Bases del conflicto en Ràdio Sabadell (I)

Radio Sabadell

Jordi Serrano es el Rector de la Universitat Progressista d’Estiu de Catalunya y ha publicado en el Diari de Sabadell la primera parte de su análisis de la crisis aguda que se vive en Ràdio Sabadell.
Amo a Radio Sabadell (RS). Quizás el conflicto más grande del nuevo gobierno de la ciudad es sin duda alguna el generado en RS. Vayamos por partes. Fui uno de los cinco primeros tertulianos de la radio. Recuerdo con añoranza aquellos tiempos donde un solo tertuliano tenía que leer todos los periódicos y hacía un diálogo con el conductor del programa. Son los tiempos de los pioneros con Joan Cartañà, un periodista de pura cepa.

Una de las afirmaciones de fondo de la crítica RS es que era progubernamental.
Con esta crítica tenían razón. Crítica que se hace, de hecho, a todas los medios de comunicación públicos. Ahora bien si preguntas, en qué programas y en qué momentos se notaba este deje, el 95% no te saben decir nada. El problema es que el establishment no escucha la radio local. De este desconocimiento se deriva una parte del desconcierto actual. Han desaparecido tres programas «La Caja de Pandora» de Albert Beorlegui del mundo de la cultura y el teatro, de entrevistas «De bona pell» de Jordi Tarradas y el del mundo sardanístico y la cultura popular «Espírit de festa» de Jordi Saura que continuó el mítico programa dirigido por Lluís Subirana referente y envidiado a escala catalana. ¿Han desaparecido por seguidismo de las políticas del gobierno anterior? Ni hablar. Sólo alguien que desconoce totalmente a sus conductores y sus programas lo puede afirmar. ¿Por qué se han cargado estos programas pues? Porque eran muy caros, dicen. Sólo alguien muy desinformado puede afirmarlo. La remuneración era simbólica.

Se dice que ahora se opta por un modelo en el que las entidades hacen los programas.
Creo que es un error. Hay comunicadores y periodistas que lo sepan hacer y además la relación con las entidades siempre había sido muy buena.
Antes de contratar a tres personas, con un coste de más de 120.000 euros, había que ordenar la casa.
El desconocimiento es tan bestial que incluso se ha llegado a informar que ahora desde la radio no se hace seguimiento de las noches electorales «porque no se ha hecho nunca». Puedo decir que he sido comentarista de casi todas las noches electorales en la radio desde tiempos inmemoriales.

Desde hace unos años con la informatización de los resultados tienes la ventaja de que desde una pequeña radio como nuestra sabes los resultados al mismo momentos que las más grandes y además puedes dar información de los resultados locales, lo que obviamente no harán las radios nacionales Pero que RS sea un producto de los gobiernos socialistas no debería ser decisivo en el juicio que se hace, por esa misma regla de tres, deberíamos cerrar todas las guarderías menos una y casi todas las bibliotecas municipales.

Otro argumento utilizado es «Radio Sabadell no la escucha nadie». A mí me lo dijo un responsable institucional y pensé: esto se debe poder saber de forma racional.
Y efectivamente al cabo de dos horas encontré el estudio que hizo el «Barómetro de la comunicación y la cultura», noviembre 2012 de la Fundación Audiencias de la Comunicación y la Cultura dirigido por Salvador Cardús y el estudio de audiencia que encargó el actual gobierno de la ciudad a la empresa GESOP y editado en julio de 2016, es decir, muy actual. Me ambos estudios se deja muy claro que RS es una emisora muy escuchada y muy bien valorada. Casi todos los sabadellenses conocen la radio (94%).

Cada día escuchan la radio entre el 2,4% y el 3,4% de la población esto quiere decir entre 4.000 personas y 6.000 personas. Una vez a la semana un 15% que son 26.000 personas. Se declaran oyentes de RS un 23% que suponen 39.000 personas. No hay ningún otro medio de comunicación local con este nivel de impacto. Tal vez sólo el Diari de Sabadell y además distancia ISabadell y después Nació Sabadell. ¿Por qué pues tantas mudanzas? Hablaremos la próxima semana.
«El problema es que el establishment sabadellense no escucha la radio local».

47466