Dos jubilados residentes en Catalunya montan una radio veraniega en Samir de los Caños (Zamora)



Lara Blanco desde La Región nos descubre la iniciativa:
En un pequeño pueblo de Zamora, concretamente en Samir de los Caños, próximo a la frontera con Portugal, dos catalanes jubilados han unido fuerzas por una iniciativa radiofónica cultural para luchar contra la despoblación. Por azares del destino y, sobre todo por una buena amistad, Pepe Zurita (55 años) y Miguel Nocete (69 años) lideran el proyecto llamado: Radio Samir, con el que hacer visible este pueblo con pocos habitantes (197 censados).
Durante veinte días, coincidiendo con las fiestas patronales de esta localidad zamorana,Pepe y Miguel han emitido desde el dial 104.7 de la FM . «Hace cinco años, a nivel experimental, volvimos a poner en marcha Radio Samir y ya es la quinta edición con estudios propios, en una casa alquilada y en emisión», explica Pepe Zurita, uno de sus promotores.

En la realidad, Radio Samir nació hace muchos años en las manos de Miguel Nocete. «En 1992 comencé con una radio experimental para jóvenes, que duró dos años en emisión», relata Miguel. Los dos son de Badalona, de donde se conocen y el lazo que los une con Samir de los Caños es la mujer de Miguel, natural de esta localidad con pocos habitantes, de los cuales en invierno quedan menos de la mitad porque viven en grandes ciudades, y en verano se multiplican los vecinos que pasan allí sus vacaciones.

El objetivo que se esconde detrás de todo este trabajo es el de visibilizar Samir de los Caños dentro de su comarca, Aliste, una de las más despobladas de la provincia. «Poco a poco, muy lentamente, lo estamos consiguiendo. Queremos que a través de Radio Samir, Aliste adquiera más protagonismo con respecto al resto de comarcas de Zamora», cuenta Zurita. Este es uno de los motivos de que cada verano se reúnan. Trabajan para atraer a más personas a esta zona. «Es un terreno singular y estamos aquí para seguir juntando gente para evitar la desertización que se vive en muchos pueblos y para que Samir no decaiga», comenta Miguel Nocete. La situación ante la despoblación en Zamora y Castilla y León, al igual que en Ourense, es preocupante para Miguel. «Hay pueblos en los que quedan seis o siete personas, no queremos eso para Samir y para ello nos esforzamos cada año con la radio», apunta.

En noviembre
Aunque las emisiones terminaron por este verano, Zurita y Nocete regresarán con las pilas cargadas durante cinco días en noviembre y en mayo, cuando retomarán con Radio Samir, siguiendo los estatutos de su asociación cultural. Estas fecha tienen un sentido para Pepe: «En noviembre se organizan las matanzas de cerdos en casas, que antiguamente era en todas y ahora en muy pocas, entonces hemos escogido esa época por ello; en mayo lo haremos para trabajos de mantenimiento y conservación».
Este proyecto subsiste gracias a sus bolsillos, dado que no cuentan con apoyos económicos. «El Ayuntamiento nos ha ayudado con dejarnos poner el emisor en una caseta de agua y le estamos muy agradecidos», apunta Pepe. Pese a estas dificultades, dado que por la cualidad de ser una radio cultural no pueden hacer publicidad en la onda, tienen un equipo básico que les permite trabajar. «Empleamos material recuperado, en ordenadores, la mesa, los micrófonos de alta precisión y luego ya de buena calidad la antena, el emisor y el repetidor», apunta el promotor. Ambos han invertido, de manera altruista, 10.000 euros para disponer de todo lo necesario para dar vida a Radio Samir. «Trabajamos sin ningún tipo de ayuda, pero de igual modo es una satisfacción y es una ilusión animar el pueblo durante las fiestas», añade Miguel.
«Estamos aquí para seguir juntando gente y evitar la desertización», cuenta Miguel Nocete
Esta iniciativa ofrece un espacio para personajes de muchos campos diferentes. Escritores, biólogos, youtubers, niños, viticultores o apicultores han pasado por los micrófonos de este espacio radiofónico, todos tienen cabida en Samir. Zurita califica muchas de las entrevistas como «de gran interés cultural».
Pero aquí no solo participan samireños, este rincón de este pueblo fronterizo está abierto a todo aquel que quiera participar. «Damos cabida a todo el mundo, es la casa de los samireños y de los que no son de Samir, lo importante es que vengan con buenas intenciones a hacer el programa, que ya los hacen de pueblos colindantes», expone Pepe. La juventud es una parte importante que con su participación, unida a la de todos , hace «que se mantenga arriba y no decaiga el pueblo cada año», apunta Nocete.
La formación de Miguel en electricidad, junto con la de Pepe como técnico en comunicaciones, les ha permitido mantener cinco años en la onda, aunque de forma puntual, con Radio Samir. Zurita señala que con una buena conexión de fibra óptica podrían mantener las emisiones a lo largo del año: «Con el internet que tenemos no podemos ni encender el emisor desde Badalona por culpa de la poca velocidad», afirma Pepe. Esta situación es comprensible porque «no hay demanda» entre la población mayor que habita el pueblo durante todo el año, según cuenta Pepe.

56604