30 aniversario del Grupo La Comarca (Radio La Comarca, Radio Caspe y Matarraña Radio)

Radio La Comarca

23 personas forman parte del equipo del grupo de Comunicación La Comarca con compromiso no solo con el territorio, sino con todos sus vecinos
Un equipo formado por 23 personas polivalentes entre periodistas, agentes comerciales, operadores de cámara, diseñadores y personal administrativo se encargan cada día de poner voz a un territorio rural que se reivindica a sí mismo y que trata de salir adelante en un tiempo complicado con problemas tan graves como la despoblación, la falta de servicios y la ausencia de infraestructuras capaces de impulsar el desarrollo económico que sus gentes merecen.
El periódico La Comarca se ha convertido en estos últimos 30 años en una de las vías para clamar justicia y apoyar todas y cada una de las iniciativas y oportunidades que emanan de esta tierra rica, sobre todo, en valores.
Trabajar en La Comarca requiere, por tanto, un compromiso no solo con el Bajo Aragón Histórico como territorio, sino con cada uno de los vecinos que cada día se esfuerza en salir adelante; en liderar un proyecto social, empresarial, cultural, solidario o deportivo. En definitiva, de dar visibilidad a todas y cada una de las cosas que ocurren o que están por venir, por insignificantes que parezcan, para demostrar que el Bajo Aragón Histórico está vivo y lo seguirá estando.

«Poner voz a todos los problemas es fundamental y eso sólo lo consigue un medio de comunicación independiente. En el mundo rural es complicado y, en este momento, hay muy pocos medios multiplataforma en España. En Aragón, desde luego, ninguno como La Comarca», dice la redactora Jefe, María Quílez, después de ocho años en Alcañiz. Reconoce que hay momentos complicados y muy difíciles ya que la implicación personal en muchos de los temas que los periodistas abordan es inevitable y muy habitual. «Pero las personas que conoces, que te abren las puertas de sus casas y que te agradecen tu trabajo te recompensan todo», apunta.
«Como un máster de periodismo en el medio rural me definieron este trabajo cuando llegué y corroboro que así ha sido y que así sigue siendo porque, por fortuna, después de casi once años, sigo aprendiendo», explica la periodista Beatriz Severino. «Aquí siento el periodismo como un oficio que cada día me da la oportunidad de trabajar en libertad y en proximidad con gente increíble en la calle y también en redacción», añade.
La periodista Laura Castel recuerda que La Comarca y ella nacieron tan solo con unos meses de diferencia, en 1987. «Mi vinculación comenzó hace ya casi ocho años. Supuso mi primera oportunidad laboral después de la universidad y la posibilidad de crecer profesional y personalmente con nuevos retos en un periodismo, el local, que es fundamental para el desarrollo de un territorio», destaca. «Da igual que afecte a uno o a 10.000, no hay nada más satisfactorio como que una información ayude a cambiar una situación injusta», añade.
Para Jorge Pérez, uno de los diseñadores que trabaja en el departamento de maquetación, lo más importante es poder trabajar de lo que ha estudiado. «Y sobre todo poder hacerlo en mi tierra, donde siempre he querido vivir», dice. Destaca, además, la satisfacción de «formar parte de un proyecto histórico de máxima importancia para el territorio».
Su compañera, Andrea Espejo, lanza un mensaje optimista en el que destaca aspectos fundamentales que hacen de la redacción del periódico un lugar agradable en el que trabajar. «Compañerismo, dedicación, esfuerzo y muchas horas hacen que juntos en esta redacción hagamos de nuestro trabajo vuestro periódico. Me senté delante de este ordenador con 21 años y entre las 32 páginas que leéis martes y viernes he crecido laboralmente y personalmente. Carácter, ganas y sueños no nos faltan, ¡vamos a seguir creciendo!».

Todos los días en las ondas

El periodista Pablo Marqués, desde de Radio La Comarca, incide en la labor cercana y de proximidad que aporta el medio a todos los oyentes bajoaragoneses. Considera de «vital relevancia» contar con un medio de estas características para crecer como sociedad y que nuestras reivindicaciones puedan llegar desde aquí a Teruel, a Zaragoza e incluso a Madrid», recalca.
Su compañero Javier Vílchez ha vivido prácticamente toda la historia de este medio y, después de 25 años de profesión, da las «gracias». Como responsable de la sección de deportes destaca que «ha sido, es y seguirá siendo un auténtico placer dar a conocer las gestas de personas, equipos y clubes del territorio allí donde se produzcan porque esta tierra, nuestro Bajo Aragón Histórico, así se lo merece y que mejor hacerlo que en las páginas de nuestro, de su periódico».
Para Alicia Martín, periodista recién incorporada a la redacción de Radio La Comarca, comenzar a trabajar aquí ha significado «ser consciente de los problemas y también de la viveza de la provincia». «Convencida de que aquí no tendría futuro, había apartado la vista de Teruel y ¡Vaya error! Sin duda, La Comarca ha supuesto darme cuenta de que aquello que tenemos tiene un gran valor que debemos ensalzar y defender. Nuestra provincia tiene muchos posibles futuros, de la tenacidad e implicación de sus gentes dependerá cuál de todos se imponga», opina.
Desde la redacción de Radio Caspe, la periodista Laura Quílez incide en el hecho de representar «a los pueblos que amamos, esos lugares que nos han hecho ser quienes somos». Se muestra afortunada y no elude la «gran responsabilidad» que conlleva compartir todo lo que los vecinos quieren decir desde nuestro medio. «Además queremos que sepan que siempre lo hacemos con respeto y dignidad», señala.
En Matarraña Radio, Javier de Luna destaca que recorrer los pueblos del Bajo Aragón Histórico supuso desde el primer día para él «impregnarse del sentir de la población; de sus quejas, sus alegrías, sus penas y sus emociones». «Lo más bonito es no dejar de sorprenderse día a día, a través de los micrófonos de Matarraña Radio, de las ideas e iniciativas comerciales, culturales, políticas y asociativas que personas anónimas ponen en marcha para sacar adelante el territorio», indica. Para él, intentar transmitir a través de las ondas y de una imagen «el sentir del territorio» es un privilegio.

«Larga vida a La Comarca»

El departamento de publicidad trabaja cada día para poder sacar adelante cada ejemplar, cada programa de radio, cada boletín informativo y cada emisión. La directora de Relaciones Institucionales y Empresariales, Alejandra Gil, hace hincapié en el «ADN del grupo». «Siempre hemos sido un medio peculiar, con personalidad, pequeño, rural y con un ADN muy particular. A mí eso me gusta. Me embaucó la primera vez que trabajé aquí y lo sigue haciendo en esta nueva etapa. Es un reto y como todos los retos, conllevan dificultad, pero también muchas satisfacciones. Yo creo que en estos 30 años, ha habido más de estas últimas», señala al mismo tiempo que desea una larga vida a este periódico «tan genuino» del Bajo Aragón.
Este deseo es compartido con Laura Abadía, responsable comercial del periódico. Para ella, La Comarca significa una parte muy importante de su vida. «Es algo muy mío que, además, me ha regalado grandes amistades a lo largo de estos años, muchas risas y emociones», subraya. Destaca que el trabajo, esfuerzo y retos a los que se ha enfrentado, le han aportado un crecimiento continuo en el ámbito profesional y en el personal.
En la misma línea se manifiesta Raquel García, responsable comercial de Matarraña Radio. «Mis nueve años aquí han sido una superación constante, esfuerzo pero también alegría y recompensa, trabajo en equipo, fuente de conocimiento y grandes amistades», dice.
Tras casi 20 años compartiendo su vida con el Grupo de Comunicación La Comarca, Marisa Bardavío incide en que forma parte de su historia. «Son muchos momentos compartidos, grandes amigos por el camino, un gran orgullo formar parte de este equipo», resume.
Quien ya supera los 20 años en la empresa es Belén Bel, la secretaria general. «Son ya 20 los que llevo disfrutando de venir a trabajar cada día, aprendiendo de cada uno de ellos y compartiéndolos con los mejores compañeros que se puede tener», explica.
A su lado, en el Departamento de Administración, está Esther Arnas. «En estos 11 años que llevo trabajando he aprendido mucho tanto personalmente como profesionalmente», dice. «Destacar el trato de cercanía y familiar que hay en el equipo que formamos el grupo de comunicación Intentamos que cada persona que llama o viene a nuestras oficinas solucionar los problemas que nos expone y darle el mejor trato posible», añade.
Por su parte, Ángel Salvador, responsable comercial de Radio Caspe, coincide en cómo en los 14 años que lleva trabajando en La COMARCA ha madurado como persona y como profesional. Aprovecha para «agradecer la confianza a todos y cada uno de los clientes que han creído en mí todo este tiempo».
Lidia Gros, responsable de producción y publicidad de la web, explica: «formar parte de La Comarca es crecer junto a un equipo, ser tu mismo, brillar, identificarte con su esencia y sus valores, creer en ti y recorrer un camino con pasión afrontando los retos que nos aguardan en el horizonte», afirma. «Cuando la vida te regala personas extraordinarias, uno solo puede sentirse agradecido», señala.
«A mí La Comarca me ha dado la oportunidad de empezar mi trayectoria laboral en un medio de comunicación de gran repercusión local, con un gran equipo», agrega María Ibáñez, agente de publicidad del periódico.

Detrás del objetivo
En el departamento de contenidos audiovisuales, Alberto Gracia aprovecha para destacar cómo ha cambiado la forma de trabajar con la llegada de las nuevas tecnologías en el ámbito de la imagen. El 30 aniversario del periódico coincide con sus 20 años de profesión e insiste en sentirse muy afortunado de recorrer el territorio mostrando sus costumbres, fiestas y tradiciones. «La televisión online tiende al entretenimiento pero no cabe duda de que también está en los momentos difíciles para dar la mejor información», reflexiona.
Juan Peñalver, por su parte, agradece la oportunidad que le ha brindado el medio para «aprender aun sin tener casi experiencia». «Desde el primer día, me han tratado como a uno más y me han enseñado muchísimo, sobre todo, que el trabajo en equipo es posible y que con esfuerzo y constancia siempre se consiguen los objetivos», recalca. «Quiero dar las gracias también a todas aquellas personas que hacéis posible nuestro trabajo con vuestra participación y, por supuesto, a mis compañeros por hacerme sentir parte de esta gran familia desde el principio».

53899

Puedes comentar la noticia

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*