Carlos Herrera e Iñaki Gabilondo, juntos en COPE: «La radio seguirá muy viva dentro de 25 años»



Carlos Herrera e Iñaki Gabilondo

Los dos comunicadores, investidos este jueves Doctores Honoris Causa de la Universidad Europea, comparten un delicioso encuentro radiofónico ante alumnos de periodismo

Carlos Herrera e Iñaki Gabilondo han sido investido este jueves como Doctores Honoris Causa de la Universidad Europea. En las horas previas al acto, los dos comunicadores – premiados por su contribución a la profesión y a la sociedad en el ejercicio del periodismo – han participado en un coloquio sobre vida y radio que varios jóvenes alumnos han podido disfrutar en vivo y millones de personas a través de las ondas. «Que un claustro te acoja como un miembro más de su familia es un honor», ha dicho Gabilondo ante la distinción otorgada por la Universidad Europea. «Que uno, que es de provincia deprimida, llegue a un claustro universitario y te concedan su perla más preciada me da a mí y a mi familia una satisfacción enorme. A mi madre le hubiera gustado mucho ver este momento», ha señalado por su parte Herrera.

Los dos comunicadores soñaban desde niños con dedicarse a la radio. «La radio me obnubiló mientras estudiaba Medicina», ha asegurado Herrera. Para Gabilondo, ver desde fuera los estudios de radio ya era como un parque de atracciones. Los dos grandes de este medio, además, han admitido haber aprendido mucho el uno del otro. «Buena parte de lo que sé lo he aprendido de él. Iñaki sólo tiene un problema: cuenta mal los chistes. En lo demás es el mejor. Yo valoro mucho en él la serenidad. Es un compañero muy agradable», ha dicho Herrera. Un halago que le ha devuelto el periodista vasco. «Carlos es un superdotado para la comunicación. Puede desempeñar cualquier trabajo en este medio. Es la estrella por antonomasia», ha dicho. Los dos, además, han ensalzado la figura de Luis del Olmo. «Él fue quien revolucionó los programas matinales de la mañana en la radio», han dicho ambos. Entre ellos nunca ha habido enemistad o tensiones incómodos. «¿Quién puede entender mejor que yo lo que cuesta hacer un programa de radio? Eso deriva en una comunión de hermanos de galera. Las rivalidades pueden ser enconadas, pero deben sostenerse siempre en unos cimientos de respeto», ha dicho Gabilondo.

El periodista vasco acaba de dejar la SER y ha recibido un premio Ondas por su trayectoria. Por su parte, Herrera ha admitido que piensa estar mucho tiempo en el medio. «Yo nunca dejaré la radio. Dejaré determinados ritmos de trabajo o cuota de presencia. Pero yo seguiré haciendo Radio Carlitos Deluxe hasta que me echen. ¿La disciplina de hacer un programa de seis horas de duración? Eso sí tendrá una fecha limite, pero que no sé cuál es», ha dicho.

¿Y cuáles han sido los mejores y peores momentos de cada uno en la radio? Herrera lo tiene claro. «El peor es cuando no tienes ideas y crees que se te ha agotado el nervio creador. Eso me ha venido sobrevenido en algunas ocasiones. Y el mejor momento es cuando se enciende la luz del directo a las seis de la mañana. Saber que hay una persona al otro lado que me está escuchando», han dicho. Un aspecto positivo que también comparte Gabilondo. «Hay un oyente que nos va a oír y nos va a creer. Esa conciencia constituye para mí la mayor emoción y el mayor compromiso. ¿Y el peor momento? Cada vez que dábamos una noticia sobre un atentado terrorista. He tenido unos desgarrones personales profundos», ha expresado.

Los dos han hecho autocrítica al haberse «precipitado» en dar algunas informaciones y han subrayado que las diferencias editoriales «son evidentes y saludables». Aunque Gabilondo también ha matizado que siempre «hay que ser muy respetuosos con los hechos y los preceptos que el oficio exige». En lo que también ambos coinciden es en el largo futuro que le espera a la radio. «Seguirá viva. Lo pertinente y lo extraordinario es que dentro de 25 años habrá otros canales de comunicación, pero la radio seguirá significando lo que significa ya hoy para la sociedad española», han concluido.

66438