la eligieron como presentadora de un programa que en aquel momento (1995) estuvo a la cabeza del progreso: “Mar de dudas”. “El destino en tus manos”. Se trataba de una serie interactiva en la que los espectadores decidían cuál sería el final de cada capítulo. Esto condicionaba los siguientes capítulos, claro, que fueron 13 en total y se emitieron en TVE. La serie era “Mar de dudas”, y el final elegido se debatía en “El destino en tus manos”, presentado por Gemma Nierga. A menudo, eran los propios actores (algunos como Toni Cantó, Cristina Marcos o Ernesto Alterio) quienes participaban en el debate. El programa en su conjunto incluía temas complejos cuyo tratamiento era un tabú todavía en la sociedad de aquel momento: violación a mujeres, familias monoparentales, visibilidad de la homosexualidad, integración de inmigrantes… No solo eso: las votaciones del público a la hora de elegir los finales demuestran que España no era tan pacata como quizá nos la pintaban. “¿Debe ser legalizada la residencia del inmigrante ilegal?”, se preguntaba en el capítulo 4. Y el público respondía que sí. Como también era afirmativa la respuesta en “¿Debe Gloria salir del baño para salvar a su compañero de piso de violador?”. O “¿Debe Gloria aceptar la proposición de matrimonio de Víctor para tener estabilidad emocional”. “No”.

La SER ha dicho adiós a la mítica presentadora, pero sus oyentes no. No fue así en el caso de Iñaki Gabilondo, a quien tras derivarle a Cuatro le hicieron una honrosa despedida a la altura de su trayectoria. A Nierga se le ha negado un cierre digno y en la SER Catalunya usan términos como “defenestración”. Como decía el periodista Gorza Zumeta, “una decisión de este calado en la radio es traumática, porque es una voz que ha acompañado a tanta gente, que forma parte de la marca, que nació de la cantera y que fue aupada por la audiencia. No se merecía ese final”.

49073