Andrés Caparrós (Gran Vía Ràdio) sorprende con su aparición en ‘La Voz senior’ de Antena 3 TV



Andrés Caparrós

Joseba Fiestras escribe en El Correo que ‘La Voz Senior’ arrancó con drama. El veterano periodista y cantante Andrés Caparros apareció por sorpresa en el escenario para cantar la copla ‘Antonio Vargas Heredia’, pero no obtuvo la respuesta lógica por parte de los jueces. Ninguno de ellos se giró, provocando el llanto de los nietos del comunicador que aguardaban en la sala contigua junto a Eva González. Y cuando el cuarteto se dio la vuelta y vio quién había participado se quedó hecho polvo. Caparrós restó importancia al gesto. «Para mí ya es un regalo estar aquí y actuar para este público», afirmó. Y los expertos no salían de su asombro. Pastora Soler corrió a abrazarle entre lágrimas, disculpándose por no haber apreciado su presencia. «Si fue él quien me dio mi primera oportunidad cuando solo era una niña en su programa ‘Quédate con la copla’. Me trató con un cariño infinito que nunca olvidaré», se excusaba muy emocionada. El aludido quitaba hierro al asunto muy galante, y eso que había reconocido antes de salir a escena que lo que más ilusión le hacía es que Soler pudiese reconocerle, ya que se acordaba mucho de ella.

David Bustamante tampoco pudo evitar el llanto. «Vecino, perdóname», suplicaba el cantante. Mientras la presentadora consolaba a los nietos de Caparrós, Rosana también se acercaba al célebre locutor de radio que insistía, con mucha elegancia, en que no pasaba nada. Y Antonio Orozco ni siquiera podía levantarse de su asiento roto por la impactante situación. Caparrós aprovechó para lanzar un mensaje tranquilizador: «Yo empecé mi vida en la radio cantando en un concurso de cantantes noveles y ahora, en mi epílogo, que todavía no ha llegado, me alegra haber vuelto a espacio similar». Y recordó que las tablas que pisaba le resultaban muy conocidas. «En este mismo teatro hice ‘Sorpresa, sorpresa’ con Isabel Gemio. Me ha encantado volver, aunque sea de una manera tan fugaz», evocaba el comunicador de 76 años.

Cuando el veterano intérprete abandonaba el lugar, Orozco quiso acercarse muy afectado. «Perdona nuestra ignorancia, maestro», le decía antes de fundirse en un sentido abrazo. Caparrós agradeció el gesto y se marchó sonriendo. «Mejor no pensarlo más porque si no no levanto cabeza», aseveró Pastora Soler destrozaba y secándose las lágrimas. Y los llantos del comienzo no fueron los únicos. Rosana se emocionó mucho por no apretar el pulsador y reconocer el talento de una experimentada banda con medio siglo de trayectoria a sus espaldas. La otra cara de la moneda la dio Orozco al reconocer en los primeros compases a Nicole Floole, un cantante de Indonesia que, con 82 años, decidió volver a probar fortuna en el ‘talent’. El año pasado se presentó y ninguno de los jueces, incluyendo Orozco, se dieron la vuelta. Esta vez el cantante catalán sí acertó y celebró la segunda oportunidad. «El año pasado lloré por no darme la vuelta», admitía abrazando al concursante, ahora con infinita alegría.

62064

loading…