Argentina: Adelanto del libro «36.500 días de radio», de Carlos Ulanovsky



36.500 días de radio

En 36.500 días de radio Carlos Ulanovsky recorre con conocimiento de causa y mucho amor el siglo de vida de la radiofonía argentina, en un repaso histórico por el dial que se vale de la voz de sus protagonistas, pero sobre todo de recuerdos y anécdotas, acompañados por un entrañable material fotográfico de archivo de ayer y hoy. Aquí, un adelanto de la mano de pagina12.com.ar.

A partir de 1940 y durante 22 años (luego el ciclo tuvo otra etapa, hasta avanzada la década del 60) hubo un programa que casi no admitió fisuras, ni provocaba dolores de cabeza, tal vez porque su principal auspiciante en el tiempo fue el analgésico Mejoral. Los Pérez García salía por Radio El Mundo de lunes a viernes, inicialmente escrito por Oscar Luis Massa, más adelante reemplazado por Luis María Grau, quien fue responsable de los guiones por mayor tiempo. Así lo definió el hombre que lo largo de décadas le dió vida esta familia inefable. “Son el compendio de todos nosotros, nuestros vecinos, nuestros amigos, los desconocidos que pasan a nuestro lado. Son esa inmensa mayoría cuyos conflictos, graves o insignificantes, siempre serán importantes para alguien. Para comprenderlos no se necesita otra cosa que haber sabido formar un hogar”, escribió Grau.

Y de este modo caracterizó a los personajes de la historia: “Don Pedro, Doña Clara, Luisa, Raul, Mabel, Tito, el mejor amigo de la familia, Castilla, su esposa Catalina, Cachito… Ellos no saben de crímenes de guerra, ni de problemas sociales o políticos… solo se conmueven ante el drama familiar o ante el problema hondamente humano… Se me podrá reprochar que esto no es la representación cabal de una familia de nuestra época, pero ¿no es mejor que de vez en cuando encontremos gente incontaminada y con una nobleza a toda prueba?”.

En los años en que Los Pérez García estuvo en el aire no existían los variados y sofisticados procedimientos de verificación de audiencia como los que existen ahora. Pero, cada tanto, se las arreglaban para comprobar la popularidad y el alcance del programa. Van algunos ejemplos.

El programa se iniciaba con un efecto de teléfono sonando. Atendía rotativamente algún habitante de la casa y a partir de un momento la llamada tenía una dedicatoria que, aunque tenía estirpe de clave neumática, era sencilla de descifrar. Podían decir: “Sí, Mario, el zapatero, está la casa de los Pérez García” o “la abuela Ignacia que se recupera de una intervención” o “Para Coco,hincha de Chacarita”. De inmediato, y por varios días, la o el aludido recibía centenares de confirmaciones. “¡¡¡Te nombraron los Pérez García!!!”. O de preguntas, consultando si, efectivamente, se trataba de ella o de él.

Mabel entró al hogar de Los Pérez García como mucama, pero es forzada, honesta y enemiga de las trapisondas, se ganó de a poco la confianza de sus patrones y, como si fuera poco, enamoró al niño Raúl. Acontecimiento para nada conformista, y que no pocos interpretaron como representativo de las innegables oportunidades de ascenso social que generó el peronismo. A principios de 1955 estos novios anunciaron su próxima boda. El programa planteó, como concurso, una adivinanza: ¿en qué día de septiembre se casarían Mabel y Raúl? Las más de 300 mil cartas que llegaron (y que colmaron una oficina completa de la emisora) fueron una comprobación más de la popularidad del ciclo. Más de 75 mil acertaron en que la fecha sería la del 21 de septiembre, pero solo dos afortunados se quedaron con un gran regalo: 5 mil pesos para cada uno, una fortuna para la época. No fueron pocos los que se privaron de opinar acerca de la inconveniencia de que se casaron dos personas de distinto origen social.

En noviembre de ese mismo año fallece el Actor Martín Zabalúa, el protagonista del jefe de esa familia. Durante más de un mes el de filo y docentes por la emisora fue incesante. Todos llegaban acongojados para ofrecer su pésame por la muerte de don Pedro, a quién consideraban alguien de su propia familia y, de paso, acompañar el sentimiento de adiós Clara. El guionista decidió que el personaje permaneciera en su condición de viuda.

36.500 días de radio será presentado este jueves por el autor, acompañado por Héctor Larrea, Mikki Lusardi, Víctor Santa María y María Seoane, con la moderación de Teté Coustarot. Será desde las 19, con transmisión en vivo en www.youtube.com/Pagina12

60670

loading…